opinión

Madre y padre afín según el nuevo Código Civil

La madrastra y el padrastro, según la nueva normativa, bajo el ojo de una abogada..

Madre y padre afín según el nuevo Código Civil

 Primero se los llamaba "mi madrastra" o "mi padrastro" y ambos eran "las brujas y los brujos" de la película. Se los asociaba al maltrato, al desamor y por qué no, hasta al abuso sexual ("cuidado con quien te vas a vivir, vos que tenés una hija adolescente, mirá que el tipo la puede buscar a ella", se solía escuchar).

Después los chicos mismos comenzaron a nombrarlos como "el marido de mamá" o "la pareja de mi papá". Es decir, el fulano o la fulana no era nada de ellos sino de su madre o su padre. Claro, los pibes tienen claro que mamá hay una sola y papá también y que ese señor que vive con mamá no es su papá ni esa señora que vive con papá es su mamá.



El nuevo Código Civil y Comercial unificado, que comenzará a regir en 2016 habla de "progenitor afín". Así, en sexo indefinido, porque como ahora el matrimonio o la unión de hecho (expresión que reemplaza al viejo y peyorativo concubinato) puede ser de hombre con mujer, de hombre con hombre y de mujer con mujer.



¿Qué este invento del progenitor afin? ¿AFIN A QUIEN? Yo diría que la madre o padre que eligió como pareja, pero NO NECESARIAMENTE al hijo o hija que quien forma pareja con otra persona.



Entonces, hablemos claro, estaríamos refiriéndonos a MADRE AFIN y PADRE AFIN. Sori con esquiusmi, como la Lic. Silvia Fantozzi en sus newsletters.



Vamos contando. Un niño, niña o adolescente (prohibido decir menor, ahora),



puede tener:



- Madre



- Padre



- Padre afín



- Madre afín




(Esto sin contar que la filiación puede ser biológica, por técnicas de reproducción asistida o por adopción)



El código considera que se es adolescente desde los 13 años.



Art. 672: Se denomina progenitor afín al cónyuge o conviviente con quien tiene a su cargo el cuidado personal del niño o adolescente.



(la expresión cuidado personal es el equivalente a lo que ahora llamamos la tenencia de un hijo)



Por supuesto que también puede tener hermanos, que ahora podrán ser:



- Hermanos bilaterales (hijos de sus mismos progenitores)



- Hermanos unilaterales (hijo de su madre o de su padre con otra persona).



Esta expresión, confieso, me gusta más que decir "medio hermano" que suena a "hermano partido", "partido al medio", "hermano no entero".



Pero volvamos a los progenitores afines. Les cuento que tendrán "arte y parte" en la "familia ensamblada". Eso de "vos no sos mi papá para retarme" no existirá más para la ley.



Las nuevas parejas convivientes con o sin libreta de matrimonio ya no son de afuera . Tendrán derechos sobre los chicos (sí, derechos) y hasta obligaciones (como leyeron).



Art. 673: Deberes del progenitor afín. El cónyuge o conviviente de un progenitor debe cooperar en la crianza y educación de los hijos del otro, realizar todos los actos cotidianos relativos a su formación en el ámbito doméstico y adoptar decisiones en casos de urgencia. En caso de desacuerdo entre el progenitor y su cónyuge o conviviente prevalece el criterio del progenitor.



Esta colaboración no afecta los derechos de los titulares de responsabilidad parental.



Acabo de descubrir que el nuevo Código eliminó el deber de fidelidad y de cohabitación en el matrimonio pero cargó las tintas en la colaboración en la crianza de los hijos del otro. Es decir, no importa si el marido o la mujer es infiel, no importa si tienen o no relaciones sexuales (que ninguna ley puede imponer), pero sí importa que ayuden a los chicos, le cambien los pañales, los bañen, le corrijan los deberes del colegio y le llamen a un médico si tienen anginas y vuelan de fiebre.



Eso sí, menos mal que el codificador tuvo la generosidad de priorizar la opinión de del progenitor convivente en caso de desacuerdo con la nueva pareja respecto a lo que hay que hacer con el chico.



Y también se aclara que el padre biológico o madre biológica que no convive con el hijo, no está pintado. El también tiene derechos y obligaciones derivados de la la responsabilidad parental, expresión que reemplaza la actual patria potestad.



Por último les cuento qué pasa en materia de alimentos con el hijo afín.



Art. 676: Alimentos. La obligación alimentaria del cónyuge o conviviente respecto de los hijos del otro, tiene carácter subsidiario. Cesa este deber en los casos de disolución del vínculo conyugal o ruptura de la convivencia.



Bueno, menos mal que cesa algún día, después de todo no es la madre ni el padre. Nótese que el codificador habla del caso de disolución del víncuyo conyugal. Este se produce con la sentencia de divorcio. Quiere decir que mientras no haya sentencia sigue obligado/a. En caso de unión de hecho, cesa al dejar de convivir. Es lógico. Imagínense a un hombre que tiene 2 hijos de su primer matrimonio. Decidió convivir con una mujer que tenía también 2 hijos y a los 6 meses dejaron de convivir. Esa relación fugaz es fuente de obligación alimentaria (limitada, pero obligación al fin).



Sin embargo, si el cambio de situación puede ocasionar un grave daño al niño o adolescente y el cónyuge o conviviente asumió durante la vida en común el sustento del hijo del otro, puede fijarse una cuota asistencial de carácter transitorio, cuya duración debe definir el juez de acuerdo a las condiciones de fortuna del obligado, las necesidades del alimentado y el tiempo de convivencia.



Es decir, siguiendo en el ejemplo anterior, si la mujer lo ayudó a él a criar a sus hijos cuando la relación entre ellos termina, si esta ruptura ocasiona un grave daño al niño o adolescente (¿cuál sería un grave daño?) el hombre podría ser obligado a pagar una cuota asistencial por un tiempo (llámenla como quieran pero son alimentos). Eso sí, el Juez tendrá en cuenta la situación económica del padre afín, las necesidad del chico (si el padre biológico no existe, está listo) y el tiempo de convivencia (menos mal, porque seis meses de convivencia no podrían obligar a un "padre afin" a pagar ayuda asistencia hasta la mayoría de edad.



¿Lo/a sorprendieron estas novedades? Es una realidad que las familias ensambladas existen, es una realidad que muchas veces hay un progenitor biológico ausente y es la nueva pareja del padre o madre quienes colaboran con las necesidades afectivas y económicas del niño, pero ahora, señoras y señoras, no se trata de una elección, será una obligación legal cuando el Código empiece a regir.




Opiniones (1)
17 de diciembre de 2017 | 02:21
2
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 02:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Cuando te casas con un/a hombre/mujer viudo, empezas siendo "el padrastro" o "la madrastra" (equivalente a "porquería ese" o "bruja"). Después cuando tenés que empezar a pagarles la facultad hasta que se reciban empezas a ser "el esposo de mi vieja" o "la esposa de mi papá". Después los hijos se reciben, se casan, tienen hijos y el trato sigue siendo el mismo. Hasta que.......... se murió papá o mamá y hay viene la decepción total de tu vida: hay que iniciar la sucesión!!!!!! entonces empezas a ser el "abuelito" o la "abuelita",, esos dos tarados que se rompieron el lomo trabajando mañana, tarde y noche para que los nenes tuvieran un buen pasar, te despluman !! porque para ellos todo lo que adquiriste son "Bienes gananciales" sin importarles -ahora y con la ley en la mano- cuánto trabajaste y cuál fue el acuerdo matrimonial y se olvidan que los mantuviste desde que te casaste hasta después de grandes, en muchos casos hasta los 30 "según la carrera que eligieron". Ah! otra cosa y si les prestaste plata antes de que uno de los dos se muera, olvidate, se la descuentan de la sucesión. Por más que fueran tus ahorros por si los necesitabas para tu vejez Los que se casen después del 1 de enero de 2016 y si es que no lo modifican antes, lean bien el Código y asegurénse que los "hijastros" no los curren, "progenitores afin"
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho