opinión

Fue un día histórico

Fuimos cientos de miles de personas en todo el país, pese al calor, la lluvia, y las desgraciadas sugerencias de violencia.

Fue  un día histórico

En silencio, con respeto y pidiendo Justicia.

Eramos 400.000 argentinos en la Capital, mas todos los de otros lugares en las provincias. Un país de pié, con respeto.

Ninguna cámara pudo reflejar lo que fue realmente la marcha: 4 ó 5 personas por metro cuadrado, todos empapados, llenos de dolor y de firmeza por Nisman y por nuestro país.

En síntesis, fue como pidieron los fiscales al convocarnos: un homenaje a Nisman, sin partidismos.

Lo que ví fue gente, simplemente, rindiendo honores y pidiendo Justicia.

Esta es la Argentina profunda: de pié, con esfuerzo, Justicia e instituciones, no soberbia, coimas, bailantas ni relajos. Con trabajo y decencia.

Miles y miles pidiendo respeto a las leyes y Justicia.

Sabemos que éramos un gran país al que vinieron nuestros abuelos buscando un futuro para sus hijos y nietos.

Volvamos a serlo. Ahora depende de nosotros. Estemos orgullosos de Nisman. Y emulémoslo.

Me enorgullece ser argentino. Hoy nadie odiaba y todos estábamos pidiendo Justicia, en silencio, sin gritos ni desplantes.

Claro que hay otras realidades, como mostró hoy Cristina Fernández de Kirchner, con su típica voz airada, soberbia, en un escenario de lujo...

Nosotros, la gente común, somos distintos: en actitud silenciosa, humilde, con lluvia y mojados, respetando y respetándonos.

El país que se va y el que viene.


Opiniones (1)
21 de agosto de 2017 | 15:13
2
ERROR
21 de agosto de 2017 | 15:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Si lo enorgullece Nisman entonces lo enorgullece un inútil al que le dan una sola causa para resolver y en 10 años no hace nada, un traidor que va a la embajada de una potencia extranjera a decirles qué va a hacer y les pregunta qué puede hacer, a alguien que le pide a servicios secretos de otros países que le den información sin pasar por las autoridades superiores debidamente institucionalizadas que tiene la República y a un posible suicida ¿o no pensó en esa posibilidad? que la Iglesia Católica repudia. Siga pensando de qué lado está mi amigo, pero le aseguro que no es el mejor.
    1
En Imágenes