opinión

La participación ciudadana

Políticas públicas y derecho de los ciudadanos usuarios y consumidores.

La participación ciudadana

Ante la pregunta, que algunos puedan hacerse, en cuanto al porqué una Asociación que difunde el derecho de los consumidores, se presenta a dislucidar, un tema como el presente; tenemos respuesta para ello; y será el objeto de la presentación.

Nuestro interés en ser parte de este espacio de consulta, está directamente relacionado con el tema de la participación ciudadana, en temas tan candentes, como lo son la instrumentación de las políticas de seguridad, desde la decisión de los órganos del Estado, a partir de la desconsideración de principios y derechos que tan caros han costado en la organización de nuestro estado nacional, y en las subsiguientes refundaciones.

Los usuarios y consumidores en nuestro querido país, somos partícipes principales en la instrumentación de políticas; que a nuestro entender, desde los administradores del Estado; han obviado la consideración que debiéramos tener, y atender, desde el Estado; sobre todo, a partir del desprendimiento del estado de muchas de las funciones que le son a sus objetivos fundacionales.

La desprotección de los ciudadanos, está directamente relacionada con el alejamiento del Estado, en el cumplimiento de los altos objetivos planteados por los hombres que originalmente construyeron nuestro país. A saber, y tan solo como una manera de recordatorio:

constituir la union nacional

afianzar la justicia

consolidar la paz interior

proveer a la defensa común

promover el bienestar general

asegurar los beneficios de la libertad

Este cuadro de objetivos; en cuanto a los usuarios y consumidores, a partir de la reforma constitucional del año 1.994; hemos pasado a ser protagonistas y partícipes en la corrección de las desviaciones, que nos privan del camino y guía que propone el mundo moderno; a saber:

La protección de los intereses económicos de los usuarios y consumidores

La sustentabilidad en el uso de los recursos naturales;

Las políticas públicas, con transparencia gubernamental

El respeto por los espacios públicos

La puesta en marcha del transporte público

Y todo ello, está escrito en FORMA OPERATIVA en el nuevo art. 42 de la constitución nacional:-“… tienen derecho, ….., a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos; a una información adecuada y veraz; a la libertad de elección, y a condiciones de trato equitativo y digno…..”.

Bién a partir de esta idea central, queremos expresar nuestra necesidad de incluir en el debate sobre instrumentación de las políticas de seguridad estos antecedentes, que hacen a la consideración de nosotros como ciudadanos. Es más ciudadanos, que queremos involucrarnos en este debate, que sabemos desde ya, tendrá sus frutos.

La idea de seguridad ciudadana es la acción integrada que desarrolla el estado, con la colaboración de la ciudadanía y de otras organizaciones de bién público, destinada a asegurar su convivencia pacífica, la erradicación de la violencia, la utilización pacífica y ordenada de vías y de espacios públicos y, en general, evitar la comisión de delitos y faltas contra las personas y sus bienes.

Nuestro antecedente histórico más cercano, que se desarrolló en la década de los años ´90; propuso un modelo de desarrollo económico y cultural, que alejó al Estado del tratamiento de estos objetivos; y de alguna manera, dejó en manos de otras instituciones no estatales el cumplimiento de estos fines, que constituyen los valores esenciales de nuestra nacionalidad.

Fruto de este modelo, se dejó de lado instituciones, sociedades intermedias, organizaciones sociales, que en cualesquiera de sus manifestaciones, han sido el sostén de los ciudadanos, formados en los valores, que hoy a gritos pedimos vuelvan a nuestra sociedad.

Y lo que es más se dejó de lado valores, que han sido parte de la esencia misma de la argentinidad, y que hoy en los años 2010, estamos empezando a tomar conciencia, de lo profundo que fue el pozo, en la caída de los principios y valores que nos inspiraron.

El otro día, escuchaba a Dn. Francisco "Chicho" Rodriguez (Presidente de la Federación de Uniones vecinales de Godoy Cruz), hablar de lo importante que sería que el ministro que asegura el Bienestar Social de la comunidad, le proveyera a las uniones vecinales un colectivo para que el fin de semana los vecinos de un lugar se trasladaran a otro, y de esa manera compartir experiencias; hacer los pic-nic del fin de semana de las familias en los parques públicos; hacer que los clubes del barrio tengan incentivos para el desarrollo del deporte amateur (no el profesional), que permite a los muchachos del Barrio, estar ocupados haciendo deporte y otros menesteres sociales; en fin hacer que las personas dejen de pedir mano dura con los muchachos, que se les baje la edad de imputabilidad, y un sin número de barbaridades que se escuchan a diario como consecuencia del miedo que nos infunden.

Por ello es, que la problemática; merece que sea abordada en primer término, de la manera, en que justamente, hasta el momento no se ha hecho; y es, que a partir del sistema constitucional vigente y legal; se instrumente desde los administradores del Estado, cualquiera fuere, el que tenga el turno de gobernar; una forma de abordar el tema con la seriedad que nos merecemos los ciudadanos.

A partir de ese modelo de país, ideado en la privatización de los servicios públicos, so pretexto de su déficit, por la mala administración, “se colaron” algunas obligaciones del estado, como lo son garantizar el sistema de la seguridad interior, y el bienestar de los ciudadanos.

