editorial

La brutalidad no es la forma de protestar

Los expolicías se excedieron en su derecho, provocaron destrozos y resultaron ser parte del problema que denuncian y no de la solución.

 Los expolicías que reclamaron en la Casa de Gobierno de manera brutal, quedaron muy mal parados. Quien los condujo a eso se equivocó, evidentemente. Ya sea que se trate de quien pretende liderarlos o quien no supo advertir la virulencia del reclamo con antelación, tienen sobre sus hombros una responsabilidad importante en los destrozos provocados al patrimonio del Estado y, además, por la situación de incertidumbre generada en toda la población.

Aunque sus reclamos por el pago de retroactivos resulten legítimos o el cumplimiento de promesas que algún funcionario les hizo para después de las elecciones represente un reclamo justo, no fue legítima la forma de reclamar ante la sede del Gobierno de todos los mendocinos.

¿Qué pasaría si cada uno de los acreedores de un Estado mal manejado hiciera lo propio? Sin dudas que reinaría el caos. Eso no le interesa a nadie que suceda (o no debería, al menos, interesarle a ningún sector democrático).

Por ello es necesario repudiar la metología empleada con fuerza junto con reclamar la apertura de los canales de previsión, prevención, diálogo, resolución de conflictos: de gestión, en síntesis, que corresponden.

La provincia está en problemas y no es un solo sector el más afectado. Por ello, en forma simultánea a insistir con la necesidad de que se avance en la estabilización financiera del Estado antes de que esta administración termine su mandato, hay que saber de qué manera canalizar las protestas.

Por cierto, también deberá verificar el propio Gobierno de qué manera previene o resiste, para no continuar cometiendo torpezas que desencadenen más violencia en lugar de llamar al diálogo constructivo.

Opiniones (5)
21 de agosto de 2017 | 07:36
6
ERROR
21 de agosto de 2017 | 07:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La violencia, el resultado lógico y cantado de la permanente ofensa, vilipendio, descastación y humillación que sufre la familia policial por parte de sus politizados jefes civiles, de los traficantes de DDHH y de una parte de la población.- Con el estigma de hechos de mas de cuarenta años, se enfrenta hoy maniatados a una delincuencia protegida por el gobierno, inermes, acosados por sus muchas obligaciones y pocos derechos.- Encima la ignominia, la desatención, el desprecio y el desparpajo de la clase dirigente del gobierno, claros cómplices de la delincuencia, como tan claros enemigos de la familia policial.- "Siembra vientos y cosecharas tempestades":- Lamentable, pero la violencia fue, es y será siempre el último recurso de los que hoy estamos desesperados.- Aguante la Policia de Mendoza.- "Sean eternos los laureles que supimos conseguir, coronados de gloria vivamos o juremos con gloria morir".-
    5
  2. Perón dijo en una oportunidad, que cuando los pueblos se harten harán tronar el escarmiento, soy conocedor del problema policial, por haber pertenecido a esa fuerza durante treinta y tres años. Por lo tanto me cuesta ser objetivo en mi análisis, ya que al estar retirado me duele lo que le hicieron a unos hombres maduros, duros en sus momentos de actividad pero sensibles como yo los conocí, y me duelen también la actitud e los hoy policías activos. También escuche diversas opiniones, de quien empezó a ejercer violencia, y la verdad eso ya no importa. Lo que importa es como este conjunto de la sociedad mendocina que son los policías han sido, mal tratados, vilipendiados, disueltos en el 99, utilizados políticamente a partir del 2000, mal instruidos y mal conducidos a que arriesguen la vida, es más le hacen jurar que debe entregar la vida. Pero a la hora de abonarles monetariamente ese sacrificio y bueno, ahí son considerados como empleados públicos. El gobernador me dio pena con sus declaraciones, porque demostró que no tiene conocimiento, no solo del conflicto, sino de donde está parado, el dice que la Anses es la responsable y no es así, y aquí comienzan las consideraciones técnicas, EL SISTEMA DE RETIROS Y PENSIONES DE LA POLICIA DE MENDOZA Y DEL SERVICIO PENITENCIARIO, no son regímenes transferidos. Es decir que el abono mensual de sus haberes de retiro, son responsabilidad de la provincia y sus fondos salen de su presupuesto, la Anses es simplemente un agente pagador, ya que anualmente los montos abonados en esos conceptos son deducidos de los fondos coparticipables. Así que el señor Perez que creo que todavía es gobernador de Mendoza, no sabe o pretende mentir a la opinión pública para ponerse en víctima, de una situación de la cual él, y nada más que él, es el responsable. Yo quiero creer que es por ignorancia que dijo lo que dijo, porque a pesar de todo, me parece que es un inservible pero no una mala persona, y un mentiroso es una mala persona. No quiero seguir extendiendo este comentario, pero vale la pena mencionar que este conflicto no es nuevo, tiene una antigüedad de 16 años, que comienza a agudizarse con el proceso inflacionario, que durante los gobiernos de Iglesias y Cobos, no quisieron solucionar, esto también hay que decirlo, recién durante la gestión de Jaque y posteriormente de Perez se comienza a solucionar el problema, pero un jubilado, es una persona mayor, sus esperanza se convierten en desesperanzas, el dinero seguramente la gran mayoría la utilizara para mejorar su salud, sus precarias casas, o simplemente chupársela por que se la ganado carajo. Hasta que punto se ha llegado en esta provincia que se tuvo que dictar dos leyes la 8703 y 8704, para que se cumpla lo que ya disponía la Ley 4176, y el Acta de transferencia de la caja a la Nacion donde queda en claro los retiros y pensiones de los Policías y Penitenciario quedaban excluidos de esa transferencia. En definitiva, bienvenida sean ellas, por que puso las cosas en su lugar que durante las gestiones de Iglesias y Cobos, que llegaron a existir dos regímenes salariales en la provincia con el consiguiente perjuicio para los retirados. Es duro perder una elección, señor Perez, pero gobierne y hágase cargo hasta el 10 de diciembre de sus obligaciones, no funcionan los hospitales, no funciona la OSEP, no hay obra pública, la inseguridad está desbordada, tiene conflicto con los policías, y ud. se preocupar por que se daño un Fader.
    4
  3. Falaz y mentirosa la nota editorial? ????..."nunca es triste la verdad. ..LO QUE NO TIENE ES REMEDIO "
    3
  4. No solamente lo que dice "oscarmatui" es real, sino que los retirados de la policÍa vienen semana a semana desde teniendo reuniones con el Dr.Garcia, Director de la Oficina de Tramites Previsionales, quien permanentemente mintió, engañó, y burló a gente mayor diciendo que todo estaba dispuesto en el Anses, cuando no se había enviado el Decreto aún a la Legislatura. De lo dicho REPUDIO EN FORMA TOTAL LA NOTA DE EDITOTIAL POR RESULTAR FALAZ E INJURIOSA.
    2
  5. Hubiera sido interesante que quien escribe el editorial hubiera estado en el lugar. La manifestaciòn era pacífica y como Ud. lo dice justa y legal. Se subio al Cuarto piso para dialogar con algun funcionario. Allí en forma irresponsable se comenzo a arrojar gas pimienta. Las fotos y los videos así lo reflejan. El inepto Caleri decidiò reprimir a gente grande. Los jubilados lo són en su mayorìa de 60 a más edad. No se puede arrojar gas porque la gente no tenìa ningun lugar para salir. Había gente hasta en el segundo piso. La única forma de bajar era por las escaleras. Al arrojar gas la gente tenìa que salir hacia algun lugar: No habìa aire y por eso se produjo una estampida de gente. Esto podría haber ocasionado una tragedia porque insisto, no se podìa salir y no habìa aire. Los mismos periodistas presentes lo han padecido y observado. El reclamo es justo y la manifestaciòn totalmente pacífica. No pueden los funcionarios salir a decir lo contrario. Y Caleri es el responsable por la represiòn ilógica . imprudente e ineficiente que reaizó.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial