opinión

Juanita, Quistina y yo

El 25 de Mayo de Marcelo Padilla, en primera persona.

Juanita, Quistina y yo

Con Juanita pasamos el 25 de mayo juntos, solos, acompañándonos, sin más nadie. Un feriado. Una mañana de sol, una siesta en la cama, abrazados. Una tarde con mates y la noche. La noche helada afuera de mi casa. Helada y despoblada la calle de mi barrio, los almacenes cerrados, las luces amarillas, los perros en silencio en los patios, los gatos guardados. Después de la siesta, cuando nos levantamos, pusimos unos dibujitos en la tele, y la pava. Era el último 25 de mayo de Cristina y, a la vez, se cumplían doce años que asumiera Néstor Kirchner la presidencia del país. Se lo extraña al flaco. Todavía se siente. No sabía bien a qué hora hablaba Cristina y tampoco estuve tan atento a ello. Juanita en el sillón con los dibujitos y unos muñecos alternaba el pasar de la tarde que caía sobre las casas bajas. La casa estaba por suerte calentita. Por momentos leí, repasando un libro que tengo a mal traer en su continuidad.

Juanita pide, reclama y demanda. Juanita quiere jugo, quiere queso, quiere un chupetín. Juanita tiene dos años y medio. Tira los muñecos de la caja de juguetes que le tengo como cofre. Los desparrama por el piso de toda la casa y los deja. A veces los ordenamos juntos. Otras no. Los deja. El chupetín naranja va de la heladera a la mesa y los chupetea un par de veces y lo deja. Deja el pan con dos mordiscones, deja todo. Y pide algo nuevo, todo el tiempo. Así pasamos la tarde, digamos, así la pasamos con Juanita, siempre. Armando y desarmando. Acompañándonos. En las buenas y en la malas. Juanita compañerita, hija, tesoro. En la alegría y en la tristeza. Muchas veces solos porque sus hermanos más grandes tienen planes y ya se juntan seguido con amigos; eso que pasa con los hijos, con los niños que van creciendo y uno va quedando con más bocanadas de silencio.

Pero Juanita todavía es muy pequeña y solo quiere estar conmigo. Los días que nos toca estar juntos en la semana o los fines de semana por medio. Por la mañana anduve medio caído y el 25 de mayo no me movía un pelo. Pensaba en otras cosas. Cuestiones de la vida, imposibilidades de un cuarentón largo. Las limitaciones. Propias y ajenas. La vida y sus limitaciones. La angustia de las limitaciones y cómo mitigarlas. La necesidad de disfrutar a Juanita en sus juegos y en sus risas, porque juanita ríe, se divierte. Pocas veces llora. Algún que otro berrinche pero en general ríe. Y es hermosa en su risa y su cariño es vitalidad en la casa por más mundo afuera y noches heladas sin perros aullando.

La hora. Quise saber la hora en que hablaría Cristina. De golpe sentí una necesidad de escucharla. Pero… ¡cómo hacer para sacarle los dibujitos a Juanita de la tele! …una imposibilidad. Un berrinche seguro, pensé. Me decidí. Le pasé el mando de los mates (eso le encanta porque le gusta ponerle azúcar, cucharadas, una tras otras y dejar el mate intomable) y cambié el canal y entré en Cadena Nacional con Juanita haciéndome unos mates llenos de azúcar, almibarados. Entré justo. Entramos con Juanita en Cadena Nacional y la vimos a “Quistina”, como ella la nombra. Quistina estaba ahí, parada, con un aire de nostalgia mirando a cientos de miles que la esperaban. Juanita no se molestó por el cambio de canal ni por la Cadena Nacional. Entramos juntos a otra dimensión. Y Juanita empezó a jugar mientras Quistina hablaba. Jugaba a imitar a la chica que traducía el discurso con lenguaje de señas y hacía lo mismo. Se divertía, y yo empecé a jugar con ella, mientras la escuchábamos a Quistina. Moviendo las manos, para arriba y para abajo con ahínco. Juanita se mataba de risa. Y yo también. Se me cayeron unas lágrimas y seguíamosjugando al lenguaje de señas y Juanita largaba carcajadas repitiendo ¡Quistina! ¡Quistina! ¡Quistina!, entre carcajadas.

La tarde era noche en el barrio dorreguino. Cristina hacía la evaluación de los doce años. Yo lagrimeaba. Juanita jugaba y también escuchaba. En un momento nos abrazamos y nos quedamos pegaditos escuchando. Solos. Con el calor de la estufa, calentitos. La casa era el país. Vivimos dignamente, pensé, más allá de las limitaciones que zumbeaban por la mañana. Éramos dos enamorados. Juanita, quistina, el pueblo, la calle despoblada, los perros ausentes sin ladrar, los gatos guardados, y una luna filosa y fulgurante que entraba por la ventana. Juanita quiere más. Demanda más, pide más. Como hacen los que reclaman y piden más y mejor calidad de vida. El proyecto nacional y popular está intacto, pensé. Somos nosotros los que debemos profundizarlo.

Juanita seguirá pidiendo…

Opiniones (14)
13 de diciembre de 2017 | 16:49
15
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 16:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Siento pena por vos
    14
  2. LA VERDAD NO TENES PERDON DE DIOS.- COMO PODES SER TAN INCAPAZ DE VIOLAR LA MENTE DE UNA CRIATURA DE DOS AÑOS CON SEMEJANTE PERSONAJE. DENTRO DE UN AÑO MOSTRALES LOS ANTROS DE PROSTITUCION DE OYARBIDE, EL CHOREO DE BODOUT. EL CAPO DE LA MAFIA A.FERNANDEZ Y AQUI A CIURCA, Y ETC ETC. EN VEZ DE CEREBRO TENES ESTOPA. DEJA QUE TU HIJA DISFRUTE LA NIÑEZ SANJUA TROLO.
    13
  3. melissa_suri. (pareja de fuerabicho?... Anótame con una cría). Una preguntita. Que Capitanich, el del 60% en Chaco?... Gioja, el que se baja de la cuarta reelección?... Que Scioli el que no tiene la derecha pero parece con una sola (mano o vuelta) le alcanza?... Están desesperados, se les nota. Los planeros, militontos, rentados somos muchos... O no vieron la plaza estos últimos días.
    12
  4. madjunter: hacete una recorrida por Ríuo Gallegos. Empezando decile a la viuda que diga que hizo como exitosa procuradora. En cuanto a lo peor de la derecha, me parece que tus padrinitos políticos son los mas beneficiados con la derecha de Menem, Cavallo, Alsogaray, cuando aplaudieron la privatización de4 YPF y se guardaron setecientos palos verdes, vaya a saber adonde. Y a Alfonsín el radicalismo no lo dejó, lo voltearon ustedes justamente para poner al turco que seguro es de izquierda. Sigan afanando con la izquierda y aplaudan, que el voleo en el culo viene dentro de poco.
    11
  5. madhunter: Los kks jefes nunca lo negaron, ahora vos sos mas kirchnerista que kirchner... en todo caso que hagan como menem.. que les haga juicio a los periodistas y gente de ddhh que viene diciendo esto hace 30 años, a ver si les va mejor que al patilludo... y otra duda que me queda.. cual seria la mejor derecha? scioli?, gioja? poko perez? boudou? milani?picheto? capitanich, etc,etc,etc?... la verdad no se con cual quedarme...
    10
  6. Marcelo me sorprendiste, por fin algo lindo, así simple, lindo! Más allá del color político que comparto a medias (Soy peronista y no K), me gusta que escribas sin malas palabras sin defenestrar a los demás y sin odios, es admisible tu punto de vista de ésta forma! Saludos.-
    9
  7. Padilla el humano! Andaaaaa... Me cansé de leerte bastardear, putear, denigrar, ningunear, a todos los que pensamos de otra forma. Me cansé de leer tus injurias, mentiras y agresiones a todos aquellos que pensamos que el país es mucho más que aquel que lo gobierna. Y ahora te haces el humano nombrando las necesidades de tu hija e intentando que sintamos algo de "ternura"??? Vos sos una persona de mal con bronca y resentimiento, que banca y justifica un modelo corrupto conducido por personas que se llenaron los bolsillos con la plata del PUEBLO (el mismo pueblo del que hablás siempre, el de las necesidades, el que "pide"). Así que ahora no te hagas el humano, y menos uses a tu pobre hijita con ese fin. Das asco
    8
  8. Me va a gustar verte la cara el 22 de junio cuando Bermejo se pegue la vuelta , y el 11 de diciembre, cuando los K se peguen la vuelta Los pocos que quedan transmutarán al Sciolismo
    7
  9. fuerabicho. Ya que estas tan informado, por que no juntas a los "ejecutados" y los llevas a defensa al consumidor. Pedile la lista a La Rata ya que te comes y difundís el versito odiador como el mejor alumno. Ah!! otra cosa. Si lo admiraban tanto a Alfosin. por que lo dejaron solo?... Y ahora. Por que lo traicionaron aliándose a lo peor de la derecha?... Tanta emoción no les daba.
    6
  10. ¿Sabés Padilla? A mi si me emocionaba un candidato, cuando los milicos eran milicos, no se cagaban ni se meaban encima como los últimos diez años. Se llamaba Raúl Alfonsín, y presentó miles de habeas corpus, y le hizo juicio a las juntas. ! Ah!...... y nunca ejecutó a un deudor de la 1050.
    5
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho
Incendios en California
6 de Diciembre de 2017
Incendios en California