opinión

"Mujer celosa... marido mártir", el teatro local se anima al éxito comercial

Con un notable despliegue de producción y un elenco tan eficaz como seductor, esta comedia se ha transformado en un suceso de taquilla.

Mujer celosa... marido mártir, el teatro local se anima al éxito comercial

Cuando a comienzos de febrero se estrenó en el cine-teatro Selectro la comedia Mujer celosa... marido mártir, la producción local demostró que puede arriesgar y ganar. Con un texto que data de la década del '30, y revisitando códigos propios del sainete, la comedia criolla y el grotesco; esta gran apuesta viene llenando sala cada sábado.

De antemano se puede decir, que Mujer celosa... marido mártir es una experiencia especial aún antes de que comience la función. Por un lado, es todo un placer llegar a un legendario cine-teatro barrial y ver la vereda abarrotada de gente. Fotos de los protagonistas del espectáculo en las vidrieras, personas haciendo cola para sacar su entrada y actores que dan la bienvenida al público en la puerta; conforman un marco atmosférico que se acerca a lo que comúnmente se ve en el ingreso de los teatros de la calle Corrientes de Capital.

Una vez en la sala, la llamativa y exquisita escenografía diseñada por Claudio DiLello, es un cariño para los cientos de espectadores que esperan que los protagonistas de la obra salgan a las tablas. Cuando las luces se apagan, un montaje de imágenes en pantalla recorre escenas antológicas protagonizadas por hitos de la escena nacional como Olinda Bozán, Pepe Arias, Tita Merello, Ángel Magaña y Luis Sandrini; entre otros. Una atinada introducción para que el público vaya entrando en el tono de humor que propone esta comedia.

Mujer celosa marido martir momento musical

La premisa es sencilla. Un engaño de pareja, o al menos eso es lo que parece, desata el cruce de varios personajes. Traiciones, frustraciones, historias de amor no superadas y por supuesto, los celos; serán los motores de una seguidilla de enredos. Con un texto ligero y sin mayores pretensiones, la acción se desarrolla dejando gran margen de lucimiento al eficaz trabajo de sus protagonistas. El grotesco, que muchas veces encierra una suerte de anacronismo difícil de sortear, aquí se articula con una serie de aciertos visuales y actorales; llevando al público a la entrañable textura que tenían aquellas comedias picarescas de antaño.

En el elenco confluyen figuras con probado oficio para el humor como Graciela Lopresti, brillante en su papel de líder prepotente, madre controladora y mujer engañada; Darío Anís, el marido sometido que mantiene un affaire con la mucama interpretada por un arrollador Rodrigo Calderón; Jessica Echegaray, la hija supuestamente engañada que guarda más de una sorpresa; y un impecable Marcos Suárez en un rol de perdedor absoluto.

Más allá de que los actores mencionados tienen como aval su trayectoria dentro de los bordes de la comedia, también los restantes protagonistas lucen sólidos en escena. Gustavo Cano, Fernando Soto y Julieta Gentile aportan con absoluta precisión una serie de giros y matices; que en algunos casos coquetean con el absurdo más desbordante. Mientras que Renzo Bruno, Ernesto Latino Saa y Guillermo Olarte asoman como futuras potencias en el territorio del humor. Notable la destreza física de Bruno, impecable la presencia galanesca de Latino Saa; y muy eficaz Olarte con su aporte como cantante.

Mujer celosa marido martir obra

Julieta Gentile, Jessica Echegaray, Graciela Lopresti y Fernando Soto en una de las escenas más festejadas de Mujer celosa... marido mártir.

En términos generales, tal vez algunas vueltas de tuerca del relato demoren un poco el final. Así y todo, uno de estos giros despliega el momento más desopilante de la obra, con caricaturescas persecuciones, a las que se suman unas muy veloces entradas y salidas de puertas. Visualmente, más allá de los logros de la escenografía, hay un exquisito diseño de vestuario (también a cargo de DiLello); y un minucioso trabajo de peinados, con inspiradas creaciones de Pablo Castro.

El dúo que se puso a cargo de la dirección de esta propuesta, integrado por Graciela Lopresti y Guillermo Troncoso, tiene una extensa carrera creativa y actoral, y siempre se ha caracterizado por alcanzar objetivos muy claros en los diferentes géneros y códigos teatrales visitados. Con respecto a la puesta de Mujer celosa... marido mártir, Trocoso afirma: "Quisimos captar ese público que a veces no va a ver teatro en Mendoza. Me da la impresión de que no hay tantas obras para gente mayor, o bien para el público masivo. Nos hemos arriesgado mucho con la producción, pero el resultado es por demás gratificante".

En las últimas temporadas, títulos como Rotos de amor, La felicidad y Ella en mi cabeza; han cortado muchos tickets en la taquilla, convocando a espectadores ávidos de un teatro local menos hermético. Y si bien internamente, algunos directores o actores miran de costado a este tipo de propuestas, el renovado fenómeno de espectáculos mendocinos a sala llena; revela un reconocimiento tan estimulante como necesario para sus hacedores. Era hora sacudir algunos prejuicios artísticos e ir por la valiosa conquista del público. 

Mujer celosa marido mártir público

Funciones: sábados a las 22 en el teatro Selectro (Capitán Fragata Moyano 102). Entrada general: $80.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 18:59
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 18:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial