opinión

Por qué triunfa la izquierda

La izquierda triunfa porque gobierna para el pueblo. A este propósito, esencial de la democracia, la derecha, y su ejército de ilustres neoliberales le quiere dar el mote de populismo. No entienden nada.

Por qué triunfa la izquierda

 Mientras la derecha cuestiona, y entona mil veces versos perimidos por su propia peripecia, los gobiernos de izquierda avanzan a paso firme. Sucede en nuestro país, y también en la región.

Avanzar con solvencia significa estar desarrollando mejores condiciones de vida para la sociedad. Tanto en aspectos cotidianos como en lo que representa tener oportunidades reales para las generaciones futuras. ¿Recuerdan cuando toda esperanza se reducía a un pasaporte de la Comunidad Europea, o a un permiso de trabajo –precario- en Estados Unidos?

El aumento de las desigualdades y de la precariedad, el avasallamiento de derechos conquistados a lo largo de décadas, el intento de venta irresponsable de lo que es de todos, y la falta de un proyecto colectivo e ilusionante fueron las señas neoliberales.

Ese pasado, lleno de irresponsabilidad y negligencia, pasa factura de forma inexorable, tanto a la sociedad, como a los partidos y gobernantes que lo auspiciaron. Aunque quieran borrarlo, no pueden. Están atados a un pasado del cual quieren deshacerse sin haber aceptado responsabilidad alguna.

Quienes consideran que su futuro no dependa de ellos mismos, han perdido cualquier noción de soberanía. Quienes arguyen mil excusas para alejarse de las responsabilidades por las crisis del pasado, son los mismos que se resisten a aceptar el crecimiento actual como consecuencia de acciones gobernantes. Evidente y categóricamente el pueblo no respaldó a esos candidatos que enarbolan banderas tan negadoras como inconsistentes. Y es por todo ello que tienen menguados los apoyos en las urnas.

La esperanza, y la nueva realidad, triunfaron por sobre cabezas rendidas a los vaivenes del mercado. Período a período, la derecha es cada vez más derrotada por gobiernos progresistas que han logrado revertir las crisis que ellos engendraron. Para ello hemos recuperado el rol activo del Estado, combatido la centralidad del mercado, elaborado políticas de integración regional, y logramos retomar un proceso expansivo de la economía sin antecedentes. Así se democratiza cada vez más una sociedad, creciendo e integrando.

Gobernamos para que haya mejores condiciones de vida y desarrollo. Ejemplos de ello: vamos a invertir el triple en investigación; vamos a seguir apoyando a la UTU para que siga sumando conocimiento, y para que nunca más vuelva a ser una opción de segunda; vamos a seguir invirtiendo en la UTEC, y apostando con fuerza a la descentralización educativa, y a la ampliación de carreras y saberes; vamos a implementar el Sistema Nacional de Cuidados; vamos a implementar la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual; y vamos a seguir aumentando condiciones tangibles para que las oportunidades sustituyan y derroten los desequilibrios y la desesperanza.

Desde esa plataforma, y sólo desde allí, podemos generar inclusión y establecer las condiciones que permiten el desarrollo de una sociedad. Se hace desde el principio de “igualdad de oportunidades”. De esta forma generamos equilibrios, ahuyentamos vulnerabilidades y damos herramientas. El ejemplo del Plan Ceibal: una computadora para cada alumno de la Educación Pública. Nos hemos habituado a grandes cambios, y a la creciente democratización de oportunidades.

Como resultado de todo ello, en nuestro país, la izquierda, el FRENTE AMPLIO, cuenta, en un período extendido de 15 años, con un apoyo extraordinario. La evidencia indica que no es una elección aislada. Se ha configurado un respaldo consistente a nuestra fuerza política.

Resultados electorales:

Esta etapa del ciclo electoral tiene resultados ampliamente satisfactorios:

ü FA obtiene la mayoría parlamentaria por tercera vez consecutiva. Un hecho que no se daba desde mitad del siglo pasado.

ü La fórmula del FA es la más votada ampliando la diferencia comparada con el balotaje 2009.

ü La fórmula del FA se impone en 11 departamentos, algo que tampoco había sucedido antes y da excelentes perspectivas hacia mayo 2015.

ü El FA consolida y extiende su caudal electoral en todo el territorio, en particular en zonas donde históricamente le costaba mucho captar adhesiones.

ü En menos de 20 años, el voto frenteamplista del interior del país (sin contar Canelones) pasó del 25% al 42% en la última elección.

ü Seis de cada 10 jóvenes votaron al FA. La única fuerza política en la que los electores más jóvenes votan por encima del promedio de adhesiones partidarias recibidas.

ü El triunfo del No a la Baja con un alto grado de participación de la sociedad civil organizada y en particular de los jóvenes

Las causas de este apoyo resultan bien claras: demostramos que tenemos un proyecto y que tenemos a la gente para implementarlo, para liderarlo.

Todo esto está legitimado en que en esta década se ha logrado mejorar las condiciones de vida de los uruguayos. Es una razón tan concreta, y comprensible, como vasta en sus alcances. Implica décadas de esfuerzo en su construcción, y determinación para su implementación. Ni un ápice de improvisación.

A no aflojar!

Debemos valorar los resultados alcanzados en la misma medida que debemos cosechar aprendizaje para continuar mejorando en todas las áreas. Los desafíos planteados así lo imponen. Ni los avances, ni los resultados electorales nos deben alejar de la humildad necesaria para reconocer errores. Condición sine qua non para seguir mejorando.

Debemos continuar consolidando la integración social y política. De esa forma se incrementará la sostenibilidad al proceso de transformaciones en curso, como plataforma para alcanzar los objetivos planteados en nuestro programa. Sólo así podremos seguir construyendo una sociedad más justa, próspera y solidaria.

Esta visión progresista tiene su fundamento primero en una concepción social integradora. Esto significa que la justicia social y el desarrollo humano -al servicio de lo cual deben estar siempre las lógicas económicas- sólo podrán ser alcanzadas a través de la convergencia de la acción política, de las organizaciones sociales, de los sindicatos y del creciente involucramiento ciudadano.

Aún nos queda un largo camino por recorrer, para eliminar brechas inadmisibles desde nuestra visión humanista. No gobernamos haciendo cálculos electorales. Gobernamos para contribuir a cambiar la vida de las personas; para generar oportunidades; para que el futuro no esté cargado de incertidumbre; para que todos los uruguayos vivan bien; para que todos los uruguayos tengan acceso a la felicidad y a la esperanza.

Defendemos estas causas desde siempre. Somos una fuerza política que nace en el pueblo, y gobierna con y para el pueblo. Allí está nuestra naturaleza, y allí está la explicación de por qué triunfa la izquierda.

Opiniones (3)
18 de octubre de 2017 | 14:42
4
ERROR
18 de octubre de 2017 | 14:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La izquierda no triunfa en ningún lado. Es una supuesta izquierda. El único que representa izquierda es Mujica. Caminá un poquito la Argentina y vas a ver lo izquierdistas que son Cristina, D`Elía, De Vido, Aníbal Fernández, Boudou y otros delincuentes que pululan con el verso.
    3
  2. LA IZQUIERDA TIENE ALGO DE LLAMATIVO PARA LA GILADA QUE TODAVIA VE CON CARIÑO LOS MITOS Y LOS RELATOS. SINO QUE ME EXPLIQUEN COMO SE PUEDE PROGRESAR CON UNA FRASE QUE LES SIRVE DE CABALLITO DE BATALLA, ESA DE muerte al capital. SIN CAPITAL NO HAY PROGRESO !
    2
  3. La izquierda triunfa porque se ha corrido mucho al centro... Lo que no está mal: se puede ser progresista sin romperlo todo.
    1
En Imágenes
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes