opinión

¿Coalición de derecha? ¡Calma radicales!

"¡Calma radicales!", ruega un dirigente ante el acuerdo con el PRO.

¿Coalición de derecha? ¡Calma radicales!

 El segundo período presidencial de Cristina Fernández de Kirchner ingresa en sus últimos meses de gestión.

Si existe una calificación posible, en la que propios y extraños han coincidido, es que hemos estado en presencia de un Gobierno populista. La Sra. Presidente hace gala, no sin orgullo, de esta definición, tomada de su politólogo y sociólogo de cabecera Ernesto Laclau.

Una de las características que marcan al populismo es el tenor de su liderazgo - arbitrario y basado en la sola voluntad del líder -, el cual se encuentra fuera de cualquier cuestionamiento.

De esta forma, el proceso de toma de decisiones no se discute, como tampoco se pueden cuestionar las contradicciones, el cambio de humor o de opinión del líder.

Éste puede dar, sin explicación alguna, un giro repentino de 180 grados, tomando una decisión absolutamente contraria a la adoptada con anterioridad. Nada, ni nadie, tiene posibilidad de poner en discusión su opinión, porque el líder populista se siente convencido de que representa la verdad popular. En consecuencia ¿quién podría cuestionarle - o tan solo consultarle - sobre las decisiones que toma? De allí que las conferencias de prensa a las que se somete cualquier mandatario republicano, no estén previstas en el actual “sistema”, donde el líder es el exclusivo titular de la verdad.

No entraremos en consideraciones sobre algunas medidas de gestión que han sido positivas y deben mantenerse en el tiempo, como verdaderas políticas de Estado. No es el fondo de la discusión en este momento.

Así es como Cristina Fernández de Kirchner, líder populista, pudo pasar de no otorgar jamás audiencia al Cardenal Arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio (pese a las catorce solicitudes efectuadas por el arzobispado), a viajar a Roma y solicitar ella misma audiencia para encontrarse más de una vez con el Papa Francisco…

Así es el populismo, el mismo que ha socavado las bases de la República y la Democracia, terminando con la División de Poderes, transformando al Congreso en un mero apéndice del Poder Ejecutivo, el cual sólo tiene hoy por función refrendar sus decisiones.

De igual manera ha tratado al Poder Judicial, poniendo en jaque permanentemente a Jueces y Fiscales. Los magistrados que osaron investigar las denuncias sobre ilícitos cometidos por funcionarios que dependían de Fernández de Kirchner, fueron perseguidos, llegando a suspender y colocar en riesgo de juicio político al Fiscal Campagnoli, sólo por cumplir con el rol que la Constitución le manda: investigar la probable comisión de un delito ¿La diferencia? Que en este caso se trataba de un “amigo del poder”… Lázaro Báez. No podría obviarse tampoco una mención especial al embate propendido contra el Consejo de la Magistratura, distorsionando el fin para el que fue creado, convirtiéndolo en un comisariado político de amenaza permanente hacia los integrantes del Poder Judicial que intentan tomar decisiones independientes.

Ni hablar de la muerte del Fiscal que intentara investigar a la Presidente cuya suerte es conocida por el mundo entero, poniéndonos en la agenda internacional como el paradigma de los países que atentan contra los Derechos Humanos y la división de Poderes. No quiero decir ni prejuzgar sobre la autoría de la muerte del fiscal Nisman, muy lejos de eso, precisamente mi formación republicana me lo impide de un modo tajante. Pero el gobierno acusado de encubrimiento sobre el atentado a la AMIA, debió haber cuidado celosamente la integridad física del Fiscal muerto.

Ahora bien, cuando un país es atropellado por el poder, asestando un duro golpe a sus instituciones republicanas, la obligación del arco opositor es comprender que - para encaminarlo nuevamente sobre los carriles de la Constitución - el dilema de izquierda o derecha pierde toda relevancia en el debate. Porque si fuera ese el eje discursivo, la consecuencia es simple: se fracciona la oposición, ergo, festeja el populismo al que en teoría nuestro Partido, la UCR, quiere desterrar.

En la convención de Gualeguaychú estuvieron presentes ambas posiciones. Los seguidores de una y otra juraron respetar lo que el máximo órgano partidario decidiera, lo expresaron antes y durante dicho encuentro…más luego de tomada una decisión, aquellos juramentos fueron olvidados precipitadamente. La CONSECUENCIA: hoy diversos dirigentes que sostenían la postura perdidosa per se, o a través de terceros militantes, han salido a cuestionar lo que juraron respetar ¡ERROR! Le hacen el caldo gordo al populismo kirchnerista ¡Replicar desde el radicalismo esta falacia es precisamente la gran apuesta del gobierno para comenzar a socavar la amenaza a la pérdida del poder al que creen de su exclusiva propiedad!

Como no dudo que las críticas a lo resuelto en Gualeguaychú (que es ley para los radicales) se hacen desde la buena fe, es imprescindible que adviertan que el auténtico dilema para los próximos tiempos es sin dudas: POPULISMO O REPUBLICA.

Además debo hacer mención a las críticas infundadas - y hasta maliciosas en algunos casos - que está recibiendo el presidente Ernesto Sanz, sin advertir que él ha liderado un cambio de perspectiva política dentro de la oposición, a pesar de que esa nueva realidad pueda llegar a perjudicar sus chances electorales, pues no hay que olvidar que va a enfrentar a un Jefe de Gobierno consolidado en su gestión, e instalado en la opinión pública, pero su conducta militante lo lleva a anteponer los intereses de la Nación sobre los propios.

Ahora bien, si los radicales abandonamos nuestras pequeñas miserias, y advertimos que trabajando todos a la par, con la formidable fuerza que nos permite nuestra presencia territorial, podremos enfrentar en igualdad de oportunidad a ese candidato ya consolidado, y por qué no, situar a Ernesto Sanz como el candidato a Presidente del espacio republicano.

Qué extraño resulta que las diatribas argumentales de Aníbal Fernández, Kunkel y otros voceros del oficialismo, coincidan con la de algunos correligionarios...

Pero además ¿cuál es la sorpresa de los radicales mendocinos que disparan contra Sanz? Si es precisamente en esta provincia donde se hicieron los primeros ensayos (decididos en el Congreso de Tunuyán) ¿Los críticos olvidaron que el Pro apoyó la candidatura del Intendente Suarez en las P.A.S.O. municipales, y que la formula provincial Cornejo-Montero integró en sus listas a dirigentes de ese sector? Las acaloradas voces que ahora se escuchan en base a lo decidido por el radicalismo nacional, nada dijeron de la construcción política de la Ciudad o de la Provincia.

Con la debida calma - sin el apasionamiento que nos caracteriza - por un momento reflexionemos ¿Cuál de los dos extremos de este dilema queremos los radicales para que se encamine el País del futuro, ese que deseamos para nosotros pero en especial para las futuras generaciones?

El Radicalicalismo nacional ya se expresió. Decidió por la República. 

Opiniones (14)
18 de agosto de 2017 | 23:08
15
ERROR
18 de agosto de 2017 | 23:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. una de las tantas definiciones del tradicional Garca argentino...un garca aspira que el estado promueva y proteja sus negocios. El bienestar general no es un valor en su concepcion de pais.....Bruni alineate a los Garcas del Pro....que tus ideas son esas......
    14
  2. Bruni, correligionario, entiendo y comparto algunas cosas de lo que decís, pero vos sabes perfectamente que ese no fue el espíritu de esta alianza y que nos están entregando atados a un espacio del cual no somos, ni fuimos, ni seremos parte. No es verdad que sea república contra populismo sino que pensaron una jugada para quedarse con algunos carguitos y salió mal. Macri no es la derecha, Macri es un delincuente igual que el Menem y su gavilla y nosotros no nos tenemos que juntar con delincuentes ni traicionar los principios para ver si metemos 3 diputados más. Lo de Gualeguaychú es el comienzo de lo que le pasó al PD cuando empezó a coquetear con el PRO y cuidado que no terminemos tragados también por ese agujero negro. Correligionario Bruni, esperá el resultado de las elecciones y vas a ver que lo que decidió la asamblea no representa el sentimiento genuino del radical de base.
    13
  3. melissa no necesitás insultar para exponer tus ideas. Menos mal que los salvajes son los "kks"
    12
  4. el menemismo mielissa no todo el peronismo, así como no todos los radicales son los del helicóptero. El alfonsinismo es lo mejor que les pasó a los radicales en años por lo que no meto a todos en la misma bolsa. Por otra parte De La rúa también metió a Cavallo jejejee tanto que jodieron contra Menem y siguieron con las mismas politicas y encima reprimieron mataron y ajustaron. Besos
    11
  5. lanzadolfo, el peronismo se alió a la ucede neoliberal... rompieron todo, aun así, unos añitos después estatizaron lo que privatizaron, maquillaron el discurso, y ahí están... los mismos y con más peronistas que nunca... tan mal no les salió a uds no??? además... que macri sea lo que sea y ha gobernado una ciudad meramente radical y mantiene altísima la aceptación... pero uds kkks hablan de neoliberal cuando el 80% del gobierno fue menemista (acompañando en boletas y todo), sientan al patilludo a votar lo que dice picheto sin que se les caiga la cara... pero resulta que los otros son los neoliberales malditos... esa se la creen uds nomas... es el discursito para la gilada peroncha e ignorante.
    10
  6. Imparcial, el grandote es Martín Kerchner. Es verdad, fue con Cornejito por lo que adelantan su voto en las PASO contra el mismo presidente de la UCR. Que vayan encargando clonazepan y vaselina porque nadie acá tiene la vaca atada. El radicalismo aliado de la derecha neoliberal como en su momento con la Unión Democrática, no es algo que sus escasos jóvenes militantes tolere así de fácil y beneficia al kirchnerismo como benefició al peronismo en el 45 cuando los forjistas se tomaron el palo
    9
  7. Sergio que paso con las enseñanzas de Don Raúl, TE OLVIDASTE?, recorda que llegaste por el y el VITI, es cierto que el PD desapareció, si están todos en el partido, aguante la juventud radical, aguante Santoro. Sergio estas viejo y por ende CONSERVADOR
    8
  8. Todo bien y hasta coincido con algunas cosas que dice el notero. El problema es el rol que le va a tocar a la UCR en la alianza con Macri (si, Macri, no el Pro porque el Pro ES Macri). Macri ya adelantó que no va a aceptar un radical como vice, y está pensando el Reuteman. Entonces... de que me están hablando? La UCR firmó su certificado de defunción en Gualeguaychu. Lamentablemente es así. Y lo peor... algunos radicales fueron a la coqueta cena de Macri a $50.000 el cubierto... eUentre ellos un grandote de barba candado que no se su nombre. O sea...
    7
  9. Que ensalada tienen en la cabeza estos radicales!!!... Brunito el antónimo de Populismo es Elitismo NO República para que sepas. Y elitismo es lo que representa y pretende Macri. El espacio perdido lo entregaron ustedes, no se los arrebato nadie, y ahora terminaron de quebrar la que por mucho tiempo fue la única opción para mucho de nosotros. Pasaron demasiado tiempo traicionándose entre ustedes como para tener una visión desinteresada de la realidad. Y ahora traicionaron a las bases. Pero se equivocaron feo, muy feo, esa juventud que lloraba de impotencia no los va a perdonar y lo que es peor, para ustedes, no se va olvidar.
    6
  10. el cuentito ese de la escribanía en el Congreso, viniendo de los vendidos que aprobaron la flexibilización laboral resulta aburrido cuando no patético
    5
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial