opinión

Presupuestos mínimos contra el cambio climático

Líderes mundiales destacan este como un problema relevante.

Presupuestos mínimos contra el cambio climático

Hasta hace muy poco eran solo los ambientalistas, la comunidad científica a través de la IPCC- Panel Intergubernamental de Cambio Climático o los países más castigados por este fenómeno, los que denunciaban seriamente el Cambio Climático; pero en los últimos meses hemos observado que Obama, el Banco Mundial y ahora el mismísimo Papa Francisco entre otros líderes mundiales, sostienen que este es el fenómeno global más relevante de la actualidad y lo será por varios años más. El Cambio Climático llegó para quedarse y lo que parecía ser un problema ambiental de algunas regiones del planeta, se ha transformado en una gran amenaza para humanidad.

Entre sus causas que no solo son ambientales, no encontramos con el consumismo por derecha y por izquierda, la carrera armamentista de occidente y de Asía, el afán de riqueza de los ya desarrollados, y la necesidad de desarrollarse de los que no lo logrado. Nos encontraremos que hay sociedades cuyos paradigmas han cooperado en gran escala en crear este fenómeno y sociedades que no lo ha hecho; pero son las que más lo sufren. A la postre, nos encontramos que el Cambio Climático es en gran medida, fruto de la necesidad que tuvo y que tiene la modernidad y la posmodernidad, de manipular al hombre, el ambiente, la cultura, el espíritu, etc. en función de obtener de ellos la máxima rentabilidad económica.

El Cambio Climático está entre nosotros, lo padecemos y así como sus causas han nacido de la voracidad del hombre, sus consecuencias tenderán a devorarse al hombre en sus múltiples dimensiones. Lo que parece ser un simple aumento de la temperatura de un par de grados, ya está haciendo estragos sociales, ambientales, económicos, culturales en distintas partes del mundo. Sequias, inundaciones, huracanes, aumento de nivel de los océanos y más, ya producen muerte, enfermedades, desarraigo, pobreza, violencia en muchos regiones del mundo.

Los conceptos adaptación, mitigación, vulnerabilidad y riesgo aparecen en todas las agendas públicas de cara a la Conferencia de las Partes que se llevará a cabo en la ciudad de París 2015.

A problemas globales, hay que dar soluciones globales; desde nuestra perspectiva estas no vendrán por donde se crearon el problema; no vendrán por propia decisión de las corporaciones económicas y fagocitan la riqueza del mundo; y no pueden venir por allí, porque están condicionadas intrínsecamente para ello. La solución solo puede darse por la vía Política, que debe volver a regir la economía, sus límites y valores.

Si bien este debate se dará en París, en Argentina y en Mendoza debemos trabajar ahora mismo en este sentido, salga lo que salga de París; el problema lo tenemos instalado regional y localmente y podremos tener mayor o menor financiamiento, pero debemos resolverlo. Para ello, creemos que hay profundizar las acciones que se están realizando y que son muchas, pero más allá de eso, necesitamos trabajar el eje de Cambio Climático como una política transversal y coherentes que trascienda y supere las distintas políticas sectoriales y posibilite adaptarnos a este nuevo escenario. Se hace imprescindible un Acuerdo Federal por el Cambio Climático que culmine en una Ley Nacional, desde donde se promueva el ordenamiento territorial en el marco de la equidad social y económica para las provincias.

Nuestra Provincia es una de las más adelantadas en acciones tanto de mitigación como de adaptación, en respuesta a las duras condiciones geográficas, y por ello se trabaja en proyectos de energía alternativa, optimización del uso y gestión del recurso hídrico, se mejoran los sistemas de información hidrometerológicos; contamos con institutos científicos, técnicos y académicos de nivel internacional y en lo institucional desde el año 2008 existe la Agencia de Cambio Climático de la Provincia.

Nuestra propuesta tiende a que las acciones aisladas deben enmarcarse en una estrategia política: el Cambio Climático debe ser uno de los ejes rectores de las políticas públicas de la provincia, su transversalidad a las mismas nos permitirá pensar en el desarrollo sustentable de la producción, el turismo, la vivienda, la cultura, la salud, el desarrollo humano, la infraestructura, los servicios, el deporte, la vida misma de cada familia en términos de adaptación, mitigación y vulnerabilidad.

El desafío, una vez pasado este proceso electoral, es poder consensuar entre las distintas fuerzas políticas cuatro ejes centrales: 1) la incorporación del CC en la reforma de la Ley 5961 de preservación de Medio Ambiente en especial en lo que corresponde a los procedimientos de evaluación de impacto ambiental; 2) la compatibilización del CC con la Ley de 8051 de Ordenamiento Territorial; 3) la promulgación de una Ley provincial de CC y 4) incorporar el CC como asunto de una posible reforma Constitucional.

Por Lic. José Pozzoli - Especialista en Políticas Públicas

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 20:59
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 20:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes