opinión

La ignorancia de la marcha por la vida

Uno por uno , la autora rechaza los argumentos en contra del Protocolo de Aborto.

La ignorancia de la marcha por la vida

Me llegó a través del whatsapp de una escuela en la que trabajo el siguiente mensaje al que responderé para no ser cómplice de las brutalidades que menciona y la ignorancia que transparenta.

No pertenezco a ningún grupo activista, soy una mujer feminista que entiende que la realidad de las mujeres que se someten a un aborto es que están solas, son criminalizadas y condenadas. Son pocos los casos en los que el aborto no es un delito, sin embargo las personas que promueven esta “Marcha nacional por la vida” están en contra de las pocas herramientas que amparan a las mujeres que se enfrentan a una situación complicada de la que un aborto no punible puede salvarles la vida.

Transcribo a continuación el mensaje (en negritas) en su totalidad y el análisis punto por punto de cada una de las peticiones de esta marcha (en itálica). Es una invitación a pensar y no tomar un tema tan delicado a la ligera.

2 de julio: Marcha Nacional por la vida.

Mendoza dice SI A LA VIDA. 18 hs. Frente a la Legislatura. Y que quieren pedir:

Que se proteja la vida de la madre y de todo niño/a por nacer.

¿Qué sucede cuando la “madre “en cuestión es una niña violada que apenas ha llegado a menstruar o es una niña o mujer que no sabe que está embarazada? ¿Y cuando el embarazo en cuestión pone en riesgo de muerte a una mujer que ya tiene hijos? Esos hijos ya nacidos ¿no tienen el derecho de tener madre?

Que se respete la objeción de conciencia de toda persona como derecho humano.

DEBE existir la GARANTÍA de que una mujer en situación de aborto o violación no vea vejado su derecho 2 veces: el del embarazo no deseado y el de la negación de la atención.

Que se respete la autonomía de las provincias y se promuevan leyes en Mendoza de protección y ayuda al niño por nacer y a la mujer.

Esta autonomía que piden es la que ha hecho fracasar la aplicación de la Ley de Educación Sexual Integral (26.150), ya que queda al criterio de las autoridades de turno como de los poderes influyentes en el Estado (iglesias, grupos de poder y económicos) y de su fe religiosa (no de su vocación de servicio o sentido común) la aplicación de la misma. Sabemos que en Argentina, especialmente algunas provincias, existe un cinturón bíblico que oprime a las mujeres no sólo en lo respectivo al aborto (que sigue siendo un delito) sino también al DERECHO a la información para decidir y especialmente al de la SALUD.

Que se exija la denuncia del delito de la violación y se aplique justicia a los violadores, para que no sigan sometiendo a la mujer violada ni a otras. Que no se encubra ese delito gravísimo.

Muy bien, en la denuncia estamos de acuerdo. Pero, ¿cómo se actúa en el momento de la denuncia? ¿No es prudente EVITAR el embarazo si es posible con la medicación de emergencia (al que los grupos que promueven el día del “niño por nacer” consideran también abortiva) que está previsto en el protocolo de atención a la mujer violada? ¿Dar curso a un embarazo POSIBLE no es seguir sometiendo a la mujer a arrastrar el estigma de su desgracia por otros 9 meses? ¿No es otra manera de encubrir (para no decir “bendecir”) ese delito gravísimo contra la integridad de la mujer violada?

Además, si alguien tiene experiencia en encubrir violaciones (no sólo a niñas y mujeres sino también a niños, jóvenes y hombres) es la Iglesia Católica Apostólica Romana y su red de silencio.

Que se retire de la web del ministerio de Salud el “Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo” que hace unos días se ha publicado.

Como bien se aclara arriba es el derecho a la interrupción LEGAL, es decir que no hay delito en brindar la información de CÓMO actuar para asegurar el DERECHO de ser atendida a cualquier mujer que, según la ley, quiera atenderse en cualquier efector público: porque el ESTADO DEBE ASEGURAR EL CUMPLIMIENTO DE LA LEY.

Además, quiero pensar que hoy en el 2015 no se debe aplicar la CENSURA. La INFORMACIÓN también es un DERECHO.

El protocolo de aborto deja en total desamparo a la mujer.

FALSO: El protocolo existe para APLICAR LA LEY y no dejar a la mujer en desamparo por parte del ESTADO, cuando ella DECIDE PRACTICARSE UN ABORTO AL QUE TIENE DERECHO, NO OBLIGACIÓN, DE PEDIRLO (o exigirlo).

No prevé mecanismos de apoyo posterior al aborto.

Dichos mecanismos abundan en nuestro sistema de salud, de hecho el protocolo sugiere “Ofrecer a la mujer la oportunidad de hacer preguntas y obtener más apoyo si lo necesita. Realizar las derivaciones que se consideren oportunas (servicio social, salud mental, atención a mujeres víctimas de violencia, entre otros servicios)” (pág.48)

Además el protocolo dedica un amplio apartado en el que brinda muchas opciones de anticoncepción para evitar un nuevo embarazo. SIEMPRE MONITOREADO Y CON LA DECISIÓN DE LA PACIENTE.

Cabe aclarar que muchas veces son los “objetores de conciencia” los que criminalizan a la mujer y la hacen sentir culpable del acto que ha decidido, así como también esconden los varios métodos anticonceptivos con los que cuentan en el lugar de atención.

El aborto es violencia física y psicológica contra la mujer, que luego padece las consecuencias físicas y emocionales de este acto.

Eso es innegable en cuanto a las consecuencias. Hay que aclarar que para cualquier mujer el aborto es una decisión muy difícil que está llena de fracasos previos y una decisión que en ningún caso es feliz. Y no olvidar que en muchos casos es el mismo embarazo el que constituye una violencia física (principalmente si se pone en riesgo la propia vida) y psicológica para la mujer (si ha sido víctima de violación o si no sabe qué le ocurre a su cuerpo si no tiene la capacidad mental para comprenderlo).

El protocolo manda a proponer el aborto aunque la mujer no lo solicita.

Obviamente, para muchas mujeres es un derecho al que no saben que pueden acceder según su situación particular: las que prevé la LEY. Siempre la última palabra la tiene la MUJER o quienes decidan por ella, también según la LEY. Además la obligación en el momento de la atención es INFORMAR sobre las opciones que existen para el tratamiento.

El protocolo del aborto DISCRIMINA. Discrimina bebés ya sea por su origen, su discapacidad. Opta aleatoriamente quién tiene derecho a vivir y quién no.

NO SON BEBÉS. Esto tiene que quedar muy en claro. Justamente el protocolo EVITA DISCRIMINACIONES de las mujeres que acuden sin saber leer o escribir, sin ser conscientes de su poder para decir NO (al abuso, a la violencia, al silencio hasta al embarazo que no desean y que le OBLIGAN a llevar a término), a las mujeres que no tienen las capacidades PSIQUIÁTRICAS, MENTALES, FISIOLÓGICAS de llevar a término un embarazo. Y si está en los efectores públicos de salud es para que les llegue a TODAS, SIN DISCRIMINARLAS POR ETNIA, CLASE SOCIAL, ORIGEN O PODER ECONÓMICO.

El protocolo de aborto es cómplice de los violadores. Deja la puerta abierta para que el mismo abusador sea quien consienta el aborto, generando trámites rápidos para privilegiar al deseo del violador de deshacerse de la prueba que lo incrimina.

FALSO: si existen cómplices en el delito de la violación son la familia que encubre al violador dentro del seno familiar (otro de los estandartes que defienden quienes promueven los derechos del “niño por nacer”), la policía que no sabe abordar las denuncias ni lleva a cabo el protocolo ante la violación (y quienes deben tomar las pruebas de semen y otras para inculpar al abusador) y muchas veces la iglesia que antes de velar por la salud física y mental de las mujeres y niñas de su “rebaño” ante la atrocidad que es una violación anteponen el “milagro” de esa vida por nacer y no la condena del culpable.

En definitiva, ese niño/a ya nacido/a ¿es la prueba del delito? ¿Debe existir para que sepamos que existe la violación? ¿Evita nuevas violaciones?

El protocolo de aborto no exige denuncia. El violador queda protegido, ya que la justicia no puede intervenir. Las mujeres quedan desamparadas ya que el 80% de los casos de violación se da en el ámbito doméstico.

Hay que recordar dos cosas, la primera es que el aborto no punible se aplica solamente a los siguientes casos (contemplados en el artículo 86, inciso 2 del Código Penal):

• el embarazo representa un peligro para la vida de la mujer y este peligro no pueda ser evitado por otros medios;

• el embarazo representa un peligro para la salud de la mujer y este peligro no pueda ser evitado por otros medios;

• el embarazo proviene de una violación;

• el embarazo proviene de una violación sobre una mujer con discapacidad intelectual o mental.

Además, luego de que fueran trabados y dilatados muchos casos de aborto la Corte Suprema de Justicia dictaminó en 2012 que toda mujer que esté contemplada en las situaciones anteriores “[…] no puede ni debe ser obligada a solicitar una autorización judicial para interrumpir su embarazo, toda vez que la ley no lo manda, como tampoco puede ni debe ser privada del derecho que le asiste a la interrupción del mismo ya que ello, lejos de estar prohibido, está permitido y no resulta punible”. POR ESO NO REQUIERE DENUNCIA.

Además, si la violencia sexual y el abuso se da en el ámbito doméstico, si las instituciones de seguridad ciudadana no sirven ni ayudan a la mujer/niña, si el miedo y los prejuicios manejan las vidas de las mujeres de esa familia… ¿no es lógico que en un caso extremo se proteja a esas personas cuyo derecho ha sido varias veces vulnerado, de otros ámbitos legales y se les garantice su derecho a decidir?

El protocolo de aborto es MACHISTA. Pues deja a la mujer abandonada a su suerte, todo recae sobre ella.

FALSO: justamente el protocolo es una herramienta para AYUDAR a los profesionales de la salud a ACOMPAÑAR, AYUDAR Y ATENDER la salud de la mujer que tiene el derecho interrumpir un embarazo peligroso para su salud física o mental o injusto en el caso de la violación, situación nada grata.

El protocolo NO ESCONDE, NI NIEGA el derecho de la mujer a realizarse un aborto legal: NO LA ABANDONA.

El protocolo de aborto no es democrático atentando contra libertades y derechos:

Obliga a los médicos a realizar el aborto y amenaza sancionarlos si dilatan este procedimiento. Contiene duras afirmaciones contra los profesionales que den a las mujeres algún tipo de consejo que tenga alguna consideración ética o personal contraria a la práctica del aborto.

El protocolo deja muy en claro que cuando se presenta en una institución de salud un caso de aborto no punible, la paciente no puede dejar de ser atendida porque ningún médico quiere realizar la práctica abortiva.

No reconoce la Libertad institucional (objeción de conciencia institucional) que sí figura en la Ley 25673, creadora del Programa de Salud Sexual y Procreación responsable (ámbito desde el cual se emite este protocolo), artículo 10.

No puede negarse TODA una institución a atender a una mujer en situación. Debe cumplir con la LEY y con su DEBER. ¿Qué sucede si hay un solo hospital en un pueblo que no quiere practicar un aborto legal? ¿Dónde va a ir esa mujer? ¿O no será que la obligan a parir negándole un derecho?

Prohíbe expresamente la intervención de equipos interdisciplinarios para constatar las causales y encuadrar los casos que se presenten, ya que esto significaría incurrir en demoras u obstáculos para la práctica. Sin embargo los equipos interdisciplinarios serían una mejor garantía para la libertad de la mujer que tomará la decisión.

No son equipos interdisciplinarios, son comandos que tratan de evitar que se cumpla la ley ¿Serán esos mismos “equipos interdisciplinarios” que en el 2008 abordaron en el hospital Notti a una menor de 12 años embarazada de una violación y que le mostraron fotos de fetos descuartizados para impresionarla? ¿O los que en el 2006 trataron de evitar y dilataron el aborto de una chica discapacitada de 25 años que había sido violada?

No protege la objeción de conciencia de los profesionales de la salud. No respeta la libertad de las instituciones que no quieren practicar abortos (contradiciendo la Ley de Salud Reproductiva que reconoce la libertad institucional).

Porque lo que el protocolo debe proteger es a la MUJER, no al médico que se niega a cumplir con la ley. Y por más “libertad institucional” que haya se debe ASEGURAR el cumplimiento de la ley y no desamparar a la mujer.

Avasalla los derechos de las jurisdicciones provinciales imponiéndolo a nivel nacional.

Insisto, si se deja a cada provincia tomar sus propias decisiones serían muchas las que no cumplirían con el aborto no punible. Condenando a sus ciudadanas a la práctica ilegal del aborto. En tanto FEDERAL, nuestro país debe hacer cumplir la ley por igual para todos sus habitantes.

El protocolo de aborto no es salud. Pone en extremo riesgo la salud de la mujer.

FALSO: La misma existencia del protocolo es justamente para cuidar la salud y la vida de la mujer, para guiar a las instituciones a brindar una atención de calidad en esta situación límite. Además, brinda la información necesaria para que la mujer pueda evitar una nueva situación de aborto.

El protocolo de aborto niega la realidad. El inicio de la vida humana se produce en la concepción, la embriología y la biología así lo comprueban, el nuevo Código Civil lo reconoce así.

La REALIDAD es que en Argentina “se realizan entre 370 y 522 mil interrupciones de embarazos por año (Mario y Pantelides, 2009). Estas cifras son estimativas ya que, por tratarse de una práctica clandestina, no se dispone de datos precisos. La única información disponible al respecto es el número de hospitalizaciones producidas en los establecimientos públicos por complicaciones relacionadas con abortos. No obstante, este dato no distingue entre abortos espontáneos y provocados, por lo que representa solo una fracción de los que ocurren anualmente.” (pág. 12)

La REALIDAD es que por el accionar de algunos grupos que se arrogan el derecho de velar por una vida que no es tal, no se le puede asegurar a ninguna mujer el cumplimiento de la ley cuando su situación se encuadra en los casos de aborto no punible.

Además, respecto a lo del nuevo Código Civil sabemos que el “inicio de la vida humana desde la concepción” ha sido un negociado con ciertos sectores católicos, en connivencia con algunos legisladores y del Sr. Bergoglio (representante de la iglesia católica) con la Sra. Presidenta Cristina Fernández. Se agregó a último momento, no fue debatido como se debía y, por lo tanto, no tiene el valor de VERDAD indiscutible.

El protocolo de aborto permite la decisión de abortar a la mujer/niña de 14 años sin consentimiento de sus padres. Imposibilita a los padres y familiares a realizar el debido acompañamiento.

La realidad nos muestra que son muchas las niñas de 14 años que ya son madres y nadie se escandaliza. Si se considera que ya tiene la capacidad de ser madre ¿por qué no tiene el derecho de cuidar su vida y su integridad al interrumpir su embarazo (cuando la legalidad lo permite)?

Además, no hay tal “acompañamiento” y en el caso de una violación intrafamiliar sería más bien un encubrimiento o hasta complicidad.

El protocolo de aborto pretende encubrir el aborto libre.

FALSO: El aborto fuera de los cuatro casos antes mencionados es ILEGAL y está penado por la ley, por lo tanto no es “libre”. Lo que existen son abortos ilegales que ponen en riesgo la vida de miles de mujeres que no desean llevar a cabo un embarazo.

El protocolo del aborto no defiende los derechos de los más desprotegidos.

¿Quiénes son los más desprotegidos? ¿Los pobres, los fetos, la mujer o niña violada?

Matar a un inocente nunca puede considerarse un derecho.

No hay persona, no hay inocencia. ¿Y la inocencia de una niña violada y embarazada?

El aborto no te hacer dejar de ser madre, te convierte en la madre de un hijo muerto.

El aborto es una decisión a la que ninguna mujer debería llegar, pero existe y el Estado debe actuar a través de la educación y la anticoncepción para que no ocurra un embarazo no deseado. En los cuatro casos que contempla la ley en las que un aborto no es ilegal debe garantizarse la atención integral y de calidad de la mujer en riesgo.

Cualquier mujer que ha sido madre sabe que un embarazo no es un trámite, que el cuerpo se transforma y que es un proceso integral. También sabe que un embarazo deseado es vivir una experiencia maravillosa, experiencia que para muchas puede ser una pesadilla o hasta la muerte. 

Belén Oller 

Opiniones (12)
22 de agosto de 2017 | 09:07
13
ERROR
22 de agosto de 2017 | 09:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Luciérnaga... ¿Qué te pasó? ¡Cuánta amargura! Te compadezco de verdad; no hay nada más difícil que no soportarse a uno mismo y pretender descargar su bronca en los demás. Más tranquilo/a podríamos discutir sobre este tema.
    12
  2. ¡Pobre ignorante! El aborto es ley sólo en caso de violación de que la víctima sea enferma mental.- Además, el médico por ley está obligado a denunciar asesinas que se presenten a solicitar lo ilegal.- Y como ignorante que eres, te ilustro que no tienes derecho a abortar si eres normal... cosa que dudo.-
    11
  3. Los religiosos que hagan lo que quieran. Pero que no sean DELINCUENTES. Aborto no punible es ley, y yo utilizo mis derechos si quiero. Si no les gusta cambien el Código Penal, pero no jodan con lo que es mi derecho. EL QUE NO CUMPLE LA LEY ES UN DELINCUENTE. Hay que meter presos a los médicos que denuncian a sus pacientes, y que publicitan los casos. Así van a dejar de meterse a opinar donde nadie los llamo. No les gusta, no lo hagan, pero dejen a cada quien ejercer sus derechos.
    10
  4. Obviedades. Los fanáticos religiosos que hagan lo que quieran pero que no sean DELINCUENTES.
    9
  5. Belén: llamar ignorantes a los que marchan por la vida habla de una fanatica, es decir de lo mismo que ud. acusa a quienes marchan. Por otra parte hay muchos que marchan y no son catolicos, porqué se arroga el derecho a definir el colectivo. En un medio la semana pasada (disculpen no recuerdo si fue Mdz o Uno) preguntaban sobre el tema y el 68% estuvo en contra ¿Eso no le hace pensar o que puede estar equivocada o que estan dando mal sus argumentos? Su fundamentalismo no le permite analizarlo.
    8
  6. Esta persona escribió sin más que el empecinamiento de su opinión personal, lejos de lo científico. Es más, en lo importante, se contradice.- Una fanática más.-
    7
  7. Hola Belén! Si queres q el tema no se tome a la ligera, lo mejor es estudiarlo, tus comentarios no tienen argumentos. Así no se puede entablar un diálogo serio, es pura opinologia.
    6
  8. ABORTO=ASESINATO DE NIÑOS INOCENTES QUE NO TIENEN LA CULPA DE NADA, PERO NADA DE LAS PORQUERÍAS QUE HACEN LOS ADULTOS. ABORTO=MATAR A TU PROPIO HIJO ANTES DE NACER Y QUE SIN EMBARGO YA TIENE LA VIDA DESDE EL MOMENTO DE LA CONCEPCIÓN Y NINGÚN MÉDICO NI CIENTÍFICO TIENE AUTORIDAD PARA REFUTAR ESTO, YA QUE LA VIDA ES UN MISTERIO QUE NOS SUPERA A TODOS.
    5
  9. Cada afirmación da para un debate donde cualquiera de estos profesionales daria diez razones a favor o en contra. Y así debe darse el juicio crítico, escucho argumentos y valoro para sacar mis conclusiones.
    4
  10. Este es un tema lo suficientemente serio para que el debate sea científico cada afirmación acá (de ambas partes, tal como está planteado es subjetiva, es opinión) a cada una de estas afirmaciones hay una respuesta científica, ¿Para qué avanzó tanto la ciencia si ante temas como esto se toman posturas de "opinólogos"?. Yo espero respuestas de notas de personas especializadas: juristas, psiquiatras, psicólogos, ginecologos, especializados en bioetica, que respondan a cada una de estas afirmaciones. Porque aca haya falacias respondondidas con otra falacias, al menos como estan redactadas.
    3
En Imágenes