opinión

Dólar y Bolsa: sin novedad en el frente

El día después de las elecciones fue positivo para ambas variables. Y eso es bueno.

Dólar y Bolsa: sin novedad en el frente

Los días posteriores a las elecciones en la Argentina hay que mirar dos índices: el dólar y la Bolsa. Los dos anduvieron bien este lunes, lo cual es buen augurio para lo que queda hasta octubre.

El “blue” bajó 10 centavos, a $ 14,82, y la Bolsa voló un interesante 5,9%. Ámbito Financiero, del oficialista Cristóbal López, se encargó de consultar a un especialista que dijo, textualmente: “El mercado está poniendo una ficha a un Scioli que en declaraciones de hoy se mostró más abierto a solucionar el conflicto con buitres y se focalizó en cómo hacer que ingresen divisas al país en vez de cómo poner más restricciones a la salida de divisas”.

De donde se deduce claramente que los buitres y el cepo son dos de nuestros grandes problemas.

En las previsiones hasta octubre hay que recordar que ni Scioli ni Macri ni Massa manejan la economía, y que el ministro sigue siendo Axel Kiciloff. Pero es de suponer que Cristina y Kiciloff quieren ganar, y que registrarán que es justamente la moderación lo que ha puesto a Scioli a las puertas del triunfo. En términos económicos, eso puede traducirse en que no hay que esperar ningún gran golpe de efecto, aunque bueno, nunca se sabe.

Las variables para ganar en octubre pasan para el gobierno por mantener quieto al “blue” e incentivar el consumo. Es probable que sea más fácil lo primero que lo segundo. Al “blue” se lo aquieta vendiendo dólares y subiendo tasas, cosas que el gobierno ya viene haciendo. Lo del consumo no es tan fácil, justamente porque si uno pone la plata en el dólar o en los plazos fijos es porque no la pone en el consumo. El gobierno apostará a los planes tipo “Ahorro 12”, aunque muchas tarjetas ya están saturadas de cuotas.

De lo demás, no hay que esperar grandes definiciones, y de ninguno de los candidatos. A Scioli le ha ido bien no sólo ayer, sino su vida entera, sin decir nada, así que es difícil que se vaya a definir justo ahora. Macri ya hizo su giro moderado la noche en que Lousteau lo apuró a Larreta, así que tampoco hay que esperar demasiado por allá. Y Massa seguirá diciendo que tiene el mejor equipo para salir de la crisis. Todo bastante previsible.

La jornada post elecciones se puede definir con el título de aquella novela de Erich Maria Remarque: “Sin novedad en el frente”. En finanzas, donde las sensibilidades se alteran fácilmente, eso es una buena noticia.

Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 23:45
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 23:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial