opinión

Kaláshnikov no alcanzó a recibir una "escopetarra" antes de morir

El creador de la "escopetarra", un instrumento creado a partir de una AK-47, el músico colombiano César López, reflexionó sobre la muerte de Kaláshnikov.

Es imposible calcular de cuántas muertes pudo sentirse "padrino" Mijail Kaláshnikov antes de morir. El creador de la AK 47 murió en las vícperas de la Nochebuena y, lejos de lo cualquier ciudadano de a pie del mundo podría imaginarse, abandonó la existencia como un héroe: Héroe de la Federación de Rusia, la Orden de la Bandera Roja del Trabajo, la Orden Patriótica de la Guerra de Primera Clase y la Orden de la Estrella Roja. 

Su fusil de asalto AK-47 es considerado el mejor del mundo en su clase, 60 años después de su creación. Está clarísimo: fue eficaz a la hora de cumplir con la misión encomendada, matar.

Se calcula que se fabricaron unos 100 millones de unidades y, a partir de su modelo, una lista de otras herramientas de muerte fueron viendo la luz para apagársela, definitivamente, a miles de seres humanos.

La marca en la que se convirtió su apellido llegó a valuarse en 10 mil millones de dólares, aunque cedió gratuitamente los derechos de uso, calculados en 100 mil dólares.

Pero de este lado del mundo, un pacifista lamentó su muerte. Se trata del músico colombiano César López, embajador de la paz de la Unesco y creador de un contraemblema: la "escopetarra", una AK-47 a la que transformó en un instrumento musical.

En Rusia conmemoran su muerte como si se tratara de un precursor al estilo de Steve Jobs. De hecho, su maquinaria de comunicaciones llega a comparar la "viralización" del modelo AK-47 con la de muchos productos de Apple: copias falsificadas en América Latina, subproductos no registrados y un "amor" y fanatismo en los ámbitos bélicos por el modelo inventado por Kaláshnikov.

"Mi sueño era entregarle al señor la guitarra en abril en Moscú", relató López a MDZ esta tarde, enterado de la noticia.

Su "producto" ya dio varias vueltas al mundo y es parte del último trabajo de Calle 13, "Multi_Viral":

"Como en el momento más vital de su vida había creado algo para la muerte  al borde de su muerte recibiría su invento convertido en algo para la vida", completó el músico colombiano su reflexión.

Kaláshnikov ha muerto. Su creación sigue matando. La escopetarra, en tanto, late.

Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 12:24
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 12:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia