opinión

Cambia Mendoza

Las cenas de gala, los eventos empresariales, los convites “entre iguales” para presionar a los gobernantes.

Cambia Mendoza

Las cenas de gala, los eventos empresariales, los convites “entre iguales” para presionar a los gobernantes. Las fotos, los trajes de los hombres, la vestimenta de las mujeres, las cremas, los maquillajes, el perfume, las “maneras del buen comer”, el estilo de los saludos, los brindis, los mensajes, la elección de los invitados, la celebración donde nadie dice algo que rompa el hielo… el poder: político, económico y social. El apoyo de las fundaciones nobles, las obras de arte bienvenidas por los curadores biencurados. Las alianzas estratégicas, las fusiones, las licitaciones que esperan en la guarida, la agenda que imponen los que mandan en serio, el camaleonismo político, los nuevos abrazos de antiguos contrincantes, el reacomodamiento de los que saben acomodarse a los nuevos tiempos… los nuevos tiempos, los nuevos vientos, las nuevas tendencias y los nuevos lenguajes.

Las coberturas mediáticas, el zigzagueo de los periodistas para tomar la palabra del más fuerte, del más vestido, de la dama más emperifollada. El mensaje de un nuevo gobernador aun no en funciones pero haciendo como que lo está… y la soledad del que se va. Los augurios(siempre y cuando)…el discurso permanente que vendrá a instalarse por un año al menos que dirá: “la herencia recibida”. Los anuncios fuertes aprovechando la legitimidad de las urnas. Las estrategias para decir que “hay que achicar el Estado bajando cargos políticos”, que en realidad son cargos de laburo de técnicos o trabajadores calificados (algunos militantes, otros especialistas) y el presupuesto que tampoco alcanzará para nada más que los sueldos y algunas obras ya encaminadas.

Las culpas, las culpas, las culpas. La victimización del que se encuentra con un muerto y sostiene: “esto no nos esperábamos, aquí hay un muerto y no nos lo dijeron”. Mientras tanto, ver, observar, lidiar con los nuevos famélicos que pedirán “casa, comida y poto”. Los acuerdos silenciosos con los que conviene acordar para llevar el barco en la tormenta (lo sabemos: en el barco que navega a mar abierto, hay tripulación heterogénea, y, debe evitar el capitán las intrigas y las conspiraciones, las zancadillas y los falsos datos de la navegación) Así se estrena la comandancia. Teniendo Coto de caza, y médicos que operan la vista para el hombre nuclear. La vista diseñada para mirar las necesidades innecesarias de los que mandan. Eso, hacia arriba.

Luego, hacia el medio. Las propuestas culturales que entretengan, que incluyan pero que entretengan. Que tengan entretenidos a los artistas y a los escritores, a los payasos y los malabaristas. Asombrar. Que venga Frank Sinatra congelado y por efecto de la temperatura en las estaciones cálidas, cante. La educación. Fortalecer la educación como discurso, fortalecer la educación privada como prebenda oculta para los que pueden huir de la escuela pública que por pública siempre será estigmatizada. Porque a lo público van los pobres diablos de los barrios donde vive el diablo narco. El darwinismo educativo e institucional para que “los mejores” se destaquen y a “los peores” se los muestre como piezas de museo, como equilibristas de circo pobre. Las plazas escupiendo aguas de colores, limpias de heces, limpia de sucios, feos y malos. Gobernar siempre ha sido una decisión de clase.

Y hacia abajo. Hacia abajo el abismo de los que conocen las ollas populares o la dignidad por temporadas, los cortes de agua, las acequias atestadas de plástico. Hacia abajo el vacío que puede esperar porque el vacío será un paraíso donde flotan ingrávidos, sedados, iracundos, los no invitados a la gala, por naturaleza social. El desierto de los barrios con árboles bajos. Techos bajos de casas bajas donde las cuchetas topan a la altura de la esperanza. Cambia Mendoza. No tanto…pero cambia. Y desde la subalternidad del que habita en los desperdicios de las cenas de gala, de las celebraciones del poder real, puede que aparezcan los nuevos incendiarios. Las fogatas y los cortes. El helado grito que viene de la tierra y tiene de ventrílocuos a los desesperados.

Opiniones (22)
21 de agosto de 2017 | 08:08
23
ERROR
21 de agosto de 2017 | 08:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. el agua. No creo que Cambia sea la panacea, sencillamente estoy seguro que con el FPV llegamos demasiado bajo, ya no hay peronistas, ni justicialistas, solo FPV y enemigos. Si cambiamos eso y logramos al menos vivir con tolerancia a la opinión disidente, seguramente nos daremos cuenta que a veces las mejores ideas las tenemos nosotros, y a veces el de enfrente, algo que se ha perdido con estos 12 años de gobierno cuyo único aporte fue hacernos Argenzuela.
    22
  2. MODOKI Se viene un Cambio en Mendoza, todos los que votamos esperamos que mejor, y que tengamos menos cenas para pocos y mas comidas en familia para muchos. ESO no sucedió estos 12 años, le vendieron a la gente una realidad que hoy no pueden sostener, una mentira típica del peronismo, dando con una mano y quitándole todo con la otra Seguro que vos lo votaste y estás mucho mejor que muchos y por el discurso que pones en los comentarios, todo lo hiciste por méritos propios. Seguro que cambiamos y dime como hacemos para generar laburo fuera del estado, al que tanto le dieron los de Cambia Mendoza y que están dispuestos a trabajar por la eficiencia. Esperemos la primer cagada no sea que nos caguen a palos.
    21
  3. Padilla, que susto tenes, no vaya a ser cosa que Cornejo sea mejor que ustedes. De que te vas a disfrazar???? Eso si, olvidate Acequia, anda buscando laburo en otro lado, lo siento pero esos son cargos políticos y te tenes que ir. Saludos.
    20
  4. Antonio, no sea tan exagerado amigo!!, por lo menos algunos pobres ya no lo son, pregúntele a Elaskar, al jardinero de Cristina, a los chicos de Austral construcciones, a Amado. Algunos se salvaron no?, claro, que para eso hundieron al resto de los que dicen defender.............. porque a quienes les dieron los planes trabajar con la derecha les rajaron la cabeza con el mazo de la inflación por la izquierda, y ahi quedaron, tendidos, sangrando y sin dignidad ( porque la vendieron por un voto ). También estan los chicos que quieren hacer política, los dejaron al fin hacerlo!!!!, claro, que les dijeron que únicamente política K, sino son gorilas golpistas cierto?...... Se viene un Cambio en Mendoza, todos los que votamos esperamos que mejor, y que tengamos menos cenas para pocos y mas comidas en familia para muchos. ESO no sucedió estos 12 años, le vendieron a la gente una realidad que hoy no pueden sostener, una mentira típica del peronismo, dando con una mano y quitándole todo con la otra.
    19
  5. PADILLA , NO SIGA SANGRANDO POR LA HERIDA , Hasta Diciembre gobiernan ustedes .- recién ahí critique , antes no tiene sentido
    18
  6. Perdón pero toda la descripción "vomitiva" como dicen más abajo corresponde a la situación actual, no?. No viene bien un cambio entonces?. Porque que yo sepa venimos así desde hace 2 mandatos, y vamos para peor. Repito: no viene bien un cambio entonces??. Salvo que el que escribe se sienta como chancho en esa mier...
    17
  7. es un vómito convertido en letras
    16
  8. después de 12 años de tanta igualdad, equidad, y demás palabras bonitas, no deberían existir ni los de abajo, ni las ollas populares, ni las acequias tapadas de botellas de plástico. Claro, siempre y cuando no haya sido todo mentira.
    15
  9. sandraro, dos cosas. Una, no pienses que en un año va a cambiar algo, ahora deberías esperar 12 años y entonces ahí hablamos. Segundo, no pidas falsedades a Dios, si ya estás listo para hacer todo lo posible para que al nuevo gobierno le vaya mal. Lo que se llama el arte peronista o la máquina de derrocar. Lo único que saben hacer bien.
    14
  10. Como te molesta la democracia, Padilla!!!
    13
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial