opinión

¡Sabemos qué se siente, vamos por la Copa!

La herida de perder la final con Alemania no cerrará jamás, pero el fútbol siempre da revancha.

 El 13 de julio del 2014 no fue un día más, aún lo recuerdo como si fuera ayer: estaba en la redacción mirando la final... Rodrigo Palacio toma la pelota... y no... no fue gol. Miro la jugada, una y otra vez, y no... no fue gol. Higuaín también tuvo su chance...y no, no fue gol.

Palacio argentina alemania

Lloramos, todos lloramos, nadie quedó fuera de la amargura, todos fuimos presos de la tristeza.

Hoy, a casi un año de aquel derrumbe de ilusiones, a tan solo un año, el fútbol me llama a poner el corazón otra vez en manos del destino. El capricho ciego de dejar todo por ver un partido de Argentina, el saber de memoria un fixture, el de llamar a amigos, familiares que no ves por miles de décadas, para organizar juntada y ser espectador de la magia delante de un televisor. 

Argentina vs Bolivia


Capricho que no se entiende, pero que sabemos bien de qué se trata. Sabemos qué se siente perder un mundial, sabemos que fue vivir emociones encontradas.

¿Ser campeones en la Copa América sanará mi herida de perder otra vez un Mundial? No, jamás...pero que lo parió , el fútbol me llama de nuevo, me motiva, me pone los pelos de punta, me saca de mí y me envuelve en esa hermosa locura.

Nadie borrará el gol de Gozte, nadie, pero al saber qué se siente, siento alegría por volver a verte. 


Opiniones (0)
16 de agosto de 2017 | 13:23
1
ERROR
16 de agosto de 2017 | 13:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"