opinión

El año en que el rubiecito Del Moro arrasó con la grieta de Lanata

En tiempos de declive oficialista, el enfoque anti K de "PPT" perdió atractivo durante el 2014. El show pluralista y caótico de "Intratables", se posicionó como centro de un debate político tan apasionado como desconcertante.

El año en que el rubiecito Del Moro arrasó con la grieta de Lanata

El 2014 no fue un buen año para Jorge Lanata. En términos de rating, su programa se vio superado durante buena parte del año por el reality de cocineros amateurs MasterCheF, un formato que ya había triunfado en varios países del mundo, y que aquí en Argentina repitió un contundente suceso. Con un casting inteligentemente seleccionado, el show culinario encontró su talismán para la victoria en la carismática y humilde Elba Rodríguez. A partir de los resultados en las mediciones, buena parte de los medios aprovecharon el descenso a segundo puesto de Lanata, para tildarlo de "loser" y acabado. Lo cierto es que Periodismo para todos nunca dejó de hacer un buen promedio, pero el programa comenzó a dar ciertas señales de agotamiento.

Con un oficialismo cada vez más debilitado, la sistemática dinámica anti K de PPT, perdió algo de sentido y encanto para un televidente ávido de escapar de la oposición binaria instalada en estos últimos años. Ese escenario de lucha entre los defensores a ultranza del modelo gobernante y sus acérrimos detractores, inició un proceso de descompresión durante el 2014, tanto en los medios como en el debate social.

Jorge lanata

Aprovechando la fisura de esta encapsulada lucha entre dos bandos, el show televisivo Intratables fue más astuto en la decodificación de la incertidumbre y el caos ideológico reinante en la Argentina y dio en el blanco. Mientras 678 y Periodismo para todos seguían con sus discursos lineales y unidimensionales, el programa conducido por Santiago del Moro practicó una impactante mutación; y volantazo mediante, pasó del tratamiento de escándalos mediáticos de la farándula a la puesta en marcha de un acalorado debate político.

Hay cierta cuota de desprestigio en todo envío televisivo creado a partir del concepto de un panel que confronta ideas. En términos de producción, está claro que los canales han apostado cada vez más a este tipo de formatos por cuestiones de costos. Sin dudas, el presupuesto de un programa de Intratables es considerablemente inferior al de uno de Periodismo para todos. Así y todo, en términos de impacto conceptual el producto de Lanata quedó notablemente detrás de la estridente nave capitaneada por del Moro.

Durante el 2014, PPT no logró pulir las imperfecciones acarreadas de la temporada anterior. Por un lado, los poco inspirados segmentos de humor dentro del programa, dignos de un sketch escolar en la fiesta del día de la primavera. Por el otro, la falta de timing televisivo, con informes que habitualmente se extendieron durante más minutos de los necesarios; derivando en varias ocasiones en el sopor. Más allá de que varias de las denuncias de Lanata hayan encontrado un acertado correlato con la realidad, la calidad periodística de las investigaciones ha sido oscilante; con pruebas y testimonios que en algunas oportunidades han resultado contradictorias.

En su marea de panelistas que pelean por ganar la palabra, Intratables ha reflejado en mayor medida que PPT, el clima de urgencia y desconcierto que se esparce en nuestra Argentina. Algunos podrán tildarlo de programa arrabalero, y el show del canal América lo es, y a mucha honra. Desde el significado pleno, un arrabal es una agrupación orgánica (sin planeamiento urbanístico previo) de viviendas y comercios, normalmente asociado a clases bajas; el término se aplica frecuentemente para definir los crecimientos descontrolados de las poblaciones. El envío que conduce Santiago del Moro es la quintaesencia de ese desborde, parece no tener timón, su escalada de caos es imprevisible. A la hora de poner orden, suenan campanas y efectos de vidrios que se rompen, o bien el platinado capitán del barco intenta calmar las aguas con señas y algunas palabras para moderar el encendido debate.

Si hay algo apasionante en Intratables es sin dudas su esencia pluralista, su voluntad de desplegar un abanico completo de identidades e ideologías. Desde un soldado ultra K como Diego Brancatelli, hasta el reaccionario Fernando Cerolini, pasando por el retorno estelar de Silvia Fernández Barrio en plan de madura ciudadana que las vivió todas; y una María Julia Oliván que pendula entre la reflexión y la vehemencia. Ni siquiera en los intensos paneles de los programas de fútbol se ha visto una confrontación tan descarnada entre sus integrantes, como la que puede verse noche a noche entre los protagonistas de Intratables.

