opinión

Una dirigencia irresponsable

El experto Alberto Binder y la crisis de Inteligencia.

Una dirigencia irresponsable

La Ley de Inteligencia pretendió sentar las bases de un servicio de inteligencia propio de un Estado democrático y tiene muchos elementos que están estructurados de ese modo. El dictado de esa ley no se utilizó para reorganizar los servicios de inteligencia sobre bases nuevas; al contrario se usaron resquicios de esa ley, para exacerbar mucho de los males que ya tenia. En mi caso vengo denunciando el descontrol de los servicios de inteligencia y su ilegal intromisión en la justicia federal desde hace mucho (ver por ejemplo la nota en Clarín `Perversa inteligencia sin control` del año 2009) y hemos creado la Iniciativa Ciudadana para el Control Democrático de los Servicios de Inteligencia (ICCS) entre el Ilsed, la ADC y otras organizaciones, para tratar de que la Comisión de Control fuera mas transparente y cumpliera sus funciones. Hicimos pedidos de informes que nunca fueron respondidos por la Comisión y ahora están judicializados.

Lo primero es cortar los vínculos entre la justicia federal y la Secretaria de Inteligencia. La Ley expresamente prohíbe que los servicios de inteligencia participen en actividades vinculados a casos judiciales, salvo expreso pedido y se entiendo ante casos puntuales. Pero eso se convirtió en algo mucho más extensa. Jueces y fiscales tienen allí una gran responsabilidad. Además la SI concentro todas las escuchas telefónicas del país (lo que es ilegal, también, allí hay una interpretación equivocada de la Ley de inteligencia) de tal manera que no solo la justicia federal, sino cualquier fiscal del interior del país que quiere hacer escuchas telefónicas debe pasar por la sección correspondiente de la SI. Todo esto es altamente pernicioso y ahora ha salido a la luz. Tenemos una enorme oportunidad para reordenar todo el sistema, sobre algunas de las bases de la Ley de inteligencia y otras medidas.

Urge crear la Agencia Federal de Investigaciones. Es algo que se reclama hace años. Este Gobierno lo tuvo en cartero y no lo llevo adelante por presiones de la Secretaría de Inteligencia. Por ejemplo, la investigación de un caso como el de la AMIA no lo puede llevar la SI, porque ellos manejan información que debe servir para la prevención y que en la gran mayoría de los casos es inutilizable para probar algo en juicio. En el caso concreto, subordinaron la investigación a tener una plataforma para jugar el juego de las agencias anti terrorismo internacional y su red de información, y de ello son tan responsables Stiuso como Nisman. Y eso tarde o temprano tenía que terminar tan mal como terminó. Que existan grupos trabajando en la prevención de casos y en conexión con lo que se está haciendo en otros países no es objetable. Lo objetable es la mezcla con un caso judicial en el que hay victimas que reclaman reparaciones y avances concretos, en su caso, no en la política anti terrorista mundial.

Dudo, porque no tengo información sobre eso, que hoy la SI tenga capacidad de análisis para la toma de decisión estratégica de la Argentina respecto de grandes decisiones económicas, geopolíticas o de política internacional, que tengamos un real entendimiento de las tendencias mundiales que nos permitan planear o diseñar políticas de largo plazo.. Creo, más bien, que la SI debe estar llena de operadores de `inteligencia`, más truchos que eficaces, vendedores de influencia, con un enorme potencial para el espionaje interno.Con el cuento de la `contrainteligencia` podés hacer cualquier cosa en el país". "Hay una causa en el juzgado de Arroyo Salgado, la esposa de Nisman (demasiada coincidencia) donde se deberían investigar el funcionamiento de operadores independientes, venta de información, etc. etc.).

 Nuestra dirigencia política ha sido altamente irresponsable. Peronistas y radicales han construido aluvionalmente el sistema de inteligencia y hoy se reparten la ineficacia absoluta de la Comisión Bicameral. Allí hay que buscar responsabilidades en ambos partidos y yo buscaría que respondan los miembros radicales de la Comisión Bicameral. Macri pretendio entrar en este juego, de la mano, del Fino Palacios y así le fue. La SIDE ha sido uno de los pocos temas verdaderamente bipartidistas que hemos tenido en este país. Asi que hay que preguntarle al radicalismo que responabilidades tiene en eso, además de las obvias que tiene este mismo gobierno que jugo y excacerbo el juego ilegal de la SI como pocos y cuando viendo que los monstruos son amigos hasta que son simplemente monstruos, comenzó a recostarse en la inteligencia militar (Milani). Un error garrafal. Y así llegamos a esta situación terminal. Tenemos una gran oportunidad. Pero la dirigencia política esta demostrando indignacion moral-electoral y pocas ganas de meterse a hablar en serio de este asunto 

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 08:58
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 08:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial