opinión

7722: La ley, tu ley, en medio del Mundial

Hasta qué punto una modificación en la ley puede afectar el mundo real, hecho de agua, tierra, aire, y este fuego que todos llevamos dentro.

7722: La ley, tu ley, en medio del Mundial

Agrandamos la letra chica, y ya que ahora todo es fútbol, te relatamos en vivo y en directo hasta qué punto una modificación en la ley 7722 puede afectar el mundo real, hecho de agua, tierra, aire, y este fuego que todos llevamos dentro. Agarrate fuerte: es tu vida, es tu agua, es tu derecho.

La previa

Delicia de abogados y poderosos –y de quienes gustan de conocer sus derechos-, el mundo legal suele ser hablado en un idioma complicado y aburrido, como para que sólo “los entendidos” lo comprendan. Sin embargo, todos hemos oído o vislumbrado alguna vez que está habitado por distintas clases de leyes: están las que favorecen a los mismos de siempre, y también hay algunas que guardan la meta del desvalido. Están las que se cumplen y las que no se cumplen, las que generan oscuros vacíos legales, las que tienen la temible letra chica. Como decía Flanders en los Simpsons: están las “leyes que contradicen lo que dicen las otras leyes”, y también, muy importante: hay leyes que están por encima de todas las otras, como la Constitución Nacional, por ejemplo. Si las miramos desde el punto de vista de su historia, de su trayectoria, hay leyes escritas con balas de plomo, con tarjetas banelco, hechas a la medida de la impunidad de las grandes empresas, craneadas por algún DT desde un escritorio que puede estar situado en otro punto del planeta, llámese Buenos Aires, Estados Unidos o Toronto. Las hay viejas y sabias, o simplemente viejas decrépitas, las hay jóvenes y pujantes, y también de esas coladas por la puerta de atrás, entre gallos y medianoche.

Están las que fueron ganadas con muchísimo esfuerzo de equipo por la gente en las calles: sí, son pocas, son excepcionales, pero tienen ese plus inconfundible que las hace un golazo de último minuto para el triunfo de todos nosotros: son nuestros derechos conquistados a duras penas, y defendidos con uñas y dientes, de generación en generación, en una pulseada constante entre el poder profano de los políticos de turno y el poder sagrado del pueblo.

La ley 7722 es una de esas leyes excepcionales anotadas por el pueblo: tiene espesor y temperatura: imaginate el frío bajo cero del invierno del 2007 en una ruta de Alvear, el calor de las puebladas en el Valle de Uco. Después, el latido de la piel bajo las remeras negras del “NO A LA MINERÍA CONTAMINANTE” en el puente de José Vicente Zapata, en los carrouseles vendimiales, en las rutas, las calles y las casas de Uspallata, cuando nos protegió tanto del Proyecto San Jorge.

Es una ley simple y clara: tiene apenas siete artículos, y un objetivo preciso desde el vamos: cuidar el agua, ese líquido precioso que sostiene todo el arco de la vida en la tierra –no sólo la humana- con un “se prohíbe el uso de sustancias químicas como cianuro, mercurio, ácido sulfúrico, y otras sustancias tóxicas similares”, tal como reza su artículo uno. Tiene un color entonces: es transparente, porque es la ley del agua. Digo esto porque, además, es una ley vigente: los que tratan de enturbiarla suelen colgarle el apodo de “ley antiminera”, cuando en realidad, del 2007 a esta parte, se ha hecho en nuestra provincia minería de la que no la viola, pongamos, por ejemplo, de talco o de materiales para la construcción, o de tantos otros minerales que no necesitan mezclar cantidades siderales de agua con toneladas de cianuro para extraerlos.

No es la primera vez que tratan de modificarla: ya el ex senador Serralta quiso y no pudo, allá por el 2010, cambiarle el “se prohíbe” por “se restringe”, con todo el veneno que cabe en esa variante. Y como entonces, como siempre, el pueblo tuvo que salir a las rutas y a las calles a defender la letra de la ley, tu ley: a la 7722 no se le toca ni una coma, y guay de quien lo intente, porque, te lo aseguro: lo que está en juego es el agua, y los mendocinos no somos ningunos pechofríos.

Ahora sí, el partido: ante la ley

Resulta que por estos días –no por casualidad, en la previa del Mundial, con una megaempresa rusa radicada en un paraíso fiscal repartiendo billetes bajo y sobre cuerda, para reflotar el tantas veces rechazado Proyecto San Jorge, en ese paraíso real que es el Valle de Uspallata- los diputados provinciales José Oscar Muñoz, Raúl Guerra y Silvia Ramos (todos ellos FPV) salieron con los tapones de punta: un proyecto de modificación de la 7722 tan absurdo, que sería para morir de risa si no fuera porque (si los demás legisladores les habilitaran esta jugarreta en orsay), de echar cianuro a 51 metros de un río, a 15 metros de una casa o “…a diez kilómetros desde el centro de cualquier localidad provincial que esté constituida como distrito urbano municipal”, se puede morir en serio.

¿Te parece muy loco? Calate esta: de los cuatro artículos que quieren modificar, en el primero, el más sensible, se mandaron el foul más grueso: tratan de subordinar una ley que protege el medio ambiente al Código de Minería de la Nación, una de esas viejas decrépitas y tuneadas de las que hablábamos al principio: data del siglo XIX, cuando la minería era de pico y pala nomás. En particular, los dipus del FPV pretenden someterla a dos artículos del Código Minero, el 33 y el 36. Despleguemos la letra chica, veamos qué se esconde detrás de esos inocentes numeritos, acá te los cito textuales, y decime vos qué te parece:

II Limitaciones al derecho de cateo

Art. 33. – Ni el permiso para explorar ni la concesión de una mina dan derecho a ocupar la superficie con trabajos y construcciones mineras sin el formal consentimiento del propietario: 1 - En el recinto de todo edificio y en el de los sitios murados. 2- En los jardines, huertos y viñedos, murados o sólidamente empalizados; y no estando así, la prohibición se limitará a un espacio de DIEZ MIL (10.000) metros cuadrados en los jardines, y de VEINTICINCO MIL (25.000) en los huertos y viñedos. 3- A menor distancia de CUARENTA (40) metros de las casas, y de CINCO (5) a DIEZ (10) metros, de los demás edificios. Cuando las casas sean de corta extensión y poco costo, la zona de protección se limitará a DIEZ (10) metros, que pueden extenderse hasta QUINCE (15). 4- A una distancia menor de TREINTA (30) metros de los acueductos, canales, vías férreas, abrevaderos y vertientes.

Art. 36. – No pueden emprenderse trabajos mineros en el recinto de los cementerios, calles y sitios públicos; ni a menor distancia de CINCUENTA (50) metros de los edificios, caminos de hierro, carreteros, acueductos y ríos públicos. Pero la autoridad acordará el permiso para penetrar ese radio, cuando previo el informe de un ingeniero y los comprobantes que los interesados presentaren, resulte que no hay inconveniente, o que, habiéndolo, puede salvarse.”

¿Absurdo? ¿Bizarro? ¿Aberrante? Todo eso y mucho más: el Código se refiere solamente a los cateos, pero estos cracks que tenemos por diputados, en la redacción del proyecto de ley, lo hacen extensivo a todas las etapas, incluso la explotación. Nótese cuán profundamente discriminatorio es eso de las “casas de poco costo” de parte de los promineros que se quejan, en el otro ataque –judicial- a la 7722, de que esta ley los discrimina, pobrecillos…

Desde el vamos, jamás de los jamases puede subordinarse una ley ambiental a un código de minería, ya que atenta contra nuestro derecho a un ambiente sano, garantizado por el artículo 41 de la ley más poderosa de todas, la Constitución Nacional. Esto ya es inconstitucional: la Ley General de Ambiente, que rige a nivel nacional, es una ley de presupuestos mínimos (al igual que la Ley de Glaciares), que es como decir “muchachos, esto es lo mínimo que tenemos que cuidar”. O sea, las provincias y los municipios pueden crear leyes que vayan a por más protección, nunca a por menos. Y sí, parece una tomada de pelo a un pueblo que conoce mejor que nadie la importancia vital del agua, desde las nacientes de sus ríos, los glaciares y los peri, los humedales, porque de ello depende todo lo que esté aguas abajo. Mientras tanto, la tribuna grita que el agua de Mendoza no se negocia.

