opinión

EEUU, letal contra sospechosos

Una modalidad de guerra que no se decida por las victorias y derrotas.

EEUU, letal contra sospechosos

El primero de junio de 2002, nueve meses luego de los atroces acontecimientos terroristas del 11 de septiembre de 2001, George W. Bush Jr, el entonces presidente de Estados Unidos, formuló un discurso en la Academia militar de West Point en el que ordenaba transformar las fuerzas armadas de Estados Unidos en una "fuerza militar preparada para atacar en cualquier momento en cualquier oscuro rincón del mundo". Puntualizó el mandatario que "debemos descubrir células de terror en 60 o más países."

El 7 de junio último, el New York Times publicó un artículo editorial titulado “La Historia secreta del Equipo SEAL 6” que narra las “heroicas” acciones de una de las más conocidas unidades de cacería humana con escasa supervisión superior desarrollada por Estados Unidos a raíz de aquella demencial orden presidencial. A esta unidad se atribuye el asesinato de Osama Bin Laden y, al cabo de una década de su existencia, se le considera prototipo de la maquinaria de cacería humana global que opera Washington.

Esta narración forma parte de la historia oculta de los SEAL, unidades de la Marina estadounidense que constituye una de las organizaciones militares más mitologizadas, más reservadas y menos escudriñadas de las fuerzas armadas de Estados Unidos.

Está diseñada para una forma de guerra que no se decida por las victorias y derrotas en el campo de batalla, sino por la intensidad con que se liquide a los sospechosos de ser oponentes, antes que comiencen los combates. Originalmente era un pequeño grupo reservado para misiones “raras”, pero se fue transformando en una maquinaria de cacería humana global con poca supervisión oficial.

Casi todo lo relacionado con el Equipo 6 del SEAL es secreto. Ha realizado mortales misiones desde bases secretas en Somalia. En Afganistán, ha participado en combates cuerpo a cuerpo en los que su personal se ha empapado de sangre ajena.

Para incursiones clandestinas en la oscuridad de la noche, sus armas preferidas suelen ser carabinas comunes modificadas para fines específicos o hachas tomahawk. Recorren clandestinamente el mundo encubiertos como empleados civiles de empresas o de embajadas, tripulantes de naves comerciales o cualquier otro disfraz apropiado a la tarea específica, tras objetivos humanos que Estados Unidos pretende asesinar, capturar o neutralizar.

El equipo 6 de SEAL realiza misiones que desdibujan las líneas tradicionales entre el soldado y el espía. Durante las guerras en que interviene puede desdoblarse para operaciones clandestinas de inteligencia, o unirse a agentes de la CIA para otras iniciativas. Realiza algunas de las misiones más peligrosas, las que se consideran demasiado arriesgadas para tropas convencionales. Ha realizado miles de peligrosas incursiones contra líderes adversarios para debilitar sus redes de militantes, pero esas actividades han generado preocupación por la matanza excesiva de civiles que han provocado. Pobladores afganos y un comandante británico acusaron a SEAL de matar indiscriminadamente a un grupo de jóvenes durante una incursión en una aldea, lo que provocó tensiones con las autoridades afganas. Un rehén estadounidense que fue liberado en dramático rescate ha cuestionado por qué los SEAL masacraron a todos sus captores.

Ni siquiera los supervisores civiles de los militares examinan regularmente las operaciones de la unidad. "Esta es un área de la que el Congreso notoriamente no quiere saber demasiado," dijo un asesor jurídico del Departamento de Estado, que orienta a la administración de Obama sobre asuntos de la guerra clandestina.

La campaña de ataques con drones de la CIA se ha quejado a los políticos porque el secretismo en torno al equipo 6 imposibilita evaluar el registro y las consecuencias de sus acciones, incluyendo las bajas civiles o el profundo resentimiento contra Estados Unidos que dejan sus acciones dentro de los países donde operan. SEAL es un acrónimo proveniente del inglés referido a las fuerzas de mar, aire y tierra donde operan (Sea, Air, Land) y en recuerdo a los hombres ranas de la II Guerra Mundial. Lo de “Equipo 6” recuerda al grupo que fracasó en 1980 en el rescate de 53 rehenes USAmericanos en la toma de la Embajada de Estados Unidos en Teherán y también servía como desinformación acerca del número de equipos SEAL con que contaban entonces, que eran sólo dos.

Mucho dinero del contribuyente estadounidense ha tragado el equipo 6 de SEAL desde el año 2001. Ha ampliado sus filas hasta contar hoy con unos 300 soldados en sus tropas de asalto y 1.500 operadores, incluyendo personal de apoyo para satisfacer nuevas demandas. Entrenados para la recuperación de rehenes y otras misiones peligrosas, desde 2003 han intentado por lo menos 10 importantes rescates que han sido sus más celebrados éxitos y más amargos fracasos.

Opiniones (1)
22 de octubre de 2017 | 04:29
2
ERROR
22 de octubre de 2017 | 04:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es fantástico lo que hacen los americanos. Así como los terroristas atacan sin avisar, ellos han tomado la decisión de adelantarse. Ahora se han convertido en victimarios y los felicito. Hay que limpiar al mundo de loquitos sueltos, porque en cualquier momento estos tipos te arman algún atentado en el que mueren miles de inocentes. De esta forma mueren solamente los involucrados en el terrorismo.
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México