Deportes
opinión

El fútbol argentino ha muerto

Otra vez los violentos determinaron el destino de un partido de fútbol. La situación en Argentina no tiene solución, no acabará jamás.

El fútbol argentino ha muerto

Al fútbol hay que entenderlo como un espectáculo, aunque sea un deporte y los protagonistas sean los propios futbolistas. Los estadios están construidos para que decenas de miles de personas puedan ver desde una posición privilegiada lo que sucede adentro del campo de juego.

Por eso, aunque actualmente en lo netamente deportivo el fútbol argentino es subcampeón del mundo a nivel selecciones y a nivel clubes, lamentablemente no se puede separar de lo que pasa en las tribunas desde hace más de 30 años, cuando de a poco empezó a convertirse en un negocio millonario del que nadie se quiso quedar afuera.

Lo sucedido anoche en la cancha de Boca Juniors, en el marco de los octavos de final de la competencia de clubes más importante de todo el continente americano, es un bochorno. Un papelón. Una vergüenza. El acta de defunción del fútbol argentino como espectáculo.

En lo personal, hablo desde la resignación. Ni siquiera creo que nuestro fútbol esté agonizando, o en coma. Estoy convencido de que esto no se terminará jamás, por eso hablo de la muerte del deporte más amado por los argentinos.

¿Por qué no me queda un ápice de esperanza? Porque a los responsables de terminar con la violencia en las canchas no les interesa tal cosa. Aduciendo miedo, los dirigentes de los clubes les regalan entradas a los barras para que las revendan y hagan su negocio. En la misma línea, y para no ser silbados en la cancha, los jugadores regalan camisetas, asisten a cenas por las que se cobra una entrada de alto costo y financian los viajes de los barras a los Mundiales.

La policía hace la vista gorda, pues sabe que cuánta más gente ingrese de manera ilegal con el visto bueno de los barras, mayor será su comisión.

Mientras tanto, la dirigencia política utiliza a los barras para engrosar sus actos políticos y sumar bombos, trompetas y platillos para darle color a sus discursos y campañas.

¿Y la Justicia? Pocos jueces se animan a meterse con los barras, y cuando alguno avanza en su investigación, lo apartan. Como sucedió con Manuel De Campos, quien llevaba varias causas contra La Doce y fue apartado por la Cámara de Apelaciones de la Ciudad de Buenos Aires a pocos días de la trilogía superclásica.

Para colmo de males, anoche nadie quiso asumir el costo de suspender un Superclásico. Cuando hacía más de una hora que el partido estaba parado, un periodista de la TV Pública tuvo el siguiente diálogo con el árbitro Darío Herrera:

-Darío, ¿se suspende el partido?
-Ahora lo confirmamos.
-¿La decisión la vas a tomar vos?
-No.

Así. Sin más. En su primer Superclásico como árbitro, Darío Herrera no quiso suspender un partido en el que había jugadores con quemaduras de primer grado.

Gustavo Grabia, periodista especializado en barrabravas, en su libro La Doce recogió un testimonio de Rafael Di Zeo que ratifica mi desesperanza: “¿Vos te creés que conmigo preso la violencia se va a terminar? ¿Vos te creés que si nos juntan a todos en una plaza y nos matan, la violencia se va a terminar? No, no se va a terminar nunca. ¿Sabés por qué? Porque esto es una escuela. Es herencia, herencia y herencia (…) La violencia no la generamos nosotros, sólo sucede. Está ahí, en el fútbol. La policía arma un operativo de seguridad para que no pase nada. Pero cuando falla y se encuentran dos barras, sucede. Y eso no se va a terminar jamás”.

Que en paz descanse.

Opiniones (3)
20 de noviembre de 2017 | 16:59
4
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 16:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Mientras alla, chicos y adultos detras de una pelota , el juego del futbol en la Argentina nunca se va a morir, quizas lo que si se puede morir o en su defecto resentir es el "futbol profesional" argentino, lamentablemente, desde que la TV puso su ojo en el futbol e invirtio e invierte millones para mostrarlo, en la Argentina, se desnaturalizo todo su entorno, antes solo los que hacian publicidad en el futbol ganaban o tenian reditos, ahora hasta los barras quieren su tajada y encima tienen las leyes a su favor, con la complicidad de la clase politica.-
    3
  2. NI SE MUERE EL FUTBOL Y NI DI ZEO TIENE RAZON.
    2
  3. cuando va ser el dia que iluminen, a estos delincuente que se hacen llamar barras bravas,si es verdad el futbol lo mataron estos delincuentes..
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia