opinión

Sombras nada más

Si con 50 sombras de Grey pretendían encender mi costado romántico y o sexual, les salió el tiro por la culata.

Sombras nada más

 Él es el tipo poderoso y deseable que se auto presenta como un objeto diciendo “me tendrás a mi” Ella es la estudiante inexperta clase media que queda atontada y subyugada ante un personaje que al menos en la película tiene la capacidad de comerle el cerebro.

La típica historia de la princesa sin corona rescatada por el príncipe, que venimos escuchando desde que alguna vez alguien nos leyó Cenicienta se repite aquí, una vez más, remixada y con o sin azotes el cuento es más o menos el mismo. Vos mujer tenés una vida mediocre hasta que llega el y te rescata.

Claro que en este caso el rescate se paga aceptando prácticas sexuales que tal vez la protagonista jamás había pensado llevar a cabo y tratando de curarle el trauma a un tipo que bueno, pobrecito, como todos en la vida, ha sufrido alguna vez.

Bueno niña, nada en esta vida es gratis, qué son un par de golpes a cambio de salir con el millonario más codiciado de EEUU parece ser el mensaje no tan oculto.

Un sujeto controlador y una mujer que duda y acepta. No soy experta en cine por lo cual mi análisis se enfoca más en el género. Sépanlo productores, las mujeres de hoy en su mayoría nos mantenemos sostenemos bancamos y forjamos solas, no esperamos príncipes ni mucho menos aceptamos golpes en el culo a cambio de tal o cual cosa.

Las mujeres de hoy, y cada vez más, aprendimos a salvarnos solas. El tema es que la sociedad, la industria cultural y a veces hasta nosotras mismas nos negamos a entenderlo o aceptarlo.

Pero en la película se ve otra cosa. Se ve una chica casi imbécil a la que se le caen las cosas de las manos al ver a Grey, deslumbrada con regalos costosos al mejor estilo de una Wanda Nara con cierto grado de cultura y recato.

Es más a la pobre Anastasia, le pregunta Grey “para que vas a trabajar si lo tienes todo”. Claro, todo lo de él. La típica trampa, te doy todo, pero nada es tuyo. No sé si existan pocas cosas tan violentas como pedirle a una mujer que no ejerza su profesión y que no trabaje. Me parece medieval y no le veo nada de romántico.

Como tampoco le veo nada de romántico a este “hit de temporada” donde el controlar al otro parece ser la clave de eso que en el cine te venden como “amor”.

Clarisa Ercolano

Opiniones (5)
20 de octubre de 2017 | 04:39
6
ERROR
20 de octubre de 2017 | 04:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Muy buena opinión. La mujer promedio está metida con la novela, la película, etc. Tbien está el hombre promedio es amante de rápido y furioso, que refleja un montón de estereotipos de género del sexo opuesto. Bien por las mujeres que piensan más allá, eso las vuelve atractivas e inteligentes!
    5
  2. Coincido con vos, Marisa! Yo provengo de una flia. donde las mujeres siempre han estudiado y trabajado, así que posiblemente tenga prejuicios con la mujer que no consigue su sustento. Creo que si bien la mujer se abre espacio (y no siempre lo consigue) en el mundo laboral, los paradigmas culturales parecen cambiar a paso muy lento. Coexisten dos realidades: mujeres que trabajan y deciden qué hacer con su dinero (inclusive hay muchas que son sostén de hogar) y mujeres que ostentan la billetera del marido. Me sorprende que en ámbitos económicos bajos y altos (lo veo menos en la clase media) hay un grupo grande de mujeres que siguen siendo mantenidas. No les tengo envidia y respeto su decisión pero la idea de que no puedan defenderse económicamente me resulta muy insegura.
    4
  3. Muy buen análisis para tan poca "obra". Excelente.
    3
  4. genial marisa,senti lo mismo cuando lei el libro,el queria acomodarla a lo que el necesitaba¡¡¡
    2
  5. Clarisa, buen día. Más allá de que no he visto la película ni he leído el libro, comparto 100% desde lo conceptual tu opinión. Saludos
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México