Las otras modificaciones al texto original de la 7722 no son menores: apuntan a reducir el poder de decisión de la Legislatura (algo que fue fundamental, recordemos, a la hora de sacarle la roja a Minera San Jorge). También pretenden que la Policía Ambiental Minera dependa, no ya del Ministerio de Ambiente, sino de la Dirección de Minería, o sea: ellos pasarían a vigilarse a sí mismos. Algo que quedaría agravado a la hora de los controles, ya que se propone un cambio en la Autoridad de Aplicación, al incluir al Ministerio de Energía como tal, del que depende… sí, claro: la Dirección de Minería. Siguiendo la metáfora futbolera, sería algo así como tener comprado al árbitro y a los jueces de línea.

¿Uno solo o varios municipios?

Por último, en la 7722, sponsor oficial del agua pura del pueblo mendocino, todos los municipios que comparten, por ejemplo, la misma cuenca de un río, tienen derecho a dictaminar sobre un proyecto que puede potencialmente afectar la calidad y la cantidad del agua que reciban río abajo. El cambiazo que pretenden insertar Muñoz, Guerra y Ramos dejaría literalmente fuera de los próximos partidos a todos los municipios menos uno: aquél en que se ubique el yacimiento donde sueñan dejarnos un cráter.

Por supuesto, hay más argumentos legales y técnicos que podrían esgrimirse para demostrar lo injusto e inconstitucional, de esta jugada. Estos son tan sólo una síntesis de los momentos más candentes de un partido que da para pensar también en un tiempo suplementario: el de las generaciones por venir, que van a seguir tomando agua purita y transpirando la camiseta: para ellos queremos dejar un mundo mejor que el que encontramos, con más Áreas Naturales Protegidas. Y que nadie les embarre la cancha donde jugarán los niños.

Porque sí, la 7722 despierta pasiones y polémicas. Muchos son los políticos que han declarado públicamente que hay que respetarla tal como está. Algunos quieren bajarla pero no se animan, ninguno quiere cargar con el costo político, y ya genera crisis y rupturas dentro de los bloques funcionales al extractivismo depredatorio de nuestros bienes comunes: el agua, la tierra, el aire. Otros, los menos, ya ni lo disimulan: responden a esa otra ley no escrita que dice “poderoso cabellero es Don Dinero”. Mientras tanto, la ley 7722 se defiende de doce causas judiciales en la Corte Suprema de Justicia y, ahora, de este nuevo embate en la Legislatura.

Y nosotros nos calzamos la negra y blanca, o la celeste y blanca -da lo mismo- para defender este pedacito de tierra, en el que nos tocó nacer, de las trasnacionales que quieren llevarse todo y dejarnos pan contaminado para hoy y hambre, sed y enfermedades para mañana. Este pedacito del planeta en el que no pudieron, este pedazo de tierra que vale la pena.

Eugenia Segura

Opiniones (8)
29 de Junio de 2017|13:18
9
ERROR
29 de Junio de 2017|13:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Sr. Pablo, aclaro que no soy una persona conocida en el tema, por lo menos no en profundidad. Coincido con Ud. en que el problema a atacar en el manejo del agua es sobre todo y en un gran porcentaje el medio agrícola y de plantación, no solo aquí, sino en todo el mundo. Lamentablemente no hemos avanzado como deberíamos en este área y ahora el medio ambiente nos esta pasando factura. Hasta ahí mis coincidencias con Ud. De acá en adelante tengo que aclarar que me parece muy interesante la nota de Eugenia Segura, que nos baja algunas líneas a la mayoría que no estamos conectados a diario con el teje y maneje del ámbito judicial y legislativo, es muy bueno que el pueblo esté informado y sobre todo en el mismo lenguaje sobre los que hacen quienes nos legislan y nos dictan nuestro futuro, por lo menos políticamente hablando. Tengo que decir, y es solo mi opinión, que su primer comentario específicamente contra la autora de la nota deja casi al descubierto una posible coyuntura o algo personal suyo en contra de ella que el resto no sabemos ni nos interesa, pero no veo ningún sentido en su agresión directa, menos aún cuando pareciera que los fines en realidad son similares. Creo que, lamentablemente, sus formas le quitan un poco de merito a lo mucho o poco que usted pueda aportar a este tema. Saludos.
    8
  2. GENTE DE MDZ, realmente no se donde denunciar esto. Si sale en algun lado buenisimo, sino a seguir intentando. Tema Garrafa Social. Vivo en el pedemonte, donde los barrios comienzan desde la ruta panamericana, justo frente al Desert Pub. Cada tanto tenemos la visita del camion social con sus garrafas, y se ve a la gente caminando, en bicis, en carritos haciendo cola para intentar llevar la garrafa social de $ 16. Lamentablemente se vuelven con las manos vacias a sus hogares, siempre...es realmente triste, a nadie le importa nada amigos, Mas alla de la cantidad que deben llevar, o quien les venden? quienen supervisan la distribucion?. El camion, justamente pare frente a un corralon, y tres negocios que VENDEN LA GARRAFA A $ 50, y saben que, esta gente se compra de a 20....40 garrafas y las bajan y las llevan a sus depositos, frente a la cara de todos los vecinos que tenemos que ir a pagar $ 50 a los 5 minutos. Hasta cuando vamos a soportar estos arrebatos, tampoco se les puede decir nada, ni a los que las bajan, porque realmente dan miedo, como a las personas que compran para vender?, que tenemos que hacer como sociedad?, lincharlos?, nadie puede llevar una camarita?, una fotito?, yo he llevado mi camara, pero creanme que da miedo fotografiarlos, son una mafia. Gracias si alguien leyo, sino bue. a seguir intentando. saludos.
    7
  3. No hace falta realizar acciones cuando el control existe, y segun parece irrigacion empezo a actuar y esta multando a bodegas, fincas y agroindustria. Mi nombre es Pablo y no ese tal Martin que menciona y esta semana iniciamos acciones contra el centro de esqui que Salentein esta buscando armar en la reserva del Manzano, donde ya quieren poner una central hidroelectrica en la zona que prohibieron todo desarrollo económico!
    6
  4. Sr Martín Carotti (Pablito) le sugiero que si está tan preocupado por los desastres ambientales que produce la agricultura, interponga una acción en la justicia, así como ya lo hizo contra la 7722. Ud tiene dinero y abogados para hacerlo, entonces hágalo Ud que es un profesional que sabe una pila de todo esto y de los manejos políticos y dice querer defender tanto el agua de mendoza y ya tiene experiencia en esto, es muy probable que si encara una acción de esa naturaleza reciba el apoyo incluso de los "ambientalistas" que Ud criticca infundadamente a tontas y a locas. Entonces, para dejar de lado cualquier especulación, vaya del dicho al hecho, porque tanta arenga de niño caprichoso que sólo se efectiviza a través de comentarios anónimos en medios digitales, sin un respaldo en los hechos concretos, suena a que Ud está queriendo vender humo
    5
  5. milquiway no veo como esten protegiendo los acuiferos de los cuales ya hay dos salinizados por culpa de la agricultura, tampoco veo como cuidan los rios los cuales son vaciados para cubrir el derroche agricola, tampoco veo como cuidan la contaminacion de aguas donde la agricultura es la mayor responsable. DEFENDAMOS REALMENTE EL AGUA Y PAREMOS EL DERROCHE, LA CONTAMINACION Y EL ABUSO DE LA AGRICULTURA. DEROGUEMOS LA LEY DE AGUA QUE ES DEL SIGLO XIX Y HAGAMOS UNA LEY DEMOCRATICA. Como dice Eugenia, respetando el Articulo 41 de la constitucion nacional que dice que debemos proteger el ambiente para asegurar el desarrollo social. Es obvio que el desarrollo no llego a Mendoza con el modelo actual, y si el derroche y la contaminacion. CAMBIEMOS EL PARADIGMA
    4
  6. El pueblo de Mendoza está atento y expectante: no toquen a la Ley 7722, una ley que protege nuestros acuíferos de la voracidad de la minería contaminante. Los estamos observando, señores legisladores: se acercan las elecciones y sabemos tener muy buena memoria. Castigaremos o premiaremos con el voto a todo político, según la responsabilidad que le quepa en el cuidado del agua, de nuestros acuíferos, de nuestros glaciares. Y por sobre todas las cosas, en el cuidado que pongan en defender nuestra Ley 7722, la ley que el pueblo mendocino supo ganar en las calles y rutas de nuestra provincia
    3
  7. Eugenia pareciera que no queres ver tu provincia, o no es tu provincia o sos parte de la corporacion que oprime a MEndoza. Porque si sabes tanto de como empezo la Ley 7722 fue por la presion de la corporacion vitivinicola mendocina. Incluso en plena discusión parlamentaria se dijo que el tema del uso del cianuro en el vino, llamado filtrado azul, no era lo que discutian y automaticamente aprobaron por unanimidad. Dias antes en una reunion de Comision donde los centros universitarios de investigacion, los consejos profesionales relacionados y otros explicaron que se poder hacer mineria si contaminar, fue desestimada por Difonso quien dijo que todo era politico y cientifico. Incluso se ofendio cuando se hablo de la explotacion infantil en valle de uco y el trabajo esclavo en vendimia. Tampoco olvidaras que en esos cortes de Alverar tuvieron "secuestrados" por 24hs autos y colectivos en Alvear y donde la policia no se animo a recibir denuncias al respecto por presion de los piqueteros violentos. Tampoco hablas de como esa ley protege a mendoza del derroche agricola del agua que consume el 90% y es su principal contaminador. Tampoco sobre la salinizacion de suelos que es la peor contaminacion en Mendoza y donde por repartir agua en el oasis norte el desierto avanza a pasos agigantados en Lavalle. De todo eso te olvidas y tiras conspiraciones, dudas y miedos. CUal es tu aporte al desarrollo de MEndoza para que crezca, que haya mas trabajos reales y no estatales dignos, que se termine la explotacion obrera e infantil en las fincas, para que se termine con un derroche de agua porque el campo la tiene gratis, como bajar el alto costo de subsidios estatales a gente sin trabajo y a ricos con fincas, como crear fondos para construir nuevas rutas y disminuir las muertes, como bajar el consumo de alcohol y droga en chicos sin futuro. Nada de eso veo en tu nota, solo opinas que todos menos vos son sospechosos. POR SUERTE ME CONSIDERO SOSPECHOSO EN QUERER CAMBIAR LA REALIDAD MENDOCINA
    2
  8. Ya lo vengo diciendo desde hace bastante tiempo, estos señores legisladores que seguro deben algun favor respondiendo a los intereses de siempre, realizan la contraprestacion de esta manera, jodiendo con un juego de palabras, joda que debe venir desde muy arriba, ese "modelo" al que llamo extractivo-exportador. Mucho dinero en juego, seguro que si pero para que se lo lleven afuera. Basta de juegos de palabras la 7722 esta para cuidar el agua, recurso fundamental en esta provincia, les recuerdo tambien que hay EMERGENCIA HIDRICA. Piensan rifar entonces el futuro de los mendocinos? Porque seguro que Serralta, Muñoz, Guerra y Ramos no van a vivir a 20 metros del cráter y a 15 de donde se vierte el acido. Vea por donde se vea no hay ningun tipo de sustento ni licencia social para romper este delicado equilibrio, tenemos un ejemplo aca cerca en San Juan para ver el desastre que estan dejando. No dejemos que nos avasallen nuestros recursos.
    1
En Imágenes
Boca festeja la obtención de su 26to. título en La Bombonera, acompañados por una multitud de hinchas.
26 de Junio de 2017
Los festejo de Boca Campeón
Hockey: ¡Histórico, Murialdo campeón!
26 de Junio de 2017
Hockey: ¡Histórico, Murialdo campeón!