opinión

Cuando la política se vuelve una puta

Políticos que van y vienen y cómo la sociedad reacciona ante ellos. ¿Son un espejo de la ciudadanía o algo que hay que cambiar?

 Primero, una introducción para los pacatos que se concentrarán en opinar sobre el título y no sobre el tema, que soplarán la espuma sin llegar a la sustancia: según la Real Academia Española de las Letras: "Puta/o: Persona que mantiene relaciones sexuales a cambio de dinero".

Adaptado a lo político, ya se imaginarán qué.

No es extraño que en una sociedad en donde en público se critica la prostitución y en privado se la ejerce o recurre a ella para satisfacerse, la política pueda seguir moviéndose bajo esos "valores" de entregarse de cuerpo entero al mejor postor.

Pero como lo otro es un gesto de alta hipocresía social que alimenta situaciones gravísimas como la trata de personas, la alternancia de los políticos en torno a sus ideas y propuestas lesiona la democracia, que es el único sistema que tenemos para administrar el país.

No es lo mismo un frente de partidos con un núcleo básico de puntos en común que una "bolsa de gatos". Pero peores casos hemos visto hace una semana en la Argentina: ni frentes, ni rejuntes: directamente candidatos que saltaron de uno a otro partido dentro del mismo proceso electoral en la búsqueda de ganar sí o sí, de conservar el poder a como dé lugar.

Podemos mirar a nuestro alrededor bajo esta consigna y estaremos haciendo un aporte al debate, discutiendo un poco más que si este candidato es amarillo o naranja. Pero el caso de Gabriel Katopodis, intendente de San Martín en la provincia de Buenos Aires, resume lo que queremos decir de la "puta política" que termina por divorciar a la sociedad del Estado: peronista que se fue con Sergio Massa, se volvió al Caballo de Troya del FpV cuando no le dieron lo que pedía y, desde una de sus tres listas, repartió un colage de boletas con él como candidato a intendente y cualquier otro aspirante a la presidencia con tal de ganar. Perdió. Por lo menos, un candidato de Cambiemos sacó más votos que él y los otros dos del FpV están analizando qué hacer: si apoyar al Kadopodis que va y viene o darle una tunda en las urnas por su descocada actitud.

Más por suerte que como éxito propio del sistema, las Primarias Abiertas están consiguiendo cambios. Es la sociedad la que se está movilizando para dar un mensaje a la política: "Sabemos que no sos pura, pero no te queremos puta". Pasó en Guaymallén cuando pusieron en práctica el manual de trampas y, así y todo, les fue mal.

Por eso cada vez que un dirigente político vuelva a sostener que "tenemos los dirigentes que nos merecemos", tendremos que pensar en quién está pensando él, en sus actitudes, capacidades y acciones. A este ejercicio se lo llama, en los países más avanzados, ejercicio de la ciudadanía.

Opiniones (5)
24 de octubre de 2017 | 09:14
6
ERROR
24 de octubre de 2017 | 09:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Lo dije muchas veces aca, la democracia no es una sola, hay muchas y varian segun el sitio, una cosa es la democracia en Dinamarca, otra en un pais como el nuestro: En un contexto latino como el argentino tenemos ESTE tipo de democracia, la POLITOCRACIA o gobierno o dictadura de los partidos, que no es mas que un populismo eleccionario que permite legitimizar a medias el derecho de una elite privilegiada, la de la clase politica, la cual ocupa el lugar de la nobleza en la edad media. Si encima la misma constitucion argentina, cuando dice que el pueblo no delibera ni gobierna sino por sus representantes, pone un intermediario entre el pueblo y el poder, esa intermediacion es protagonizado en forma de monopolio por la elite politica, reforzandose asi el caracter de elite del privilegio. Ser politico en este pais es vivir magnificamente bien, tener garantizado un excelente ingreso normalmente de por vida, viajar y disponer de medios como autos, computadoras y celulares a cargo publico, choiferes, custodias, acceso a creditos en forma muy sencilla, ser muy conocido e influyente, temido en algunos casos........en fin. una pleyade de beneficios que seria larguisimo detallar y que nadie o casi nadie tiene fuera de ellos y esto sin contar los negocios de politica que no son otra cosa que los tongos, coimas y negociados adicionales que obtienen por su posicion privilegiada. Es en definitiva un sistema que yo llamo POLITOCRACIA, PARTIDOCRACIA o DICTADURA DE LOS PARTIDOS ( ya que solo ellos tienen derecho a ser elegidos al existir un monopolio de los partidos politicos para el acceso al poder ). Eso tenemos: De ahi en mas no es extraño las volteretas que dan para no caerse afuera del club del privilegio.
    5
  2. Al unir el adjetivo "puta" con "política", no hace más que profundizar sobre su subjetiva apreciación de las cosas, no sobre la mía o sobre la que se corresponde con la realidad. Ud. cree que eso es verdad y busca por ahí cómo justificar su sesgado pensamiento. No se crea todo lo que ud. piensa ni se piense que todo lo que ud. dice tiene un atisbo de ser real. Sólo es una interpretación de hechos aislados y no se merece ningún comentario más que esta pequeña reflexión. Ud. no es la última coca-cola del desierto, sólo es un periodista con un micrófono más grande que el mío, pero eso no lo hace más inteligente ni el poseedor de la verdad. Esas épocas se terminaron. El que ud. no quiera participar de la política abiertamente y sólo haga política a través de este medio y se esconda tras la fachada de periodista, lo convierte en una real puta de la política.
    4
  3. Pr desgracias se perdió el valor, el idealismo, la doctrina, el partido y la militancia por convencimiento. y de aquellos que ejercen la politica, " los politicos", que desde siempre han tenido un precio, pero hoy es una verguenza como van y vienen, y sobre todo escuchar a aquellos que se fueron, volvieron y vienen y quejarse de los que van y vienen. En la ultima elección a presidente, si tenes un candidato de la UCR, votalo, pero no es bueno tirar la piedra y esconder la mano. Lastimosamente todos tienen precio, no es un secreto que los medios trabajan para los grupos politicos y lo demuestran por las notas que sacan, con tendencias segun el interes que tengan. Se perdió el respeto a la Nación Argentina, se perdió el respeto a la gente, somos un pais ue ha perdido el rumbo como nación, en pos de insertar en la sociedad "ideología pura", lo que nos lleva a competir, politicamente, entre esto o aquello, no importa como y así llegamos a los extremismos. ( despues nos quejamos) Podemos ser un pais que dsarrolle todo su potencial econimico, social, intelectual, etc. pero debemos tener continuidad con politicas de estado sustentables, siempre habra ricos y pobres. el esquema nace de ahi, el equilibrio de las acciones y las palabras. basta de unos contra otros. Como siempre se dijo la Argentina debe crecer y alimentar al mundo, hagamoslo.
    3
  4. no se lo unico que pienso que no darle educacion al pueblo y darle planes sociales a vagos es claramente una tactica politica para ganar elecciones y llenar los bolsillos de funcionarios publicos y si no miren las paso gano scioli por diosssssssssss
    2
  5. Creo que, lo sustancioso de la nota, es su parte central, ¿Como reacciona el hombre común¿. frente a estos cambios permanentes de camisetas política, es a mi entender, un cambalache, cada vez más profundizado, sin importar el porque, simplemente por la oportunidad de acomodo, hagamos nombre y no nos vamos por la ramas, lo que hizo el señor Sanz, y siempre a mi entender, y no pretendiendo que nadie coincida conmigo, es la muestra de lo bajo que ha caído la política en la Argentina. Y hay más, pero, demos paso a una pregunta,¿Hasta dónde van a llegar con las bajezas de ideas y principios?
    1
En Imágenes
Elecciones legislativas 2017
23 de Octubre de 2017
Elecciones legislativas 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017