opinión

Reconstrucción de la Franja de Massa

Contra Cristóbal. Bilateral con Magnetto. Acuerdo con De la Sota y apoyo a Michetti.

Reconstrucción de la Franja de Massa

escribe Oberdán Rocamora
Redactor Estrella, especial
para JorgeAsísDigital

Primero le instalaron el estancamiento. Y se estancó. Le instalaron después que se caía. Y cayó bastante. Le instalaron que se le había acabado el “combustible espiritual” de Ari Paluch. Y empezó a faltarle el dinero.

En poco tiempo La Franja de Massa era una puerta giratoria.

La divulgación de los defectos hostigaba las virtudes de Sergio, Renovador de la Permanencia. Incomparable en el trato con el pueblo, pero prefiere llamarlo “la gente”.

“En algún momento el vivo te hace sentir que sos un idiota”, confirma la Garganta. “En eso Sergio se parece a Kirchner”.

Otra Garganta ajusta la comparación.

“Mezcla de Menem con Palito Ortega. Lo soltás en cualquier shopping y se le vienen encima para tocarlo, besarlo, fotografiarse”.

La salida de Reutemann, Planta Permanente, hacia Macri, derivó en la pérdida simbólica que más lo perjudicó. Lo siguió Posse, El Hijo del Cholo. Y Sandro Guzmán, mini-gobernador de Escobar, que volvió a Scioli, Líder de la Línea Aire y Sol.

En cambio Martín Insaurralde, El Novio del Suburbio, se le fue antes de haber aterrizado. Hacia Scioli.

El episodio Insaurralde es significativo. El Novio decidió no cruzar hacia Tigre, según nuestras fuentes, cuando Sergio se largó a vociferar contra el juego. A apretar con el cuento que iba a nacionalizarlo. El mensaje parecía dirigido, en la práctica, hacia Cristóbal, Empresario de la Corona. Se entendió, en los tramos marginales, como el intento picaresco del mangazo.

“Pide pista para recaudar”, arguye el desconfiado.

Sin embargo el apriete oral inquietó, según nuestras fuentes, a los sensibles mini-gobernadores que reciben la agradable visita mensual del binguero respectivo.
La cuestión magnificada del juego determina, para ser francos, el diseño de la política.

El avance sobre Cristóbal debía entenderse como un dardo perverso, dirigido hacia los principales competidores que pretenden polarizar entre ellos. Para aislarlo.

Daniel y Mauricio.

La bilateral con Magnetto

La funcionalidad del juego va a marcar, en la campaña que se viene, la estrategia de diferenciación de Massa con Macri y Scioli (o Randazzo).

“Más hospitales y menos casinos”.

La idea es atractiva y movilizadora. Con seguridad debió tratarse en la comida bilateral de cinco horas que Sergio, en su condición de Titular de la Franja de Massa, tuvo la semana anterior con Héctor Magnetto, El Beto, titular del Grupo Clarín. En el domicilio del Beto, sigilosamente vigilado por Parrilli, El Incomparable Godfrey.

Como balance de la comida con Magnetto puede garantizarse para Sergio, en adelante, un mejor tratamiento mediático del Grupo. Y la tendencia al cese paulatino de los ataques hacia Clarín, en los medios afines a la Franja. En especial en América, la estación que conducen Daniel Vila y José Luis Manzano. Los Buenos Muchachos. Socios también de Francisco De Narváez, El Caudillo Popular. Es quien llamativamente emerge como el arquitecto que inspira la reconstrucción del edificio que, hasta hacía instantes, se desmoronaba.
Los tres -Manzano, Vila y Narváez- integran, aparte, la calificada “mesa chica” del massismo. Suele congregarse los domingos, desde las 9 hasta las tres de la madrugada. Ampliaremos.

De manera que los ataques a la “prensa concentrada” quedan en adelante reservados, en materia televisiva -la única que importa- a C5N. Es el canal de La Doctora, de Cristóbal y de Fabián De Souza, El Súbito Conquistador. Pero que Carlos Zannini, El Cenador, monitorea minuciosamente, y orienta sus contenidos desde La Rosada.

Significa confirmar que en C5N van a insistir con la ajada mercadería contra Papel Prensa. Con las cuentas secretas “en paraísos fiscales”, de jerarcas de Clarín y La Nación, otra vez castigado con la antigualla informativa del Barton Group. Y con la presentación estelar de Los Hermanitos Saguier, con madre Matilde incluida, como los nuevos sujetos para demonizar.

Massa Tour

Hasta que apareció, providencialmente, el “combustible espiritual” de Paluch. Crece entonces el optimismo en la Franja. Por el petróleo de los “dragones del cerro”, impecable negocio del difunto. Son dragones interesados también en detener el avance energético del insaciable Cristóbal.

La reconstrucción detuvo, de pronto, la intensidad rítmica de la puerta giratoria. Aunque tal vez Darío Giustozzi, El Mini-Gobernador que Quiere Medir, debe resolver su destino personal.

A Giustozzi se le interrumpió el Riesgo Insaurralde pero se le fomentó el Virus Narváez. Trasciende que amaga con cruzarse hacia Florencio Randazzo, El Loco.
O tal vez también deba aclarar su destino inmediato la cautivante señora Mónica López. La Blonda no tuvo reparos románticos en confirmar que “si le devuelven la que puso, se va tranquila”.

Un drama existencial para Camus, que puede resolverse con otra diputación para Roberti, su marido, “que puso de verdad”.

Pasan cosas lindas en la familia del peronismo.

Lo importante es que, los que se quedan, ya difícilmente se vayan. Quedan pocos días para liquidar la vocación.

Por lo que sabemos Massa recompuso su relación con la Banda de los Mini-Gobernadores. En adelante, los va a tener en cuenta de nuevo, como en 2013. Los va a consolidar, incluso, en el territorio. A través de la invención del “Massa Tour”. Es un micro que perfecciona la versión del legendario “mene-móvil”. Lo trasladará a Massa en los suburbios que debe cuidar, para hacer lo que más sabe, con palabras directas, asesinos a la cárcel y más educación. Acompañado de algún economista, de la magnitud de Pignanelli, El Primo de Asís, con Peirano o Delgado, Sombras de Lavagna, La Esfinge. Con Narváez o Gilberto Alegre, o con un competente geopolítico torpemente destratado como Andrés Cisneros. Y tal vez hasta con Martín Pérez Redrado, al que infortunadamente le cuesta reencontrar su lugar. Y que se lo respeten.

Final con La Mesa Chica

Aparte de Sergio, y los tres titanes ya citados, crece la influencia de la señora Malena Galmarini, La Peruca del Barrio. Se mantiene la vigencia del inseparable Kelo, El Pre Massista. Cabe destacar también a Alberto Pierri, Milonguero de Echenagucía. Y dos banqueros con opinión propia, y sobrada experiencia en los Sucesos Argentinos.

Como novedad consta la incorporación de Antonio Solá, El Sabio Español. Un gallego original que se impone como otro jefe de campaña, acaso adjunto. Aunque Tito Lusiardo, alias Juanjo, siga en el mismo rol.

Una decisión sustancial de la mesa chica apunta a unificar el proyecto de La Franja de Massa con el proyecto presidencial de De la Sota, El Cuarto Hombre. Y ponerle un paréntesis, sin dejarlo del todo afuera, a Adolfo Rodríguez Saa, El Alma de la Puntanidad. De máxima, planifican una fórmula conjunta. Massa-De la Sota.

Pero trasciende que De la Sota prefiere esperar el resultado del relanzamiento después de las tormentas que maltrataron tanto a Córdoba. Cuenta con expectativas lícitas por la campaña impactante que va e emprender con el milagroso Joao Santana, El Vadinho de Bahía.

Por ahora Massa y De la Sota acordaron abrirse los territorios en los próximos treinta días. Ayudar a Massa en Córdoba y a De la Sota en Buenos Aires, La Inviable.

Al momento de concluirse esta crónica, trasciende que se estudia otra polémica decisión. Consiste en bajar, en el Artificio Autónomo de Capital, la postulación de Guillermo Nielsen, El Reestructurador. Para que la Franja apoye, sin pedido de reciprocidad, a la señora Gabriela Michetti, La Princesa de Laprida. Abundan peronistas perversos que ofrecen fiscalizar comunas enteras.

La penúltima decisión de la mesa chica es, acaso, de más difícil implementación. Consiste en arrebatarle los teléfonos a Sergio. Para que deje de armar desbarajustes y traiciones, y de conducir la Franja a través de los mensajitos de texto.

Oberdán Rocamora

para JorgeAsisDigital.com 

Opiniones (1)
18 de agosto de 2017 | 05:57
2
ERROR
18 de agosto de 2017 | 05:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Massa-De la Sota sería un problema de difícil solución para Zannini, y la bajada de Nielsen acompañada de un apoyo a MIchetti sería insolucionable y el final para Larreta
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial