opinión

Las argentas y Grey: ¿histeria, masturbación, taradez?

Mi opinión acerca de la llegada a Mendoza de la peli que es un fenómeno mundial y que, supuestamente, revoluciona al sexo femenino.

De un libro que es un bodrio, es difícil que se haga una película que no sea, también, un bodrio.

No quiero detenerme mucho en los aspectos cinematográficos de “50 sombras de Grey”, pero basta con decir que sentí que perdí dos horas de mi vida cuando salí del cine, de verla. Las actuaciones son muy malas –ella, sobreactuada, y él, durísimo, de madera-, la química entre los protagonistas es casi nula. La peli, aburridona. Me quedo con algunos temas de la banda sonora, y nada más.

Sin embargo, he visto miles de películas malas, así que no me molesta eso. Tampoco me molesta el libro, que verdaderamente está muy mal escrito, porque es una novelita ligera, pasatista, como muchas. Sus decenas de situaciones súper porno explícitamente detalladas han calentado a más no poder a millones de mujeres alrededor del globo. Todo bien con eso. ¿Acaso una revista porno de hombres, es intelectual? ¿O le van a creer a algún flaco que diga que se compra la Playboy para leer las entrevistas?

Fui a dos cines mendocinos el día del estreno, para ver quiénes iban, que pasaba en las interminables colas; y observé a cientos de mujeres de todas las edades entusiasmadas, efervescentes, con cara de "voy a hacer algo re prohibido", o sintiéndose zafadas, como que rompían reglas, y me pareció un poco patético. Ojo, y es una característica que se repite en varios cines del país.

Para algunas, el libro y la peli han sido una puerta de exploración de la sexualidad en solitario. Otras han incorporado algunas ideas y las han practicado en pareja. Excelente, lo celebro. La masturbación y el placer sexual individual sigue siendo para muchas mujeres un tabú, algo malo, algo “de pibes” y en ese sentido, descubrirse, disfrutarse, animarse a cosas nuevas sola o con la pareja es un avance.

Lo que me da penita en cuanto a las argentinas, pero particularmente respecto de las mendocinas, es que nuevamente la histeria y la “actitud cartucha” es la que gana. Porque sí, chicas, que locas todas hablando de penes, tamaños, posiciones sexuales, rebenques, pinzas y esposas; y pasándose el libro entre conocidas cual biblia reveladora… o yendo con amigas al cine en masa, y jurando que las hace hervir la fantasía de que las agarre un chongo, las ponga en cuatro y les dé un par de chirlos… ¿no? Ahora… ¡Guay de que pase eso en serio, en la vida real! Porque si un marido o novio osa proponer un juego de ese tipo… ¡es un depravado! ¡Cómo voy a hacer eso! ¡Qué va a pensar la gente, mi mamá, mis amigas si se enteran!

Entonces este libro, esta película, no suman, sino que se convierten en una especie de “desahogo” sexual secreto –o compartido con amigas pero en un estado de regresión adolescente medio estúpido-, de un momento de tocamiento, ya sea solo mental o efectivamente físico, pero simplemente para volver después a la rutina de “señora bien”, de “chica de su casa”, y no romper ninguna imagen ni ninguna armonía.

Y lo peor de todo…

Fundamentalmente de lo que quiero hablar en esta columna, es de la indignación que me produce el hecho de que mundialmente se avale y se declare con este libro que las mujeres son superficiales, huecas, taradas y materialistas. Porque eso es lo que dice el libro, al fin y al cabo.

Por esto es que me dan ganas de cachetear un poco con uno de esos látigos que tanto le gustan, a la autora, E. L. James.

Porque básicamente esta señora plantea que las mujeres son feministas o tienen ideales hasta que encuentran a un tipo joven, que está más rico que un asado, y que es multimillonario. Allí no importa que las trate mal, que no las deje tomar decisiones, que les proponga ser esclavas y que hasta decida cuándo comen y cuándo no: lo aceptan igual, porque tienen buen sexo y lujos.

Ni hablar de los estereotipos de una historia que supuestamente es border, revolucionaria, que “patea el tablero”. Él tiene amantes desde los 15 años, y ella es virgen. Él es el millonario y el empresario exitoso, ella la estudiante pobre. A él le importa tener sexo, y ella quiere estar enamorada. Él tiene características positivas y atractivas, como seguridad, misterio, elegancia, sofisticación… ella es atolondrada y se viste mal. Él es el dominador, ella la dominada. Es decir… ¿No parecen la pareja protagónica de “María de nadie”, “Estrellita mía”, “Celeste”, o cualquier telenovela básica? ¡Qué alguien me diga dónde está la novedad y lo revolucionario aquí, por favor!

¿Querés más clichés? Hay un pobre hispano/latino que se enamora de la protagonista y no es correspondido, hay un pasado de sufrimiento de Grey –es de rigor tener un pasado sufrido que justifique el freakness del presente-… y no te quiero spoilear, pero el final de todo es el mismo que el de las telenovelas: viven felices y comen perdices. Para ver ese final habrá que esperar 3 o 4 años… pero bueno.

El mensaje sería algo así como… “Nena, hacé todo lo que quiere el tipo, porque sino te quedás soltera”. Lo repito: me da un poco de penita. 

Opiniones (11)
17 de agosto de 2017 | 22:56
12
ERROR
17 de agosto de 2017 | 22:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Libresco con muy poco talento literario, escrito pura y exclusivamente para vender, para la gilada mundial que es mucha, van como borregos y compran. Se tatúan en masa y lo peor de todo es que se sienten originales... ton-ti-tos...
    11
  2. Pocahontas, al autor le pagan por escribir. Y tu comentario sólo le da éxito. Si te molesta tenés que hacer justo lo que decís, no leer, no comentar.
    10
  3. Hola, al autor de la nota: ¿no te parece un poco (poco bastannnte) al pedo tu nota? Tu "crítica", tu "opinión" como quieras llamarle.. Digo, la opinión de uno siempre es subjetiva y a nadie, especialmente a nadie desconocido como lo son los lectores les calienta, al igual que no te debe calentar la mía, no? Lo que me llamó la atención de todo esto es tu odio/desprecio/enojo/PENA/etc hacia la película, el libro y las minas que lo siguen y quisiera saber en qué radica. Yo prefiero hacer mil cosas antes que quejarme en un diario por una peli pero vos dedicaste mucho tiempo a algo que por lo visto odiaste (te fuiste a dos cines, pispeaste la gente que había y hasta te tomaste la molestia de escribirlo y publicarlo) pero yo me pregunto ¿taannto te jode todo esto? ¿Querías desahogarte? ¿Querías el apoyo y la aprobación del público masculino frustrado porque sus parejas no quieren practicarles sexo oral? ¿No querías ser el único en sentirse así? Acaso será que nunca tuviste relaciones -sentimentales y sexuales- satisfactorias o fantasías que pensás que nadie más las puede tener? (menos si sos menduca obvio, porque las menducas no sienten según vos y son todas unas huecas, como el resto de las 'argentinitas'). En serio, ¿vos pensás que ninguna mina practica sexo anal o se deja hacerlo? ¿tan retrógrada te pensás que es la sociedad hoy en día? O acaso el problema está en las minas de 60 que fueron a ver la peli, ¿por tener esa edad está prohibido fantasear? ¿ratonearse? ¿masturbarse? ¿Qué te jode tanto, que E.L. James la flashee un poco en un libro y se haga millonaria con eso? ¿Que haya quinceañeras (o minas más grandes) mojadas viendo la peli comiendo pochoclo y suspirando a pesar de saber que jamás practicarían el sadomasoquismo? ¿Que haya minas que se hacen las picantes de la boca para afuera? ¿Qué es? Sigo sin encontrar un motivo o razón válida para haber escrito ese artículo tan delirante, si no te gusta no lo leas, no lo mires y listo! Después de todo... ¡¿qué te calienta?! Hacé tu vida!!! Y que los/as demás sean felices como se los dicte su culo!
    9
  4. Hola, al autor de la nota: ¿no te parece un poco (poco bastannnte) al pedo tu nota? Tu "crítica", tu "opinión" como quieras llamarle.. Digo, la opinión de uno siempre es subjetiva y a nadie, especialmente a nadie desconocido como lo son los lectores les calienta, al igual que no te debe calentar la mía, no? Lo que me llamó la atención de todo esto es tu odio/desprecio/enojo/PENA/etc hacia la película, el libro y las minas que lo siguen y quisiera saber en qué radica. Yo prefiero hacer mil cosas antes que quejarme en un diario por una peli pero vos dedicaste mucho tiempo a algo que por lo visto odiaste (te fuiste a dos cines, pispeaste la gente que había y hasta te tomaste la molestia de escribirlo y publicarlo) pero yo me pregunto ¿taannto te jode todo esto? ¿Querías desahogarte? ¿Querías el apoyo y la aprobación del público masculino frustrado porque sus parejas no quieren practicarles sexo oral? ¿No querías ser el único en sentirse así? Acaso será que nunca tuviste relaciones -sentimentales y sexuales- satisfactorias o fantasías que pensás que nadie más las puede tener? (menos si sos menduca obvio, porque las menducas no sienten según vos y son todas unas huecas, como el resto de las 'argentinas'). En serio, ¿vos pensás que ninguna mina practica sexo anal o se deja hacerlo? ¿tan retrógrada te pensás que es la sociedad hoy en día? O acaso el problema está en las minas de 60 que fueron a ver la peli, ¿por tener esa edad está prohibido fantasear? ¿ratonearse? ¿masturbarse? ¿Qué te jode tanto, que E.L. James la flashee un poco en un libro y se haga millonaria con eso? ¿Que haya quinceañeras (o minas más grandes) mojadas viendo la peli comiendo pochoclo y suspirando a pesar de saber que jamás practicarían el sadomasoquismo? ¿Que haya minas que se hacen las picantes de la boca para afuera? ¿Qué es? Sigo sin encontrar un motivo o razón válida para haber escrito ese artículo tan delirante, si no te gusta no lo leas, no lo mires y listo! Después de todo... ¡¿qué te calienta?! Hacé tu vida!!! Y que los/as demás sean felices como se los dicte su culo.
    8
  5. A ver... lo de la risa histérica de las nenas de 16 años que estaban en la sala lo acepto; era SEXO no Stand Up!. Que el libro y la película sean un bodrio si te lo discuto no se qué libro hayas leído pero TODAS las historias tienen principio, desarrollo y fin. El libro "50 Sombras de Grey" si habla de contrato, de poses y en ningún momento leí que que las mujeres son superficiales, huecas, taradas y materialistas; si por algo el protagonista de la novela "castiga" a la chica es porque no acata esas reglas; no ACEPTA hacer todo lo que le dicen (introducción) El segundo libro se llama "50 sombras más oscuras" y en este libro habla de cuáles son las 50 sombras de Grey y de cómo se enamora de la protagonista porque según el libro ella es la luz en medio de sus sombras y es DIFERENTE a todo lo que él conoce en relación al sexo. Porque el chico no era sadomasoquista!! se cruzó con una mujer que si lo era y le enseño a tener sexo de esa manera nada más (supongo que vos tendrás tus propias técnicas) y con la protagonista de la novela él descubre que es capaz de hacer el amor (desarrollo) y el tercer libro se llama "50 Sombras Liberadas" acá no puedo opinar mucho por he leído sólo hasta el capítulo cuatro pero los protagonistas están casados y de luna de miel (como una pareja normal). A mi me resulta que la novela que empieza como una historia sadomasiquista termina siendo una historia de amor como cualquier otra. El BDSM es sólo un trastorno cuando es la única forma de excitación y gozo de una persona pero que te den un chirlo o te aten de vez en cuando no significa que estés enfermo del marulo.
    7
  6. ¡Excelente nota! Pienso lo mismo del libro en cuestión. La película, si es tan chata como el libro, no me tendrá como una de sus espectadoras. Al menos en el cine. Leí los tres libros (el primero por curiosidad y los otros dos porque odio dejar cosas sin terminar). Nunca me había horrorizado tanto, no por el sexo, sino por los horrores gramaticales y ortográficos y por la cantidad de frases repetidas que contiene el mismo. Para rematar, es cierto que nos deja muy mal paradas a las mujeres. Tal parece que esta señora cree que somos una manga de bobas, insulsas que sólo buscan un tipo con plata. A continuación, les dejo una crítica que escribí hace unos días: http://betsabesalomon.blogspot.com.ar/2015/02/50-sombras-de-grey-mi-humilde-opinion.html
    6
  7. Jajaja, buenísimo!
    5
  8. Federico... aplausos, aplausos y más aplausos.... No sabía por qué no me cerró ni el libro y menos las película. Después de leer tu crítica era exactamente eso lo que me pasa! Gracias porque ahora ya me aclaraste mis fundamentos y voy a poder discutir con todas mis amigas pajeritas. Como mujer se siento totalmente denigrada que se le de tanta repercusión a este librito y obvio a su peliculita...
    4
  9. Perfecto analisis Federico! Lo que más me gustó es que las "sumisas" de Facebook se ofendieron todas! Jajajajaja En otra página leía lis comentarios de hombres y todos se quejaban de lo mismo " se hacen las zafadas, después les pedis ir por colectora y no te hablan por una semana, pero si sis millonario te lo entregan de una" 9 de cada 10 comentarios quejándose de lo mismo. Aparte, el Libraco ese chorrea grasa, es pésimo! !!!!!
    3
  10. frígida
    2
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial