opinión

Massa muestra bandera blanca, pero sigue disparando

El massismo le ruega a Macri que deje competir a su líder con la marca del PRO, la UCR y la Coalición Cívica. El porteño espera que sus votantes lleguen sin nada a cambio.

 Este martes Sergio Massa confirmará que se baja de la candidatura presidencial  o no y posiblemente deje "pagando" a José Manuel de la Sota y a gran parte del peronismo "federal" o no kirchnerista que confió en él. Lo hará casi en soledad, cuando la mayoría de su poder territorial se le escabulló al mismo ritmo con que las encuestas le daban malas noticias. Como verificación de la representación absolutamente pragmática con el que construyó su castillo de naipes, unos se fueron con Daniel Scioli, otros se le sumaron a Mauricio Macri (con cuyas posiciones, por otro lado, el votante massista parece más emparentado) y otros, insólitamente, se unieron a Florencio Randazzo, rendidos -quién sabe bajo qué presiones o devolución de favores- ante el kirchnerismo más puro, como el ex gobernador de Chubut, Mario Das Neves.

El miércoles pasado hubo una cena en la casa de Francisco de Narváez entre Massa y Jaime Durán Barba, un asesor en marketing político de Macri. La desproporción entre el nivel político de uno y otro habla por sí sola de la situación en la que se encuentra el dirigente municipal de Tigre que quiso dar un salto directo, sin pasar por la prueba bonaerense, a la Casa Rosada. Y cayó.

Según lo contó el sábado el propio De Narváez, se le pidió al jefe de Gobierno porteño, a través de su enviado, que sea piadoso, que vea que el massismo está rendido y que la bandera blanca lo llame a firmar la paz y a ofrecerle no la candidatura unitaria a la gobernación de la provincia de Buenos Aires, sino siquiera la posibilidad de competir en las PASO por ese cargo con la macrista María Eugenia Vidal.

Macri, que ha aprendido a hacer política, aparentemente, le respondió con frío.

 Y lo que queda del Frente Renovador, aun con la bandera de rendición en alto, le sigue disparando con frases tales como "si no arreglamos, le está cediendo el triunfo al kirchnerismo", pronunciadas a su turno por el puñado de laderos que le queda.

El martes, dijimos, cierran las alianzas nacionales y se verá allí qué se hace en el espacio opositor. Macri quiere ir a las elecciones "puro", sin participación en sus filas de dirigentes criados bajo la matriz de "militar para ganar", y poco más, no importa en dónde, como si la política se tratara de una maquinaria de colocación de cargos, funcionarios y relaciones con empresas, nada más. Pero eso no quiere decir que no le importen los votos del massismo: los necesita. Sin embargo, en su entorno saben que la expectativa positiva que el tigrense generó en capas de edad intermedia de la sociedad no se agota por el vencimiento de la candidatura de Massa, sino que queda vacante y disponible, a la espera de que su referente no esté más y puedan darle sus votos a Macri.

Los votos no se van para un lado u otro según lo indiquen los dirigentes. El massismo piensa que sí. Y es probablemente esa característica lo que ancla a ese espacio en el pasado y no le permite despegar.

Las opciones en las PASO presidenciales del 9 de agosto serán continuidad o cambio del modelo, y los que se plantan como oportunistas quedan desdibujados. Tanto el buen momento de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su continuidad con Daniel Scioli o Florencio Randazzo, como la cuajada candidatura de Macri y por qué no decirlo, el espacio chico pero consolidado desde un progresismo "no K" de Margarita Stolbizer, representan las opciones más contundentes. En octubre, finalmente, cuando haya que definir quién ocupa la Casa Rosada, los argentinos tendremos la oportunidad de optar por candidatos legítimos en torno a su núcleo de ideas o por "segundas marcas".

Opiniones (1)
18 de agosto de 2017 | 17:20
2
ERROR
18 de agosto de 2017 | 17:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Macri debe aflojar en su postura. No se puede correr el riesgo de que parte de los votos Massistas se desvíen hacia el oficialismo. DEBEMOS RECUPERAR LA REPUBLICA, COMO PRIORIDAD!
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial