opinión

La columna de Padilla: Valparaíso

"Mendocinos ni por asomo. No vienen, les da asco. Pero allá (en Reñaca) ellos", sostiene el autor.

La columna de Padilla: Valparaíso

Las ciudades son una experiencia. Transportan, se hinchan y respiran por sus habitantes. Valparaíso, Chile. Patrimonio de la humanidad. Un “si-lugar”, una bahía o una isla de cerros. Un organismo-mosaico hecho de millones de partículas cósmicas a desnivel del mar. Valparaíso se expone (la exponen) como reservorio: el puerto y sus lamentos. La tristeza y la nostalgia de los barcos. Todo ya dicho, conocido, revisitado. Valparaíso es para el paseante un laberinto de paso, justamente, de tope. Se llega, se mira, se toca y se va.

Pocos vacacionan en Valparaíso (en relación a la mayoría de los centros receptivos de turismo residente). Porque es incómoda esta ciudad para los cómodos. Porque hay que treparla, transpirarla y hundirse en sus alturas. Hay que convivir con el hedor que, para unos es perfume, y para otros una plaga de efluvios malditos. Valparaíso vomita a la especie. Incluye a los no aptos en otras ciudades: heroinómanos, artistas nazi-bohemios, punkis, marineros, europeos exiliados por melancolía. Mendocinos ni por asomo. No vienen, les da asco. Pero allá (en Reñaca) ellos.

Decía, las ciudades son una experiencia, vital y caleidoscópica. Así hay que mirar a las ciudades. Mirar los ojos de Valparaíso desde los ojos de los perros regados. Desde el tejido de los generadores de energía o desde los lupanares de ropas tendidas. Si desconectan uno de los cables del aire, Valparaíso se cae.

100 7045

En la ciudad empotrada en los morros todo suma. Es el acoplamiento la expresión de un malestar, de una contradicción existencial lo que mantiene -o soporta- al dominó arquitectónico. Gobernada por la derecha, la ciudad marinera de los anticuerpos, late por el mar y su izquierda es el ingobernable e inasible deseo de libertad. La noche pare sabores y olores densos y el día su celo augusto. Una ciudad folk-punk anarquista que desoye a sus sirenas.

Verde, celeste, roja, amarilla, oxidada. De lata y de piedra. De madera y cerro. Un paraíso distópico. Desigual. Fundado por malhechores y apropiado por una aristocracia lumpen. Olimpo fatigado de zonas colonizadas por una nueva burguesía cerda que, montada en la declaración patrimonial de sus hedores, construyó paseos yugoslavos y británicos. Austria por momentos. Hungría o Alemania. Imperial en la estirpe.

Rutinas de la ciudad porteña. Una especie de guarida para la gitanía cansada de errar. Aquí –Valparaíso es un arte de okupación- las calles marean.

Opiniones (29)
22 de octubre de 2017 | 02:29
30
ERROR
22 de octubre de 2017 | 02:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Nunca comente una nota para criticar a otro usuario, pero esta primera vez lo amerita, "noimporta" sos muy tarado, pero a la vez muy ingenioso para escribir tanta estupidez junta. A mi tambien me encanta wikipedia, google maps o strew view pero no podes comparar con ver las cosas en vivo y sentirlo vos mismo. Quedate en tu cobacha con internet y trata que el codigo binario te haga sentir el particular olor de Valparaiso a ver si podes jajaja
    29
  2. Típico discurso de un K con el agregado de un resentido: Se hace el nacionalista pero se va de vacaciones afuera. Predican una vida y llevan otra opuesta.
    28
  3. ¡Si no se resuelve el problema del suministro de tampones va a correr sangre!
    27
  4. Que ladilla esté en Valpa es motivo para irse a reñaca jaja. A ver: si uno va a las playas chilenas, es porque quedan más cerca que las del atlántico y resulta más barato, punto. Valparaíso es maravillosa, simplemente uno va a donde se le cantan las ganas. En mi caso particular, no me da el bolsillo para ir a ninguna parte así que ni vale la pena discutir. Disfruten los que puedan!! la vida es breve
    26
  5. cuando leo a este salame de Ladiila, me dan ganas de putearlo y preguntarle por que mierda es tan resentido, pero me prendo un Cohiba , descorcho un buen vino y pienso " y bueno que se puede esperar de un pelotudo K " y al rato se me pasa. Saludos a todos
    25
  6. perdón amigo password, pero no lo entiendo. Si, es cierto Mendoza está llena de turismo internacional, Y?? No es de cabeza querer cambiar un poco de aires, y mucho menos respirar aire de mar de vez en cuando no?
    24
  7. Hoy con lo del fotomontaje y el fotoshop no le creo a ninguna foto y, es más, ¿para qué gastar tanta guita para sacarse una foto si podés nadar en la pileta de lona y aparecer luego en la foto como que estás en las Bahamas? Si salís de vacaciones para sacarte fotos, sos muy poco inteligente. Lo mismo con "recorrer" ciudades gastando guita cuando desde la PC viajás donde querés y te metés en las calles, callecitas y lo que querás, después te vas a un cafecito de un lugarcito cualquiera de Mendoza y listo, es como si estuvieras en París, man. Vacaciones tecnológicas es lo nuevo, todo lo demás es muy caro, poco práctico, muy snob, de poco tiempo y se recorre muy poquito comparado con lo que se puede ver y recorrer en la PC. Los aromas, sabores, colores e impresiones, son todas cuestiones "mentales" que las armás y desarmás a tu gusto cuando querés. Globalícense de una buena vez. ¿Lo importante de Valparaíso?: Está en wikipedia si te interesa y si no también. Las vacaciones ahora tienen que ser otra cosa no lo que eran en un mundo que ya murió. Las vacaciones son de 3 días cada un tiempito, piques rápidos a esconderse a un lugar de a 2, montar momentos, gozar tiempos, sentir al otro, sacarse el reloj y las obligaciones, que te caliente un pito el munto y lo que hagan con él. Todo lo demás se compra con .....
    23
  8. Con este bodrio ahora vamos a tener quilombo internacional. Seguro.
    22
  9. La columna de "pesadilla"
    21
  10. Por favor, alguien avise al gordo que no le dan bola. Eso si, está fumando de la buena ¡¡
    20
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México