opinión

Cuatro medidas para transformar Mendoza de las que nadie habla

La senadora de la Izquierda critica la falta de propuestas y expone las suyas para mejorar la provincia.

Cuatro medidas para transformar Mendoza de las que nadie habla

En pocos días tendrán lugar las primeras PASO mendocinas y las propuestas sobre qué salida dar a los principales problemas que atraviesan la provincia han sido las grandes ausentes en las campañas de los partidos que la gobiernan, alternadamente, desde hace ya treinta y dos años.

Personalismos, internas y slogans vacíos de contenido son las herramientas que utilizaron tanto la UCR-PRO como las distintas variantes del PJ para silenciar cualquier debate sobre las necesidades más urgentes y ocultar que, pese a las supuestas diferencias, todos sus candidatos coinciden en lo fundamental: su intención de imponer el ajuste sobre los que menos tienen, para favorecer los intereses de los empresarios aliados.

Las operaciones políticas y las innumerables maniobras que han realizado estos partidos para disputarse la elección, en beneficio de uno u otro bando empresarial, incluyeron también el ataque al Frente de Izquierda, que con la elección ejecutiva de febrero en la Ciudad obtuvo por cuarta vez consecutiva, junto a Nicolás del Caño, un importante caudal de votos.

Sin embargo, nada ha impedido que el FIT desarrolle una intensa campaña militante en toda la provincia, visitando fábricas, barrios y lugares de estudio, para proponer una agenda con medidas esenciales para una Mendoza de los trabajadores, las mujeres y la juventud. Esta es la salida que nuestra fuerza, con el apoyo y la simpatía de miles de mendocinos, busca fortalecer de cara a las elecciones del 19 de abril. La fiscalización, para que en ninguna mesa falte la defensa al voto al FIT y al programa que propone, es una tarea indispensable en este último tramo del proceso electoral.

1. Que todos los funcionarios cobren como una maestra. Al amplio apoyo popular que tiene esta medida, tanto peronistas, como radicales-macristas y demócratas de Mendoza le responden con nuevos “dietazos” para defender sus privilegios. Ser legislador, gobernador, ministro o juez constituye una actividad pública, no un negocio para enriquecerse o intercambiar favores con los poderosos y capitalistas amigos. Cobrando hasta diez veces más que cualquier trabajador, la casta política mendocina vive completamente alejada de las grandes y extendidas necesidades populares. Desde el Frente de Izquierda, mientras nos comprometemos a seguir cobrando lo mismo que cualquier trabajador, proponemos que todos los legisladores y funcionarios perciban el equivalente al salario de una maestra con 26 años de antigüedad, como plantea el proyecto de ley que presentamos en nuestro primer año de mandato tanto en el Senado provincial, desde la banca que represento, como en el Congreso Nacional, desde la banca que ocupa mi compañero Nicolás del Caño.

2. Salario, precarización laboral y jubilaciones. Mendoza es una de las provincias con los salarios más bajos de todo el país. La inflación y las paritarias a la baja han licuado el sueldo de los mendocinos. Más de la mitad de los trabajadores, cifra que aumenta cuando son jóvenes, sufren la precarización laboral y el llamado trabajo "en negro", sin estar registrados. La juventud acunó la definición de los “contratos por 89 días”, refiriéndose a que las empresas despiden de forma sistemática e ilegal antes de finalizar el período de prueba, para no efectivizarlos. En la “Mendoza del Turismo”, los jóvenes se insertan en trabajos temporarios y circulan de uno en otro gracias a esa figura del período de prueba. Mientras tanto, quienes han ganado de manera extraordinaria en la última década han sido los sectores ligados al comercio, la hotelería y los restaurantes, por un lado, y al sector del transporte y las comunicaciones, por el otro. El primero exhibió un crecimiento del 190 por ciento en los últimos diez años, mientras que el segundo lo hizo en un 74 por ciento. Paradójicamente, son estas mismas ramas las que concentran la mayor cantidad de trabajadores precarios, y en ambas el número de trabajadores no registradores asciende casi al 50 por ciento. Para nuestros jubilados la situación no mejora, ya que siguen percibiendo jubilaciones que están muy por debajo de las necesidades básicas. Frente a todo esto, Bermejo y Cornejo proponen nuevos ajustes y devaluación. Desde el Frente de Izquierda proponemos establecer un salario mínimo igual al costo de la canasta familiar; derogar las leyes flexibilizadoras y precarizadoras heredadas de la década del 90, que aún siguen vigentes; terminar con el fraude laboral de las tercerizadas y cooperativas truchas; y otorgar el 82 por ciento móvil para todos los jubilados.

3. En defensa de los puestos de trabajo. La desocupación creció exponencialmente los últimos años, y hasta empresas multimillonarias como IMPSA despiden trabajadores. El comercio, la construcción y las bodegas mendocinas son los sectores más afectados. Las estadísticas públicas y privadas sostienen que el nivel de desocupación está entre el 6 por ciento y el 10 por ciento, pero sólo recorriendo los departamentos del interior mendocino puede percibirse que esa cifra es bastante mayor. Dese el Frente de Izquierda proponemos implementar un plan de obras públicas basado en impuestos a las grandes fortunas y empresa de la provincia, que durante todos estos años tuvieron ganancias millonarias, para garantizar empleo a todos los trabajadores desocupados y dar respuesta a la falta de infraestructura en vivienda, salud y educación. Asimismo, proponemos prohibir los despidos y suspensiones declarando la emergencia laboral, como plantea el proyecto de ley que presentamos en la legislatura provincial en este primer año de experiencia del FIT en las bancas mendocinas.

4. Por los derechos de las mujeres. En Mendoza, las trabajadoras sufren altos índices de precariedad laboral, por lo que muchas veces no acceden siquiera a derechos tan elementales como las licencias por embarazo y por maternidad, las horas de lactancia o los jardines maternales e infantiles gratuitos para sus hijos e hijas. A esto se suma que la violencia que se ejerce contra las mujeres, por el sólo hecho de serlo, se ha incrementado de manera escalofriante en los últimos años, incluyendo su forma más extrema, los femicidios, que al día de hoy se cobran en Argentina la vida de al menos una mujer cada 30 horas. Pese a esto, gran parte de las mujeres mendocinas sigue sin tener lugar donde ir cuando son víctimas de estos flagelos, e incluso muchas son hostigadas cuando hacen denuncias. En el mismo sentido, el derecho elemental al aborto no punible para las mujeres y niñas discapacitadas y/o víctimas de violación (legislado desde 1921), sigue sin garantizarse en la provincia. Entre otras cosas, esto conlleva que médicos y jueces continúen negando este derecho básico y hasta reconocido por ley, que evitaría que miles de mujeres sigan muriendo injustamente. Necesitamos una provincia que ponga los derechos de las mujeres por delante. Desde el Frente de Izquierda proponemos la urgente reglamentación y presupuesto para las leyes nacionales de violencia de género y contra la trata de personas, que el estado provincial todavía sigue sin garantizar. Además, proponemos la creación de casas de refugio y/o construcción de viviendas a cargo del estado, para todas las mujeres que son víctimas de violencia, así como sus hijos/as y familiares a cargo. Nuestra agenda también incluye el impulso a la lucha por la investigación y el desmantelamiento de las redes de trata para la explotación sexual, la adhesión a la Guía Técnica para la atención integral de los abortos no punibles del Ministerio de Salud de la Nación, la educación sexualidad laica, la anticoncepción gratuita y la aprobación inmediata del proyecto de ley de interrupción voluntaria de los embarazos no deseados de la Campaña Nacional por el Derecho al aborto legal, seguro y gratuito.

Estas son sólo algunas medidas elementales que hacen a la agenda de los trabajadores, las mujeres y la juventud que impulsa el Frente de Izquierda. Con ellas recorrimos toda la provincia recibiendo una gran adhesión del pueblo mendocino.

En 2013 con Nicolás Del Caño terminamos con el mito de la Mendoza conservadora. Ahora vamos por más. El Frente de Izquierda es la voz de esa Mendoza profunda, la que no está en la agenda de los partidos que han gobernado la provincia desde el fin de la dictadura militar. Son ellos los que con millonarias campañas electorales, maniobras y operaciones políticas quieren callarnos. Pero nosotros redoblamos la apuesta: con el apoyo de miles de mendocinos, esta es la voz que el 19 de Abril queremos hacer oír con el Frente de Izquierda para seguir haciendo historia.

Opiniones (4)
21 de agosto de 2017 | 07:35
5
ERROR
21 de agosto de 2017 | 07:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Todo lo que se propone es posible, la plata está, nada más que en manos que no debería. Por cada una de las propuestas hay varios Proyectos de Ley presentados a nivel nacional y provincial, que lamentablemente están cajoneados en las comisiones porque los demás partidos no dan el ok para que se voten. En estos proyectos se incluye de donde van salir los fondos, y no es algo de otro mundo. Nos hemos acostumbrado a conformarnos con poco. Respecto a la pega de carteles, solo tenemos esa vía de promoción de nuestro partido, ya que no recibimos dinero de ninguna empresa, para que después no tengamos que devolver el favor en caso de que se acceda a algún cargo.
    4
  2. los maestros deben ganar un sueldo mayor que el de un legislador, a los trabajadores hay que duplicarles el sueldo, a los empresarios hay que meterlos presos porque generan riquezas indebidamente, hay que eliminar el despido incausado, a las mujeres hay que darle la razón siempre, a los jubilados hay que darles el 82 % móvil y un automóvil a cada uno. hay que darle trabajo a los desocupados y comida a los hambrientos. una peluca a Carmona y unos zancos a Cornejo. Así hasta los perros me votan jajaja
    3
  3. Empiecen dando el ejemplo Y DEJEN DE ENSUCIAR LAS PAREDES DE LA CIUDAD pegando carteles en cuanta pared ven. Por ejemplo EL PUENTE DE ENTRADA A LA CIUDAD, EN LA COSTANERA. Una verguenza!!! Aquí no se aplica el Código de Convivencia ????
    2
  4. Jua juaaaaaaa!... no, perdón; no todo es desopilante e irrealizable. Se comparta o no, lo del aborto es verosímil que pueda hacerse.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial