opinión

Representación de género en la Suprema Corte, la deuda pendiente

Se han presentado proyectos solicitando el cupo de femenino en la Suprema Corte de Justicia de la Nación por representantes de diferentes espacios políticos que no han logrado ser convertidos en ley.

Representación de género en la Suprema Corte, la deuda pendiente

 Un mismo debate se instala en el ámbito nacional y provincial en estas horas, se trata de los pliegos para ocupar cargos en la Corte Suprema de Justicia de la Nación y en la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Mendoza respectivamente.

Roberto Manuel Carlés es el postulante para la Nación, cuyo pliego aún no fue retirado y Julio Ramón Gómez sería la propuesta del gobernador para la Suprema Corte, según trascendió por las redes sociales. En ambos casos las postulaciones no contemplan el balance de género, esto es la representación femenina en ambos espacios de la Justicia.

El caso de Mendoza es aún más grave dado que no cuenta actualmente con ninguna mujer entre sus miembros, siendo que en la Corte Nacional permanece la Dra. Elena Higthon de Nolasco. La representación de género estaba expresada, de manera proporcional, con la integración de la Dra. Carmen Argibay, que esta semana se cumplió ya un año de su fallecimiento.

Según relevamientos de organizaciones, actualmente la mayor cantidad de estudiantes de abogacía en universidades son mujeres, y esta proporción se mantiene en aquellos que logran alcanzar el título. También se afirma que dentro de la masa de trabajadores judiciales, un 55% son mujeres. Estos índices demuestran porque también es necesario que se garantice la representación de género en el máximo tribunal, para avanzar hacia una perspectiva más igualitaria. Las mujeres no somos una minoría en la sociedad, al contrario. Y es esta lucha la que venimos sosteniendo hace décadas.

Se han presentado proyectos solicitando el cupo de femenino en la Suprema Corte de Justicia de la Nación por representantes de diferentes espacios políticos que no han logrado ser convertidos en ley.En nuestra provincia, también contamos con antecedentes en este sentido.

En octubre del año pasado presenté un proyecto para establecer un cupo de género en la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, que actualmente se encuentra en Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales y no ha avanzado en su tratamiento.

En Mendoza, tuvimos durante 26 años a la Dra. Aída Kemelmajer de Carlucci, que fue la primera ministra de la Corte y se jubiló en el 2010. Desde entonces los lugares vacantes han sido ocupados por dos hombres.

Ante el rechazo del pliego de Miriam Gallardo, ayer el gobernador presentó el pliego de Julio Ramón Gómez, lamentablemente este segundo postulante, aunque tenga mayor idoneidad que la anterior, no representa el balance de género que debiera tener nuestra Suprema Corte.

Considero fundamental que ese lugar vacante vuelva a ser ocupado por una mujer que además de representar a las mujeres mendocinas en el máximo órgano provincial de justicia, se avance en la incorporación de una perspectiva de género de manera transversal en todos los organismos de la justicia de Mendoza, logrando dar batalla a este enorme flagelo que es la violencia de género en nuestra sociedad, inclusive la que se da en ámbitos institucionales.

Por supuesto que es función constitucional del gobernador enviar el pliego de su propuesta. Estoy convencida de que existen numerosas mujeres con gran perfil académico y antecedentes suficientes para un lugar de tanta responsabilidad y el oficialismo lo sabe. En Mendoza no es momento de imponer por la fuerza de los votos ni pagar saldos de una interna feroz; estamos en un momento donde el consenso debe guiar las cuestiones de profundidad institucional, para hacer de la Corte un ámbito que garantice pluralidad, representatividad y una visión de justicia e igualdad.

Opiniones (3)
11 de diciembre de 2017 | 07:54
4
ERROR
11 de diciembre de 2017 | 07:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Me parece que sangra por la herida senadora, no es cuestion de genero la discusion, cuando se postulo a Gallardo su partido opino cualquier cosa, no diferencio en el genero y ahora que proponen a alguien que no pueden atacar , comienzan con estas notas, sangra por la herida
    3
  2. Absolutamente de acuerdo con usted Senadora. Corresponde que el Sr, Gobernador retire el pliego y ponga en valor el rol de la mujer en la justicia. No es que haya una representación mínima. NO HAY NINGUNA. Y esto lo digo como hombre, hasta cuando el amiguismo va a seguir tapando las verdaderas necesidades institucionales y de integración de género de nuestra sociedad?
    2
  3. será que todavía existe la creencia de que ¿Tener un órgano masculino implica estar cualificado para todo?
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho
Incendios en California
6 de Diciembre de 2017
Incendios en California