opinión

Born y Galimberti, una trágica simbiosis

El autor analiza el libro "Born", de María O'Donnell.

Born y Galimberti, una trágica simbiosis

El ritmo de thriller y el excelente estilo del relato del reciente libro* de María O`Donnell sobre el secuestro de los hermanos Born en 1974, no alcanza a opacar ni la profunda rigurosidad de la investigación, ni mucho menos la extraordinaria lucidez para entender una parte esencial del recorrido y las vicisitudes políticas y sociales de la Argentina de estos últimos 40 años.

Se trata de un libro verdaderamente notable. No solo porque arroja mas luz todavía sobre uno de los periodos mas siniestros de nuestra historia, sino porque permite entender una parte significativa de nuestras miserias actuales. Mas allá de las virtudes intrínsecas del libro, ya señaladas, un elemento nuevo resulta decisivo para la profundidad que adquiere el análisis. Buena parte del libro está basado en un numero altísimo de horas de conversación franca (en algunas partes incluso sorprendentemente francas), con uno de los protagonistas mas importantes de esta historia; el propio Jorge Born.

No me parece que el merito mayor del libro consista en explicar ( una vez mas) la forma como el dinero ( en una cantidad desmesurada para la época) funcionó como la última gota destinada a corromper los últimos vestigios de una organización “revolucionaria”.

Me parece que el merito mayor del libro radica en insinuar, mas que afirmar, el contenido y las consecuencias de una relación extrañamente simbiótica entre una de las victimas del secuestro y uno de los sujetos mas degradados de la vida politica argentina: Rodolfo Galimberti. Tal vez, uno de los exponentes mas representativos de la organización Montoneros.

No me parece que el hecho de haberse convertido no solo en amigos sino fundamentalmente en socios, durante el menemismo, fuera el factor determinante para explicar la admiración mutua que públicamente se profesaron. Por el contrario creo, que fue esta extraña admiración que se profesaban lo que los convirtió en socios.

Si Born, como puede deducirse del texto del libro termino admirando la audacia sin limites ni escrupulos de su antiguo captor, este ultimo admiraba el prestigio y la influencia que el poder y los vínculos sociales le otorgaban a su antigua victima.

Hoy, un capitalismo de amigos que valora e involucra a una grotesca “aristocracia” montonera bendecida y admirada por lo mas alto del poder, solo puede conducir a tragicómicas repeticiones futuras como esta.

Volver una y otra vez sobre estos temas, con la mirada mas critica posible constituye un buen punto de partida para no recaer en una historia que sería un verdadero horror repetir.

Opiniones (2)
12 de diciembre de 2017 | 17:30
3
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 17:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Ese es el mal de los argentinos, repetimos una y otra vez los mismos errores ¿Por qué nos cuesta tanto aprender de la historia?.
    2
  2. Absolutamente cierto. Es recomendable que lo lea Padilla.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho
Incendios en California
6 de Diciembre de 2017
Incendios en California