opinión

Carlitos Tevez: villero, millonario, puro, rústico, ejemplar

El jugador de Boca encara todo un modelo social que dispara elogios y aprobaciones en sectores diversos. El saludable “modo de ser” de un exitoso. 

Desde siempre, los ídolos populares del deporte, citemos al pasar a algunos de nuestro país -Fangio, Gatica, Monzón, Maradona y Carlos Tevez- han sido cargados con un sino trágico: la necesidad de mostrarse ejemplares, sin mella ante los impiadosos ojos de los píos.

Hoy triunfantes, millonarios, aplaudidos; ayer pobres, ignorados e invisibilizados, se les ha pedido, nada menos, que se ajusten a un modo de ser: que se transformen en “gente como uno”.

Tevez fantino

Algunos podrán ser un poco más políticamente correctos -un Fangio, un Ginobili, ni hablar de un Valdano- pero lo cierto es que, en su gran mayoría, ellos, claramente, no son “gente como uno”: son héroes populares que provienen de sectores populares donde los modos de ser y de parecer, son otros. Ellos son como son y no como vos querés que sean.

Lo cierto es que la ejemplaridad social es -como buena hija de la cultura- una construcción social: los ejemplos a seguir suelen ser tantos, como sentencias y balanzas existan y quienes normalmente se enfocan en pedir ejemplaridad, suelen quedarse en el discurso, sin pasar a los hechos, al ejemplo, precisamente. Del mismo modo, quienes construyen ejemplos que impactan en el tejido social, suelen ser personas en armonía con el silencio.

Mientras brillan, los héroes populares son disfrutados masivamente, en hechos y palabras, pero, después, cuando dejan de triunfar -para ellos, también el tiempo es severo-, entonces aparecen “los soldados de la virtud” para no perdonarles sus deslices discursivos y sus conductas de vida. Los condenan, justamente, por no ejercer la circunspección y hasta cierto modo de obediencia social ante la “gente como uno”.

Castro maradona

- Me gustaba como deportista, pero ahora que se calle la boca y se retire, opinan de ellos.

Así, se pide -se ordena, se sentencia- a los ídolos populares que se comporten como aquello que no son, que nunca han sido. Y el caso de Diego Maradona es paradigmático al respecto. Los amores y odios que D10go acarrea tienen directa relación con sus modos de reaccionar ante una inverosímil realidad que lo acucia con protagonismo planetario, desde que tiene 15 años, y en la que decidió no ajustarse a los parámetros exigidos de lo políticamente correcto vociferados por la mass media para solaz de los "bien pensantes".

Por eso, tal vez por eso, el músico francés Manu Chao le ha cantado ese estribillo que destila hondura, naturalidad y lucidez: “Si yo fuera Maradona, viviría como él”.

 

Ahora, en Argentina, tenemos de regreso a Carlos Tevez, quien rechazó muchos millones de dólares para venir a jugar al país otra vez, en plenitud física. El sigue brillando para su público.

Carlitos nunca ha sido especialmente elocuente, lo sabemos, pero -de alguna misteriosa manera- encara un modelo de transparencia y de sencillez que seduce.

Anoche, en una entrevista con Alejandro Fantino, contó una anécdota notable: “Mi varita mágica está ahí, en el barrio. Tuve la inteligencia de que ahí me decían una cosa y me entraba en la cabeza. El barrio me enseñó a caminar la calle y a ser un tipo correcto”.

Y más adelante: “Me junto con mis amigos en el barrio, y ellos no me dejan pagar nada; son seis, y tres tienen trabajo, y cada vez que voy, ellos pagan todo, y ahí me doy cuenta en dónde vivimos y que siempre fuimos así nosotros”.

Miren este emocionante video:

 

Así es Carlitos Tevez, el de Fuerte Apache, adonde va un par de veces a la semana a juntarse con sus amigos, como antes y como ahora. ¿Cuánto tiempo ha de durar esto? ¿Es honesta la respuesta social que recibe? ¿Lo quieren porque no molesta? Estas respuestas las tendremos recién cuando Tevez abandonel el fútbol y ya no brille ni concite tanta atención. 

Entonces, los que guardan sus colmillos, los mostrarán. Entonces, veremos de qué modo nuestra sociedad le paga las alegrías recibidas, a la par que él -a no dudarlo- seguirá siendo como ha sido y como es: un pibe de Fuerte Apache o alrededores, que se hizo multimillonario pateando una pelota.

Ulises Naranjo

Opiniones (4)
17 de octubre de 2017 | 01:36
5
ERROR
17 de octubre de 2017 | 01:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Ulises, te perdiste las puteadas del funcionario de Formosa y Insfrán, por decir, Tevez, que en Formosa la gente se caga de hambre. Parece que no le gusta a los K más ortodoxos. ¡Qué cosa!
    4
  2. Justamente tocaste la fibra que la gente que ustedes odian (vos y Padilla). Eso que logró Tevez es justamente lo que las cacerolas exigen. Se puede ser de un barrio pobre, lleno de gente de los dos lados. Tevez, con las mismas condiciones alrededor y a lo mejor con una familia que valora ser honesto, se diferenció notablemente de los ejemplos que vos y el otro plantean todos los días. Lo cual nos dice que laburando y dejando de lado las cosas raras se puede. A lo mejor no para ser millonario porque su caso no se da con todos, pero si honesto, laburante y positivo. La contracara es Máximo, nunca sirvió ni para espiar, tanto que pierde hasta en la mesa en la que votó, porque también lo conocen,.
    3
  3. también dijo que si se hubiera dedicado al baile y a la joda no hubiera llegado dónde está. pero parece, que eso no es importante, lo importante es ser del barrio. El sacrificio, la constancia, la perseverancia, el tesón, el amor a lo que uno hace y el esfuerzo no los nombra el periodista, lo importante es ser del barrio.
    2
  4. Excelente nota Ulises, ahoche lo vi entero al programa, soy de River de toda la vida, pero me termine de enamorar de este tipo anoche... es una persona Hermosa en todas sus letras.. lastima el tontolin de Fantino que lo unico que le interesaba era el raiting que estaba teniendo...
    1
En Imágenes
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes