opinión

Un tema esencial que no se discute

El debate sobre la Ley de Aguas, en la voz de un diputado radical.

Un tema esencial que no se discute

 El Gobernador Pérez, envuelto en un alo de misterio, guarda bajo siete llaves el proyecto de modificación de la Ley de Aguas, iniciativa que frente a productores se comprometió a enviar al Departamento General de Irrigación para que las inspecciones de cauces lo analicen y enriquezcan, para luego llevarlo a la Legislatura en la búsqueda de los consensos políticos. Pero, como ha ocurrido ya con otros temas como el ordenamiento territorial, los proyectos mineros y la construcción de la Villa Olímpica el Gobernador intenta imponer antes que consensuar.

Nadie puede negar que Mendoza fuera pionera en materia de aprovechamiento y utilización del recurso hídrico. El General San Martín tercer Gobernador intendente de la provincia en el 1835 dictó el reglamento de aguas, que es el antecedente directo de la centenaria norma que nos rige y que no por vieja significa que carece de vigencia o utilidad. Sin embargo debemos reconocer que eso es parte de la historia y de un tiempo a esta parte lejos estamos de aquel sitio destacado que supimos ostentar.

Hoy solamente gastamos fortunas en campañas de concientización sobre el cuidado del agua pero la falta de inversión y planificación son una constante. Gastamos fortunas en el sostenimiento de organismos burocráticos como Aysam, el EPAS e Irrigación que solo se preocupan de ser generadores de empleo público y atentan directamente contra el buen manejo del recurso.

En la actualidad las zonas urbanas han avanzado sobre aquellas con derecho a riego y que originalmente estaban destinadas a la producción; además a la escasa inversión en eficiencia y tecnificación hay que sumarle la falta de reservorios de aguas pluviales, la contaminación de napas freáticas, la nula inversión en las agua superficiales del gran Mendoza, que ante una lluvia deja a toda la población sin suministro, la poca utilización de las perforaciones en el sur provincial.

Este desmanejo del recurso no se soluciona modificando la ley de aguas, muy por el contrario se soluciona trabajando sobre objetivos a corto, mediano y largo plazo basados en el consenso social y político, algo necesariamente primordial para sostener en el tiempo cualquier política que se quiera impulsar.

El último congreso internacional de manejo del agua realizado en Viña del Mar arrojó indicadores negativos para la provincia quedando en varias ocasiones por debajo de otros estado que hasta hace poco no eran ejemplo para nadie en el manejo del recurso, como la vecina provincia de San Luis.

Cualquier modificación de una ley que regula un recurso esencial como este abre interrogantes y preocupaciones en diversos sectores sobre todo porque “el derecho de aprovechamiento del agua es inseparable al derecho de propiedad sobre todo terreno cultivado o que se cultive en la provincia". Cuando la información no es clara y se esconde, las especulaciones son infinitas, entre ellas podemos encontrarnos con la intención de modificar las prioridades del uso del agua donde el abastecimiento para riego se encuentra antes que el uso industrial y utilizando argumentos falaces como el cambio de la matriz productiva esto se quiere invertir.

Por último no debemos olvidar el contexto donde se pretende desarrollar este debate; la profunda crisis hídrica, (que no se resuelve como una nueva ley de aguas), el conflicto judicial por las aguas del río Atuel con La Pampa, el no reclamado del envío de los fondos para la construcción de Portezuelo del Viento obra firmada y comprometida por Nación, la falta de financiamiento del dique Los Blancos, las dudas de quienes habitan las márgenes de El Carrizal por el aumento del abrevadero y los escasos esfuerzos para la construcción del trasvase del río Grande al Atuel que permitiría paliar la crisis hídrica que actualmente tiene la provincia.

Por todo esto nos preguntamos porque insistir en Modificar una Ley si la solución no es jurídica y por el contrario requiere de mayor inversión, mas estudio y de un manejo adecuado del recurso para los tiempos que se vienen. 

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 12:52
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 12:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes