opinión

Educando a la educadora maleducada

¿Qué pasaría si existiera evaluación de los docentes y se la tratara con los mismos términos y tono con que Cogni de Bru trató a sus alumnos?

No hay dudas de que los estudiantes no están participando del debate sobre la docente que se desquició en un aula de un secundario de la UNCuyo. No lo están haciendo, al menos, en los medios. Gana la opinión de padres, de adultos, de quienes estos pibes han tomado su ejemplo de violencia o bien, los que no fueron educados en la primera escuela: sus casas. Acostumbrados a culpar al otro como estamos, la culpa de que la profesora esté al frente de un aula fuera de sí no es de ella ni de la formación que obtuvo para realizar su tarea ni de quienes deberían evaluarla periódicamente, sino sencillamente, de los chicos.

Acusamos a gente que no se defiende. Los apabullamos como si un menor de edad tuviera la misma responsabilidad que un adulto y capacidad de llegada al resto de la opinión pública que un adulto. Como consecuencia, nos infantilizamos como sociedad al ponernos frente a ellos como iguales, sin asumir nuestras culpas por la niñez y adolescencia que sale de nuestros hogares.

La docente está evidentemente superada por alumnos que no le dan bolilla ni prestan atención a su materia. ¿Está capacitada para afrontar un alumnado de esas características? Supongamos que, efectivamente, los alumnos sean unos malvados, unos "animales salvajes", unos "tarados", como ella les dijo: ¿los va a "domar" de esa forma? ¿O les está dando combustible y justificación para ser como son? ¿Los está educando o confrontando? ¿Algún superior a esa docente sabe lo que pasa? ¿Es una docente con su formación la que debe atender ese curso u otro tipo de profesor? ¿La única salida es que la profesora de Literatura haga una amplia demostración de conocimientos del español enumerando una sarta de puteadas a sus alumnos o hay otras posibilidades dentro del sistema educativo?

Pero hay más preguntas para hacerle a tanta gente que se ha enganchado en este "populismo mediático" del que son parte, obviamente, muchos comunicadores "flojos de papeles" y que le dan sentimentalmente su apoyo a la actitud desquiciada de la docente. Por ejemplo, ¿qué tal si la situación fuera a la inversa? A nadie se le ocurriría poner a los alumnos a evaluar a sus docentes, aunque no vendría mal ponerles un oído a los adolescentes para que nos cuenten sobre quienes los educan, ya sea que se trate de sus padres o maestros.

Imaginemos a un gobierno que no se asuste del poder sindical y decida evaluar a los docentes. Inclusive, en forma cruzada: por docentes de otras zonas, de modo de establecer niveles y otorgar premios justificados y no salarios por permanencia, aunque la capacitación sea tan solo una foto del pasado de ese docente, cuando fue a la facultad. Lo hace Estados Unidos y también Ecuador, dos modelos ideológicos diferentes.

Entonces, ¿vale que a un docente mal formado, faltador, sin "onda" para estar frente a jóvenes ni cultura general, que sea un negado a las nuevas tecnologías y que se arrastre por la profesión con un ancla en el pasado sea tratado como lo hizo la docente de la UNCuyo a sus alumnos?

Sería más o menos así: frente al tribunal evaluador de un docente, se paran otros pares o bien el Gobierno y le dice, resignificando los improperios que la profesora Laura Cogni de Bru lanzó:

- "¡¿Quedó claro que no somos ningunos tarados para tenerla a usted como docente?!".

- "¿Que mientras el mundo avanza usted se está rascando las partes pudendas y si no aplica técnicas actuales de pedagogía nadie le dará bola? ¿Que usted se duerme ante la urgente necesidad de docentes despiertos y actualizados?".

- "Nos molesta mucho que mientras el estado está invirtiendo millones en la educación usted esté durmiendo, como si fuera gracioso. Nos encantaría que a usted la echen, que la suspendan, que no cobre el sueldo. Que alguien haga huelga y el gobierno se haga reverendamente el pelotudo".

- "Porque los chotos del Estado los aprueba y los deja seguir ejerciendo la docencia, sin evaluación, sin control".

- "Pero le avisamos: usted no se jubila ni en pedo si no da clases como la gente y si no logra transmitir los conceptos de la materia que dicta".

Suena fuerte, ¿no?

En esos términos un adulto se dirigió a unos adolescentes a los que "educa" durante varias horas por semana, complementando una formación que no empieza en la escuela sino en la casa. Y aquí los hemos tergiversado de modo que el "superior" de la docente aparezca tratándola a ella del mismo modo.

Estaríamos en problemas si el resto de los docentes y padres se identificaran con la profesora insultadora.

Los pibes son rebeldes, y menos mal que es así. Todos lo fuimos. Cuando de rebeldía se pasa a otros niveles, hay formas de tratarlo, de afrontarlo, de discutirlo y no es haciendo justicia por mano propia.

Pero nunca hay que olvidar un consejo que les dio Sarmiento a los políticos y, por cierto, que vale para los docentes: traducido al lenguaje de los tiempos actuales, dijo algo así como que "Si no educan pensando en la calidad, háganlo al menos por miedo".

Esos pibes son nuestros hijos y si no los supimos educar nosotros, no traslademos nuestro fracaso en defensa de una docente que no mejora la educación, sino que la revuelca en el mismo lodo al que creemos criticar. Cambalache. 

Opiniones (42)
21 de agosto de 2017 | 13:10
43
ERROR
21 de agosto de 2017 | 13:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Excelente. No he leído ni una sola opinión a a favor de esta profesora que no esté llena de violencia, que no haga referencia a la educación de unos padres que si hacías lago mal te pegaban una cachetada, que no diga que los alumnos de hoy son unos maleducados (¡tremenda contradicción al defender a esta "educadora"!), que no trate de cambiar las cosas. Si hace años que se viene aplicando este modelo conductivista con el resultado de alumnos vagos, irrespetuosos y MALEDUCADOS ¡no sería hora de cambiar la formar de hacer las cosas? ¿Acaso no se ha demostrado por años y años que hacer las cosas de esta manera no funciona? Basta de violencia por favor
    42
  2. La mayor depravación humana es que, cuando hay un problema, no se resuelva la causa y se queden en la periferia.
    41
  3. Creo que el señor Conte ha dado en un nervio sensible de los docentes. Junto a lo dificultoso de llevar un aula adelante, el desgano a ponerse al tanto de los nuevos requerimientos pedagógicos que ya no pasan, solamente, por saber leer y escribir y dictar la clase con los viejos elementos de la docencia. Fui docente toda mi vida. Tuve momentos de confusión. Pero la bronca conmigo mismo por la incapacidad de afrontar situaciones difíciles en el aula la resolví... conmigo misma, no contra el alumnado y la sociedad y mucho menos los periodistas que echan luz sobre un punto oscuro. Felicito al autor de la nota y llamo a la reflexión a tanto colega exaltado por ventilas "cosas nuestras" que nadie quiere que se ventilen. Capacitémonos. Mejoremos día a día. Estos chicos bravos no son más bravos -si contextualizamos en lugar y tiempo- que los que nos tocó a los más viejos. ¡No sean llorones ni se estanquen en la formación que recibieron (¿buena?, ¿mala?) hace demasiados años. Y dejémonos de hablar de esta señora exaltada hasta sobrepasar cualquier límite para empezar a ver cómo mejoramos nuestro desempeño, porque nuestra tarea es formar a la dirigencia del futuro y así estamos con los docentes que hemos tenido y tenemos. Me incluyo.
    40
  4. Gabriel excelente nota !! Me arrancaste una sonrisa recordando a un adolescente que hace mucho tiempo conoci en Bermejo cuando yo era docente !! Leyendo los post tambien me dieron ganas de llorrar , pues me perecen redactados por adultos impotentes , frustados y derrotados en su responsabilidad de educar a sus hijos Entonces por supuesto culpar al mas debil , al que somos responsables de formar y ante nuestra incapacidad es brillante para seguirnos disculpando por fracasar !! Pero los docentes lo son si realmente pueden hacer su trabajo , como todo trabajo .Imaginate que un ingeniero llegue a su empresa donde su jefe lo abusa y lo empiece a bardear por la obsolecencia de sus equipos por el bajo salario , etc , etc ...jaja Y entonces por que MI DINERO el que pago con mi impuesto debe pagar a una señora que no puede con su trabajo y comete tal barbaridad Ella no es un adolescente , aunque adolece de idoneidad , Si no puede renuncie !!
    39
  5. la profesora ha estudiadado , a llegado a profesora, nosotros pagamos su carrera porque ELLA fue creciendo en sus estudiosy Ud. se ha recibido?. Como puede pensar que una profesora va a violentar a la Directora y luego va ir con un celular a grabarlo, no sea inocente Sr. no puede comparar una manzana con un caballo.-Son jovenes rebeldes y debe aceptarlo Ud. y los padres.-
    38
  6. margaret sanger, te felicito, hiciste lo que correspondía!
    37
  7. Otra tema Conte, esos menores a que hacen referencia anteriormente, son los mismos menores que pueden votar, que conducen automoviles, que tienen sexo, me parece que si realizan actividades como las mencionadas, tambien se pueden hacer responsables como adultos. Esta minimización hace que se sientan impunes ante los actos que realizan
    36
  8. Sr. Conte: Le tomo una parte de su nota: "los pibes son rebeldes, y menos mal que es así. Todos lo fuimos. Cuando de rebeldía se pasa a otros niveles, hay formas de tratarlo, de afrontarlo, de discutirlo y no es haciendo justicia por mano propia." Efectivamente es como Ud. escribe, "el problema", es sólo que hoy no hay límites para esos rebeldes, antes había amonestaciones (seguramente un gran politico apoyó su eliminación) Me gustaría saber cual es la forma de tratar o afrontar a los que no tienen ni repetan las normas mínimas de educación que debieron enseñarles sus propios padres. El tema dá para pensar un poco más. Lo mismo que ocurre en las aulas ocurre en otros ámbitos de nuestro país, por lo que sucede en desmanejos en la política, economía, etc. El tema de la Profesora y sus malos alumnos es nada más que un pálido reflejo de lo mal "educados" que estamos .
    35
  9. La nota es pésima........ la mujer estalló como están a punto de estallar miles de profesores y maestros...... y si no estallan van a parar al siquiatra...... Estoy triste por ella..... porque realmente la llevaron al borde y ahora necesita ayuda...... los alumnos maleducados necesitaron a tiempo buenos correctivos...... Yo en realidad la felicito...... con todas las letras.... eso es tener lo que hay que tener.........
    34
  10. Comparto varias opiniones de este foro hector67 resume mi opinión, pero no quiero dejar de decir que gracias a personas como los nuevos librepensadores de la formación psicólogos y psicopedagogos que han echado a perder la educación es que hemos llegado a estos límites no justifico a la profesora, pero estos alumnos tampoco son santos... hace 26 años que doy clases y nunca he visto el nivel de falta de respeto que se vive hoy en día.
    33
En Imágenes