opinión

La materias pendientes de Martino y su vía de escape

Argentina cumplió el primer objetivo en la Copa América, pero quedan cuestiones a saldar. Ahora no hay lugar para el error.

La materias pendientes de Martino y su vía de escape

Profundidad, sorpresa y eficacia. A lo largo de los tres primeros partidos en la Copa América, hay determinados conceptos que aun no pueden establecerse en el haber. Argentina cumplió con el primer gran objetivo, meterse en los cuartos de final de la competencia y, más aun, ser líder del Grupo B y acceder al beneficio de permanecer en Viña del Mar y que el próximo rival sea uno de los peores clasificados a la fase final.

La manera de que el equipo despliegue su juego de menor a mayor es condición casi "sine qua non” para que con el correr de los partidos se logre el fin establecido. Difícil sería para esta Selección hacer este análisis y describir un rendimiento en crecimiento.

Los primeros 45 minutos frente a Paraguay fueron de lo mejor del equipo del Tata Martino en lo que va de la Copa América, justo en el comienzo de la misma, con tanto camino por recorrer. Y, tal vez, los segundos 45 minutos de lo peor hasta aquí. Frente a Uruguay, el equipo fue otro totalmente distinto, hasta desde lo táctico. Con una selección Charrúa bien metida cerca del arco propio, fue el equipo nacional al que le costó en demasía poder romper el cerrojo y en solo una oportunidad pudo hacerlo para quedarse finalmente con los tres puntos, vitales y necesarios.

Por la calidad de los futbolistas, uno piensa que la Argentina debería golear en cada una de las presentaciones o por los menos estar cerca del rendimiento óptimo y pretendido. Esta afirmación no tuvo más asidero que ante Jamaica, un rival de una jerarquía infinitamente inferior pero con conceptos defensivos que al equipo de Martino le costó batir.

Hace casi dos décadas, la por aquel entonces Selección de Daniel Passarella goleaba 5 a 0 a Jamaica en el Parque de los Príncipes en el Mundial ’98. Las cosas parecen haber cambiado. En Chile, y si bien Argentina tuvo las chances más claras, el resultado le quedó corto.

Gerardo Martino  - Argentina Copa América

Falta de profundidad, sorpresa y eficacia, lo que deberá resolver Martino en estos pocos días que restan para el choque de cuartos. La materia prima está, como un diamante en bruto. “Un empate que te lleve a los penales te puede dejar afuera”, explicaba ayer Martino, consiente del déficit que por ahora no puede reparar y del riesgo que esto le trae.

A su vez, el Tata habló de una “merma física”; la que se viene repitiendo en los últimos tramos de los distintos encuentros. Es esta una vía de escape para Martino. “Con esto no se puede hacer nada, solo trabajar en lo futbolístico para tratar de solventarlo”.

Martino se escuda. Tiene días de trabajo por delante para cambiar la imagen difusa, pero perfecta desde lo numérico. Sabe que el juicio futbolístico debe ser de un fuste superior e irá por ese concepto que lo acerque a la consagración. 

Opiniones (1)
19 de noviembre de 2017 | 07:38
2
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 07:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Martino: el peor director técnico de la selección argentina en toda su historia.
    1