Y en ocasiones, en este desandar; movimientos preocupados por la falta de presencia del estado en la resolución del problema; otras; como en nuestro caso, se plantea que en ocasiones, se aplican políticas que se han demostrado ineficaces (porque las mismas pretenden combatir el flagelo, no solucionarlo desde la raíz), como por ejemplo el aumento de las penas, la reducción de las garantías procesales, o medidas para aplicar el derecho penal a menores de edad; que pueden derivar en movimientos paramilitares—milicias de 'autodefensa'— cuando el Estado no es capaz de reaccionar de una forma eficaz ante la violencia y el delito, complicando la situación.

LA PARTICIPACION CIUDADADA y EL APORTE DEL ESTADO.

Y como consecuencia de toda esta transferencia efectuada desde nuestros representantes; nos vemos desbordados, los ciudadanos, haciéndonos cargo de las funciones que le son propias al estado, y supuestamente indelegables.

De hecho, esta transferencia de las responsabilidades, a partir de esta idea, ha generado, genera, y creemos que de no corregir el rumbo, generará costos en nuestros bolsillos, muy difícil de sustentar, sin que terminemos cayendo, en una sociedad polarizada, entre los que tienen la posibilidad de “asumir el costo de cuidarse”, versus el sector de la sociedad, que tan solo alcanza a cubrir la canasta básica de los alimentos.

A partir de estas ideas, la consecuencia es, que dejamos de ser ciudadanos, para transformarnos en “usuarios” de los servicios, que algunos comerciantes, especialistas en seguridad, nos pretenden vender.

Y claramente hablamos:

-De los barrios privados, con calles que dejaron de ser públicas; agentes de seguridad privada, que solicitan documentos a los ciudadanos; y lo que es peor, sin policías que puedan controlar a estos señores; que nosotros, los ciudadanos, nunca les dimos esa autoridad.

-Paso a paso, se autoriza el supermercado (mega comercializador en los centros poblados y no en las afueras), desapareciendo el comerciante del barrio, y lo que es peor, desapareciendo el productor de los bienes que se autogeneran estos monstruos del comercio mega.

-Se habilitan casinos en forma desproporcionada, para que jueguen sus salarios los trabajadores.

-Se sacan los subsidios a los clubes de Barrio; y se “banca” el desarrollo de los deportes desde el sistema profesional y de alto rendimiento, versus el deporte amateur.

- se va terminando la casa del barrio abierto, en la que convive el obrero, el asalariado, el jornalero, el dueño del almacén, la fábrica, el Doctor, el policía vestido con su impoluto uniforme y el empresario; para quedar aislados, aquellos, que no tienen manera de transformarse en USUARIO – CONSUMIDORES de los espectaculares SERVICIOS DE SEGURIDAD PRIVADA, instaladores de cercos; generando un sector de la sociedad claramente delimitado, con poderosas residencias; versus, aquellos CIUDADANOS, que quedaron confiados, en que los valores del estado, aquellos que concibieron nuestra hermosa patria, y que tanta sangre derramaron, les sigue brindando su función de protegerlo, de aquellos hábitos delictivos, de la sociedad moderna.

Precisamente, este es el punto en cuestión

Queremos una sociedad INTEGRADA, habitada por todos CIUDADADANOS, de todos los sectores sociales; y conviviendo en los lugares públicos de la ciudad y los barrios, usando el transporte público de pasajeros para transportarnos hacia nuestros lugares de trabajo y/o de placer; nuestros jóvenes estudiando en las escuelas públicas, y no en las ficciones de los colegios privados; los muchachos, a la salida de la escuela, jugando en los clubes, sabiendo que es posible.

Y sí sabemos que no queremos; una sociedad DESINTEGRADA, habitada por sectores; por un lado USUARIOS y CONSUMIDORES de un solo sector de la sociedad, con el poder adquisitivo para adquirir, aquellos SERVICIOS PRIVADOS; que el ESTADO decidió abandonar; sabiendo que esto es algo que a la corta y/o a la larga, no servirá para el desarrollo de nuestro maravilloso país.

Una sociedad así, es el preludio de los grandes dramas que se sucedieron en la historia de la humanidad. Creemos, firmemente creemos; que si nos movilizamos, podemos enderezar el rumbo y lograr una sociedad, en la que el Estado cumpla con sus roles impuestos en la creación misma de la sociedad en que vivimos.

CONCLUSIÓN

Técnicamente, son muchos los minutos que necesitaríamos para desarrollar; pero creo, que en este resumen de principios se puede plasmar, una forma de redirigir las acciones de los gobiernos, y el ESTADO recuperar, a tiempo todavía, el protagonismo que debe tener, a tenor de los básicos principios que inspiran nuestra querida Argentina. 

Opiniones (1)
18 de noviembre de 2017 | 11:27
2
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 11:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. De lo que el señor habla aquí es de recuperar CALIDAD DE VIDA a escala de los barrios, (la ciudad chica de cada uno) y a escala urbana (el barrio grande de todos), apelando a la participación colectiva, libre de exclusión por ninguna causa. Ello se contrapone abiertamente con la politica inmobiliarista de suburbanización por condominización segregadora: Clasismo que se impulsa a rajatabla, por más que se declame lo contrario.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia