opinión

El populismo mata de hambre

El senador nacional radical se enfoca en el reciente caso de Néstor.

El populismo mata de hambre

 En Argentina sufrimos dolores que no tenemos por qué soportar. El hambre es dolor. Dolor físico. A cada niño que sufre de desnutrición no sólo se lo condena a una enfermedad mortal, a un futuro recortado de desarrollo y crecimiento humano, se lo condena, también, a una corta vida de dolor continuo en su pancita, en cada mareo, en su falta de fuerzas, en el desastre orgánico que significa la falta de minerales y vitaminas, en las ganas de comer y beber y que haya muy poco o casi nada y al final ya ni tener esas ganas.

Defuncion


Los niños que mueren de desnutrición están inmersos en una familia y en un contexto que también está desnutrido. La pobreza es tan cruel que los padres, desnutridos ellos, carecen de las posibilidades intelectuales y materiales para criar y alimentar a los hijos, lo mismo pasa con los ancianos. Los niños y los ancianos impedidos, por su vulnerabilidad, no pueden proveerse alimentos. Si el Estado no está ahí, es entonces porque no está en ninguna parte,


En la partida de defunción del chico pusieron como causa de la muerte: “enfermedad”, así, genérica, misteriosamente. No es porque los médicos chaqueños no sepan tipificar enfermedades o causantes de los colapsos finales. Es porque la maldad llega en su carruaje más sofisticado; la burocracia fraudulenta, que este gobierno despliega como leitmotiv de gestión. Ocultan datos para falsear las estadísticas. Yo no soy médico. Mis categorías de enfermedad son: evitables o no evitables, prevenibles o no prevenibles. No hace falta agregar que la desnutrición es, por obligación y por derecho, prevenible.


Repudio categóricamente que sigan falseando los datos para conformar la estadística de mortalidad infantil del país, de indigencia y de pobreza. El populismo empobrece, desemplea y mata, es así de duro.


Podemos cambiar nuestro país, pero primero tenemos que quitarnos la mochila de los prejuicios y el recelo. Tenemos ante nosotros la oportunidad de desarrollar Argentina. Hay recursos naturales, recursos humanos y mercados que demandan nuestros productos. Para aprovecharlo necesitamos acuerdos políticos sólidos y amplios, que den certezas y ofrezcan confianza. 

Opiniones (2)
19 de agosto de 2017 | 16:41
3
ERROR
19 de agosto de 2017 | 16:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Que niños argentinos mueran de raquitismo,tuberculosis y hambre no tiene nada que ver con la politica ?Por favor!!!Nadie puede ser tan ciego aunque se diga a sí mismo NO IMPORTA
    2
  2. Bien senador, seguro que este Néstor debe estar feliz que ud. utilice su desnutrición para hacer campaña política. Eso es más populismo que el que critica.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial