opinión

Los asesinados y el Gobierno

La polémica por la cantidad real de homicidios, bajo la lupa.

Los asesinados y el Gobierno

 El Presidente de la Comisión Bicameral de Seguridad, el Diputado radical Héctor Quevedo, hizo pública la cifra de 160 homicidios en Mendoza durante el año 2014. Es necesario aclarar que los datos presentados por el Diputado Quevedo son los publicados por el Poder Judicial, lo que en términos estrictamente técnico no constituyen estadísticas criminológicas, las que no se publican en la Argentina desde el año 2009.

Rápidamente, y ante las declaraciones citadas, las autoridades del Ministerio de Seguridad salieron a aclarar que el aumento de homicidios corresponde a enfrentamientos entre “personas conocidas”, y que en el caso de homicidios en situación de robo se había producido una baja del 60%.

Si la baja anunciada por las autoridades del Ministerio de Seguridad fuera real, estaríamos frente a un fenómeno digno de ser estudiado como caso exitoso por el resto de los países del mundo. Lo cierto es que estamos muy lejos de ser ejemplo en materia de seguridad. Hoy no sabemos cuántos homicidios se comenten en Mendoza en ocasión de robo y cuantos “entre personas conocidas”, y esto es así por varios motivos. Primero, aparentemente no existen en Mendoza un sistema estadístico criminológico; y si existiera (no lo sabemos) los resultados son tan secretos que hacen sospechar que la situación es aún mucho peor de lo que uno podría suponer, motivo por el cual no se hace la publicación de los datos. A los efectos de ocultar la información se suele recurrir al argumento de que es información sensible del Estado que debe ser clasificada como reservada o secreta. Esto no es así, la información secreta o reservada en un Estado es aquella que pone en riesgo la estabilidad del Estado, y la publicidad de esta información se encuentra muy lejos de encuadrarse en esa situación. De hecho, la gran mayoría de los países del mundo hace pública sus estadísticas criminológicas, y en algunos casos hasta llegan a publicar lo que se conoce como mapa del delito en forma online. El error del peronismo es haber confundido siempre Estado con Gobierno, y la publicación de los datos criminológicos, cuando son dignos de ser ocultados, pone en duda las políticas de gobierno, y no en riesgo al Estado

En segundo lugar, y frente a la discusión si los homicidios son en situación de robo o “entre conocidos” suele existir en los procedimientos policiales una picardía que espero que las autoridades del Ministerio la conozcan a los efectos de no quedar en situación de ingenuidad. Como los Sres. Fiscales tienen su despacho en el Palacio Judicial (y no en la jurisdicción en la que representan al ciudadano como acusadores) son muy contados las veces en que se hacen presente ante un hecho delictivo. En la mayoría de los casos se enteran de las novedades porque el Comisario de la jurisdicción lo llama para dar una rápida información sobre el hecho, y pide instrucciones. Esta información telefónica que se le brinda al fiscal (ausente) suele estar sesgada con el fin de poder caratular la causa como “averiguación muerte”, lo que evita que en los registros policiales figure como homicidio en ocasión de robo. Después en tribunales cambiará la caratula, pero ya no se modifican los registros policiales. Algo similar sucede con la caratula inicial “suicidio” o “lesiones graves” (si la persona muere después de un tiempo de estar en el hospital), que posteriormente pasan a ser caratulados como homicidio,. En estos casos, la caratula inicial no se modifica en los registros policiales.

Rescato el sinceramiento que el Subsecretario de Seguridad ha realizado en cuanto al fracaso del trabajo interministerial que realiza el Gobierno. Lo entiendo así porque si es como dicen las autoridades, existe un considerable aumento de homicidios entre bandas y problemas intrafamiliares. Sería importante que se supiera cuáles son los programas que el gobierno viene ejecutando en forma interministerial que tienen como objetivo disminuir la violencia social. Si se conocieran estos programas, si supiéramos como están siendo evaluados, y cuáles son los resultados obtenidos en cada uno de ellos, seguramente la Comisión Bicameral de Seguridad al momento de discutir el presupuesto, podríadireccionar recursos hacia los programas que han demostrado indicadores favorables, e ir eliminando recursos en los programas que no han demostrado ser eficientes.

Lamentablemente en materia de (in)seguridad no existe información, lo que lleva a los decisores del área (funcionarios del Ejecutivo, Legisladores y Comisarios) a tomar decisiones basadas en la percepción, en la tapa de un diario, o en el piquete de un barrio que no siempre son la fuente más confiable. Y si por algún motivo me equivoco y la información estadística existe, lo único que “justifica” su ocultamiento es que la situación es extremadamente grave, a tal punto que supublicación puede provocar la renuncia de los funcionarios del área.

if"'>E�2X냟W

Opiniones (1)
19 de octubre de 2017 | 03:50
2
ERROR
19 de octubre de 2017 | 03:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. los que niegan el aumento de la inseguridad solo pueden ser idiotas o h de p como aquel que dijo que solo era una "sensación"
    1
En Imágenes
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes