opinión

Explota el globo

El mundo, como una piñata que revienta y no alcanza para todos. La metáfora de la columna de Marcelo Padilla este lunes.

Explota el globo

Es una piñata con caramelos y chupetines. Estoy parado en una silla y levanto el brazo con el globo agarrado y unos de mis pibes salta y no llega, prueba una y otra vez y no llega. Abajo hay niños y niñas. Los miro desde un ojo de pez y son caritas ampliadas, bocas anchas. Esperan que explote el globo. Gritan cuando salta mi pibe con un escarbadientes largo. El globo es duro, de goma dura. Tal vez por eso no explote de un golpe. Bajo el brazo para que la estocada sea de una buena vez.

El piso está repleto de caramelos y chupetines y los niños se amontonan como cachorros buscando una teta en el piso. Como si el piso fuera una perra madre estirada con las patas abiertas dejando todo el pecho y la panza libre para sus hijos. El globo ya no es más que pedazos de goma esparcidos por el living de la casa. Hay piolas sueltas y un retumbe por la explosión.

*****

El globo es ancho, el mundo es ancho y largo. No infinito pero lo suficientemente grande como para que quepan africanos y chinos, argentinos, paraguayos y sirios. Húngaros y polacos. Guatemaltecos y norteamericanos. Hay lugar para los alemanes y para los rusos. Podría seguir la lista. Lugar hay. Tierra hay, agua hay.

La ecuación no da, entonces. La foto con el niño muerto en la arena recorre los más de doscientos mil medios de comunicación que deben haber en el globo. Medios alemanes y norteamericanos, argentinos y paraguayos, guatemaltecos. Medios. Imágenes, fotos. Estampas del dolor en la piel del mundo que ya es un puerco espín. El mundo duele y hace doler. Los oligarcas de toda la faz de la tierra se sienten conmovidos por ese niño muerto en la arena, a los pies del mar y arman una fundación en medio de un brindis.

****

Todo va a parar a la papelera de reciclaje. Las fotos, el niño, los refugiados, los caramelos, los chupetines y los restos del globo explotado. En la repartija, o mejor, en la rapiña ganan más, los más grandes. Los niños de nueve se llevan a sus arcas diez o doce caramelos por pera y unos cinco o seis chupetines. Los de tres o cuatro, apenas dos caramelos, o un solo chupetín. El reparto no es reparto. Ahí actúan los grandes, los padres y los tíos, para que se empareje la cosa, luego del conteo de la desigualdad. Algunos ceden. Otros no.

****

Es domingo a la tarde y veo un documental sobre CándidoLópez, el pintor que retrató la guerra contra el Paraguay. La guerra infame de La Triple Alianza. Las pinturas de CándidoLópez muestran las batallas y los muertos y la sangre. Los soldados no tienen ojos ni boca. Los muertos son los únicos que ven el fin del mundo. Sólo los muertos tienen ojos bien abiertos y bocas en O. Una matanza en la que participamos como país de la mano de Bartolomé Mitre, el fundador del diario independiente La Nación, que era El Clarín de la época. 1865-1870. Cinco años asesinando paraguayos.

****

El globo inflado tenía unas vetas de colores verdes y marrones claras, naranjas y rojas. Recuerdo, ahora, que ya no es globo porque todo globo es, cuando es inflado. La torta de cumpleaños se reparte por raciones. Grandes para los grandes y chicas para los chicos. Así son los cumpleaños. En la celebración hay felicidad y una especie de socialismo de los alimentos.

El mundo no vive de cumpleaños. El mundo vive enterrando gente. La desigualdad en el mundo es la parca que aparece en las zonas lejanas de los centros. Es un fantasma en las periferias. La desigualdad está en la naturaleza del proceso de acumulación. Hay humanos aptos y restos de humanos no aptos. El sentimiento político vibra desde los palacios para frenar las olas de un mar tenebroso que amenaza. Es la contradicción de las jerarquías. No todos pueden. No todos llegan. No todos quieren.

****

Es lunes de noche, madrugada y vigilia. Seis o siete de la mañana y oscuridad en el barrio. Las bolsas de basura ya no están. No abro los diarios. No veo las fotos. Voy, directo, a darle de comer a los peces y a mi perra. 

Opiniones (6)
20 de octubre de 2017 | 13:46
7
ERROR
20 de octubre de 2017 | 13:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. osky:Tratar de explicarte algo a vos es como predicar en el desierto.Seguí intentando de entender y/o descifrar la guía telefónica.Dale,algún día podrás decir EUREKA (no,no es un vecino que tiene teléfono)
    6
  2. tatekieto: POR LO QUE VEO A SCIOLI NO LO VAS A VOTAR, PERO EXPLICAME ALGO DE MACRI ASÍ ME VOY DECIDIENDO (LO DE CN5 ANOCHE FUE FULMINANTE Y EN NADA PARECIDO A COMO LO PRESENTA LANATA) CONTAME.....
    5
  3. MP: saquear un país con la corrupción flagrante es otro modo de hacer la guerra: un modo soft (así suena re-cool, vistes?). Copar todo con militantes sumisos, adictos en todo sentido, que formen las redes de contención y protección que brinden la impunidad necesaria - es buscar los mismos objetivos que otros con las guerras cruentas y atroces de una. Así que no seás cínico hipócrita: emití menos plañidos y mirá delante de tus narices qué hiciste para impedir el saqueo de la Argentina por parte de las hordas K. Para mí, vos sos parte del circo.
    4
  4. No creo que, simplemente sea una cuestión de ideologías políticas, por lo que escribe MALADIE, en su comentario. Habría que urgar más en lo profundo de las avaricias y maldades, de los hombres. Hay una frase que pinta de cuerpo entero a la corrupción que estamos viviendo, y que no es exclusividad solo de los Cristinistas, o como quieran llamarlo. EL QUE ESTE LIBRE DE CULPAS, QUE ARROJE LA PRIMERA PIEDRA. El hombre que dijo ésto defendiendo a los pueblos victimas de la corrupción, desde que el mundo es mundo. Pero, terminaron crucificándolo . Y nada cambia bajo el cielo, la codicia, la angurria,etc.etc, el hecho de buscar culpables siempre, en el bando opuesto, pareciera ser que nos libera de culpas. Siempre el otro es el culpable, yo, nunca. Y así estamos , cada vez peor, sin responsabilidades sociales y respeto por el prógimo, no habrá destino de paz para el mundo. Eso creo yo. Gracias
    3
  5. ¿Qué te extraña de lo que pasa? Si acá vas a Formosa, al Chaco y le sacás una foto a los pibes del impenetrable (el único impenetrable es Capitanich, por la dureza de su jeta), vas a encontrar cientos de chicos, incluyendo varios muertos, como el que la mamá iba llevando por la selva y se le murió en el camino, de hambre. Andá, que te repartan ravioles de los tuyos en la Rioja, y no hace faltas la Nación o Clarín, andá y preguntales en la 9 de Julio en Buenos Aires, donde hace nueve meses que están en una carpa y tu jefa espiritual no los recibe. En cuanto a los paraguayos, es cierto, se mataron miles, ¿te preguntaste cuantos murieron en Ezeiza entre ustedes mismos, al llegar el pedófilo? ¿o de quién era amigo el pedófilo? ¿no era amigazo de Stroesner, bastante mas recordado por los paraguayos que a Mitre?. ¿o de Franco, democratazo de aquéllos? Empezá por casa, que sería similar a decirte empezá por San Juan de tu Domingo Faustino, el primer genocida de este país, donde deberías volver.
    2
  6. Si Padilla, hay injusticia y desigualdad en el mundo. Pero no hay que viajar tan lejos, mire a Formosa, en el norte de la Argentina. ¿La conoce? Ahí hay 28 niños desnutridos por cada 1000. Un escándalo que nuestro país, productor de alimentos que podrían satisfacer a 300 millones de personas no ha podido alimentar a sus propios pobres. No delire, no trate de resolver problemas globales desde la comodidad de sus ideítas, hay una humanidad sufriente y necesitada apenas uno abre la puerta de su casa después de 12 años de un gobierno corrupto e ineficiente al que usted apoya y defiende ciega y tontamente.
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México