Cuando a mediados de año le preguntaron a Jorge Lanata su opinión sobre Santiago del Moro, el periodista respondió: "Me parece que a veces lo meten a hacer política y no entiende nada. No se tendría que meter en ese tema porque hace agua. Pero es respetuoso de los tipos que entienden. Porque en general les pregunta a los que saben más que él. Me parece que es un chico que está empezando y es bueno. Pero tampoco es un conductor establecido”. Al finalizar 2014, ese joven no del todo avalado según Lanata, abandonó el show de chimentos Infama para dedicarse de lleno a Intratables en pleno año electoral. El platinado líder goza de un par de cosas de las que adolece Jorge, un impresionante sentido del timing televisivo (recordemos que no en vano viene de un canal de videoclips como MuchMusic); y un carisma de chico de pueblo que supo superarse sin renegar jamás de cierto pudor y humildad. Santiago del Moro no necesita validarse a través del escándalo y la arrogancia. Su camino es otro, el de un sagaz dosificador de tiempos y oportuno mediador entre partes. Sin ser precisamente un periodista, ha logrado en este último tiempo unos niveles de popularidad y credibilidad, que seguramente envidarán unos cuantos conductores de programas políticos de la tv nacional.

Santiago del moro intratables

En un período de ventana como el que estamos pasando, en el que cualquier desenlace es posible; Intratables no apuesta por las conclusiones. De hecho, cuando cierra su emisión de cada noche, sobrevuelan un sinfín de preguntas sin respuestas. Queda la sensación de que nos vamos a la cama con una marea de cruces de argumentos del más variado calibre. Entre chicanas y tribuna política, ejemplos cotidianos y algunos destellos de análisis periodístico; este huracán avanza de manera voraz y adrenalínica. Su velocidad puede jugarle a veces una mala pasada al panelista que se pase de rosca, otras tantas, esos planteos sin mayor premeditación terminan reflejando la sensación de urgencia de un país que se encuentra frente a un vacío de propuestas.

Y así, entre efectos sonoros, cámaras siempre atentas y un ritmo vertiginoso; Intratables se impone como el único show político de la televisión argentina con fuerte identidad. Los monólogos, los segmentos de humor y las investigaciones sobre diversos temas; es algo que con menor o mayor variante hemos visto desde Tato Bores hasta Luis Majul. A lo largo de los años, todos esos exponentes han estado diseñados para los alcances e intereses de una clase media con ánimo de debate intelectual. Intratables logra en cambio una movida verdaderamente innovadora, y se transforma en el primer show político para televisión que alcanza una dimensión popular. Todos los candidatos fuertes han pasado, y seguirán pasando, por el set del programa que supo ganarse el primer lugar en el podio de la discusión. Habrá que ver cómo sigue en este 2015. Tal vez hasta encuentre uno que otro instante de revolucionario silencio.

Opiniones (7)
17 de octubre de 2017 | 13:57
8
ERROR
17 de octubre de 2017 | 13:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Que manera de hablar pelotudeces, Intratables es el programa más neutral de la televisión argentina, está el gordo, bostero, kirchenerista y pelotudo de Brancatelli, más la otra fracasada al lado tirando datos irrelevantes de los K. Tenés macristas, massistas, sciolistas, de todo. Invitan a todos y dejan hablar a todos. Si no ven el programa no hablen, no se dejen guiar por las notas sacadas de contexto de 6-7-8
    7
  2. LANATA CANSA UN POCO( TE ENTERAS DE MUCHOS NEGOCIADOS TURBIOS ) PERO DICE LA POSTA EL OTRO VIVE DE CARROÑEAR EN LAS VIDAS AJENAS Y LE VENDEN FRUTA A LOS ADICTOS A LA CAJA BOBA QUE NO TIENEN UNA VIDA PROPIA. PARECE QUE AL CANOSITO MANSON SE LE CORRIO EL TARRITO.......
    6
  3. MARIOJ de verdad crees q LaRata hace priodismo independiente y objetivo? jajjajajaja queridooo si "al pendex" le bajan línea oficialista al gordo panqueque (sino mirá lo q opinaba de Clarin hace unos años en youtube) le baja línea Magneto y el stablishment capitalista.
    5
  4. jajajajaaaa por favor es el programa cómico más visto el de Lanata!
    4
  5. Sí mucho conoSimiento tiene el gordo. Y en tu caso es falta de conoCimiento, porque decir que América es K es no tener idea... ya hace rato que son prensa del Frente Rejuntador de los mercenarios.
    3
  6. EVIDENTEMENTE, LA NOTA HA SIDO REDACTADO POR UN RECONTRA KKK. COMO VA A COMPARAR LA CAPACIDAD, CONOSIMIENTO EXPERIENCIA DE LA NATA CON LA DE UN PENDEX DE UN CANAL OFICIALISTA, AL QUE LE DAN TODO ESCRITO.-
    2
  7. Esperate que al gordo lo operen, y aparezca con los datos de las 123 sociedades de don Lázaro en Nevada, y veamos el rating.
    1
En Imágenes
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes