opinión

Netanyahu, en solo 42 días de la gloria al ridículo

Análisis de la gestión del nuevo Gobierno que Netanyahu comenzó en Israel.

Netanyahu, en solo 42 días de la gloria al ridículo

Cuando el pasado 17 de febrero, contra todas las previsiones por su magnitud, Netanyahu se consagró como el máximo ganador, teóricamente estaba claro que comenzaba su último período de gobierno en el cual intentaría dejar su firma para la historia.

Venía de ganar la pulseada con Obama, es de suponer que no fue un operativo fácil, su ego por las nubes, en el corto plazo fue un triunfo personal y político arrollador, queda ahora por comprobar cómo repercutirá éste en el mediano plazo para los intereses de Israel, las cuestiones personales muchas veces pesan mucho más que las institucionales, las relaciones entre ambos no se solucionan con apretones de manos y declaraciones amor.

Con unas elecciones en los Estados Unidos a poco más de año y medio muchos puentes comenzaron a tenderse, tanto demócratas como republicanos quieren dejar el tema personal en ése nivel, entre ellos, pero que no afecta las relaciones entre ambos países, Hillary Clinton lo dice, lo repite y lo recalca en su lanzamiento presidencial, el Secretario de Estado Kerry telefonea diariamente, emite declaraciones que en el acuerdo con Irán aún nada está cerrado, que nada se hará en detrimento de los intereses de Israel

Netanyahu no hay día que no encuentre una cámara y muchos micrófonos para dirigirse a la opinión pública mundial, especialmente a la de Estados Unidos para atacar el acuerdo, para demostrar que el mismo afecta la seguridad de Israel y que él nunca lo permitirá, siempre aclara que todos los caminos para impedirlo están abiertos, a buen entendedor pocas palabras, un conocido discurso que no deja de repetir a todo dirigente mundial de primera línea que recibe, entre ellos siempre hay 5 a 10 congresistas y senadores americanos que día a día rotan por Israel, el mejor para las relaciones públicas, mutuamente se necesitan.

Fronteras adentro debe enfrentarse con la realidad de la política interna, a pesar que Netanyahu disfruta, es parte de su personalidad ingresar en el barro político, mientras más profundo éste sea su gozo personal es mayor, en ésta oportunidad se le fue la mano, se pasó de revoluciones.

Cuando el Presidente de Israel lo designó para formar el nuevo gobierno estaba en la cima de la gloria, aun disfrutando, saboreando el personal éxito en las elecciones, nadie discutía que él había sido el único ganador, nadie más existía, todos hacían fila para incorporarse a su gobierno, en sus manos muchas alternativas de armar gobierno como para que el costo de las demandas, de las exigencias de los partidos que ingresarían a la coalición se diluyeran.

Lo que con un toque de autoridad debió terminarlo en pocos días dejando muchas puertas abiertas alternativas para el futuro, una privilegiada posición que le permitía estabilidad, pero su adn político no se lo permitió, destruyó todo lo bueno que podía hacerse para dar ingreso a las cuestiones personales, a las revanchas y los odios que en política son muchos, pasos de facturas, créase o no también una cuestión de celos de la esposa de Netanyahu con la que a partir de ahora se convertirá en Ministro de Justicia, lo que faltaba, política y polleras.

Dicen que para muestra alcanza un botón, las pequeñas historias, algunas desapercibidas para el gran público pueden hacer comprender el panorama general. Todos conocen que el actual Presidente de Israel no llegó con el apoyo de Netanyahu, entre ambos una larga lista de cuentas sin cerrar, el miércoles 6 a medianoche vencía el plazo máximo para que Netanyahu respondiera si pudo formar gobierno, caso contrario el Presidente estaba en condiciones de comenzar una nueva ronda de consultas con los diferentes partidos políticos o entregarle a otro la posibilidad de armar gobierno, Netanyahu no quiso corres riesgo alguno, el sí lo comunicó por fax, también por correo electrónico y, para mayor seguridad, también por mensaje personal, no sea que el Presidente pasada la medianoche dijera que nada recibió…

Esa imagen internacional de Netanyahu internamente quedó reducida a la nada, un vergonzoso manoseo en todos los niveles, desapareció el respeto hacia quien será el Primer Ministro, la persona sobre cuyos hombros recae la responsabilidad de la vida, de la paz y de la guerra.

La mayoría mínima que Netanyahu logró cerrar lo deja en una muy incómoda situación, el que piense que bajo está estructura se podrá gobernar está escribiendo una historia de ciencia ficción, es un gobierno de transición en espera que se clarifique el panorama, todos se preparan para la próxima ronda en la cual Netanyahu sea cosa del pasado.

Lo malo que hasta que llegue ése momento son muchos los imponderables que enfrenta Israel, los 120 mil cohetes que Hisballá tiene en sus bodegas que desde la frontera norte llegan hasta cualquier parte del territorio, Siria y su inestabilidad, Hamás y sus nuevos túneles en plena construcción, la inestabilidad en el Golfo Pérsico e Irán, un tema que Netanyahu no dejará en manos de otros, demasiados frentes abiertos, preocupante.

Alguien con cierto sentido común puede pensar que, bajo un gobierno de éstas débiles característica, los grandes y seguramente sinceros proyectos del nuevo Ministro de Economía se podrán instrumentar, llevar a cabo, obviamente que la respuesta es no. Con potenciales nuevas elecciones en el horizonte quién permitirá que un competidor político se anote laureles con la baja de los precios de las viviendas, tema que está en la plataforma de todos los partidos, con la limitación a los bancos en sus cobros de ilimitadas comisiones y gastos y la apertura de la competencia entre ellos, nada se podrá llevar adelante, nadie políticamente permitirá que un potencial rival se anote éxito en la gestión.

En la Israel de hoy mientras por un lado se investiga y detiene a altos jefes policiales y prestigiosos abogados, a una ex jefe de la procuración de Tel Aviv y prominentes hombres de negocios dedicados a la construcción como parte de lo que podría llamarse una organización económica criminal, escándalo que recién comienza y que se desconoce hasta donde pueden llegar sus ramificaciones, por el otro ayer varias compañías de alta tecnología fueron vendidas por más de 2.000 millones de dólares, japoneses, chinos y de Estados Unidos los compradores, todo en uno, el mundo sigue girando, no se detiene.

Hasta la próxima.

Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 18:14
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 18:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho