quincho

El ministro Comperatore, y los asuetos anti saqueo de Papá Noel

La trama bien finita para designar al ministro más importante del gobierno. La birome de CFK prepara cuatro asuetos de fin de año. Por qué no vino Cleto al acto de Vaquié y su fundación. Un juicio con mucha plata… ¿de más?

A Julián le sobraba cancha para el pronóstico del tiempo, aunque últimamente la influencia de Potrerillos le corría el barómetro de lugar. Estaba seguro que a la nochecita habría fresco y lluvia. –Dejate de joder con eso gordo… el lago no tiene nada que ver con la humedad…- ladró el Ruso, recostado y descalzo en la última hamaca brasileña de hilo de coco que Julián atesoraba desde la época del libre comercio, mientras leía un SMS de un amigo que hablaba de un palo verde para resolver las diferencias escandalosas en un casino privado que opera en la provincia. –No sé… Si para Pescarmona fue un mal negocio, imagínate para nosotros…- dijo Julián, mientras pelaba y reservaba un par de mangos maduros y varios damascos. Aparte tenía cebollas, ajos, pimienta, semillas de sésamos, almendras, manteca, miel, limón, canela, un toque de azafrán, otro de comino y unos buenos trozos de cordero. Al menos una vez al año probaba estas cazuelas con aire de verano. Lo primero que hacía Julián era quitarle a la carne todo tipo de nervios, cortarla en cubitos y sellarla a fuego fuerte en un poco de manteca derretida en oliva. Inmediatamente agregaba unos granitos de sal gruesa. El aroma se insinuaba desde los primeros pasos de la cocina. Luego el gordo agregaba cebollas y ajos, y un caldo de hierbas a los que les sumaba el azafrán y la puntita de una cuchara de té con el comino, condimento muy difícil de manejar. Cuando espesaba y luego de quitarle toda la espuma, agregaba trozos de mango y varios damascos de su quinta, una cucharada de miel y cáscaras de limón para cortar las frutas tropicales, y a cocinar. Tapó la marmita en la cocina de leña mientras la magia del fuego y del hierro hacía el resto. Afuera, una procesión de saqueadores aguardaba con los platos en la mano.

En el cuadro que adorna la pared norte del quincho, el general pasaba plácidamente la siesta alimentando con gruesas porciones de gusanitos al cisne amarillo, glotón como nunca, mascota transformada en ave de corral en el paraíso. Juan Domingo le tenía un cariño especial. Lopecito, con sus ojos verdes y el flamante uniforme de Policía Federal ingresante de 1943, hacía conjuros para organizar los saqueos policiales en Santiago y Tucumán. Eternéstor y el Comandante Presidente alistaban la contrainsurgencia piquetera, mientras Raúl Querido cantaba “Somos la vida, somos la paz” a bordo de una nube, con los coros de Bernardo Grinspun y Juan Carlos Pugliese. Todo estaba como debía ser. Como en los setenta, pero peor, porque no aprendimos nada.

El aroma inconfundible de la cazuela caribeña del gordo había inundado la cuadra. Julián estaba tostando almendras partidas y semillas de sésamo que se agregarían al final de la cocción, después de cocinar media hora más con la miel y las cáscaras de limón. El Omar, el radical-radical-radical que habla con todos, menos con uno, llegó exultante.

-Vengo del Comité Nacional del Partido. Estamos exultantes… Nos dieron siete secretarías… queríamos ocho, pero bueno…- dijo antes de tomar asiento y picotear unos quesitos de cabra al Malbec que unos amigos de la comida orgánica le preparaban al gordo.

-¿Siete? ¿Es un politburó? ¿Cuántas secretarías tienen los radicales? ¿Y el ‘nos dieron’ es a quién?- preguntó el Chito, extrañado. Al hombre de negocios del grupo, aunque muy cada tanto los votaba, no le entraban las manías de los radicales.

-Pará… vamos por partes… “nosotros” somos los cobistas. Tener las secretarías del partido, que son 28, es importante si te toca la de Acción Política, porque se sienta en la mesa chica con el Ernesto Sanz -que ahora es presidente del partido- los presidentes de bloque, los secretarios generales, y algún dirigente VIP, y la verdad es que el Julio consiguió esa secretaría clave para la Laura Montero. De ella va a depender el Instituto de Políticas Públicas. Así es que estamos como queremos…- dijo el Omar. Los muchachos ya estaban alrededor de la mesa y el gordo se aprestaba a servir la cazuelita de cordero, mangos y damascos. Un manjar. La primera botella de “Nosotros”, el Malbec de Susana Balbo que bien mereció haber estado en la firma del Tratado de Versalles, ya había sido descorchada y estaba lista al homenaje. Ludovico, el último en llegar, venía con remera amarilla del PRO, y una foto de Usain Bolt corriendo delante del Metrotranvía, pero esquivando los autos que cruzan mal en la calle Belgrano. Obvio, el tema de conversación sería lo del Ministerio de Seguridad, y qué va a pasar en un área tan sensible.

-Bueno gordo… cantá… que vos sabés todo lo que pasó…- ¿Tiene uñas de guitarrero este Comperatore?- preguntó el Omar. Como todos los radicales, estaba convencido que iban a ser gobierno en 2015 y cuestionaba como si ya hubiesen ganado y estuviesen en transición.

-Miren muchachos… Vamos por partes… Acá lo importante es que Leonardo es del equipo, de la gente del Carlos Germán, es el mismo ADN. Sabe de seguridad porque ha estado formando a la policía…

-Pará gordo… que algunos apenas si saben leer y escribir con dificultad…- le interrumpió el Chito, furioso con los bajos estándares de la educación.

-Bueno, tenés razón, pero ese es otro tema. Lo interesante acá, políticamente, es que algunos muchachitos del entorno estaban entusiasmados con tomar por asalto el ministerio, pero ni el propio Paco se entusiasmó con eso. Y no es porque faltasen estufas para calentarle la cabeza. Simplemente le pareció mejor que el propio sector de la Corriente que maneja Seguridad desde el 21 de abril de 2008, cuando Ciurca asumió en pleno gobierno de Jaque tras el fracaso del “mapa del delito” y de la ridícula promesa de bajar un 30 % la inseguridad, y tercerizarles a los gansos el problema. Entonces, lo primero es que se trata de gente de confianza. Calculen que Comperatore es amigo del Eduardo Bauzá desde que eran chicos. Hasta fueron juntos a la escuela.

-¿Fue sorpresiva la designación?

-No. Fue la primera opción y la única. Antes de que entre la olla a presión que tenía De la Sota en Córdoba y el odio inepto del gobierno nacional nos regalasen las imágenes de los saqueos con 13 muertos y todo, entre Paco y Ciurca venían hablando firme de los cambios de gabinete. Estaban conversando todo y el nombre de Comparatore estaba sobre la mesa, hablado incluso con el propio Carlos Aranda. A ver… cualquier cambio de gabinete de los que Paco cranea tenía que incluir a Seguridad, con desgaste tras cuatro años de ministerio, y a Salud, el más complicado de todos, por lo menos. Así es que el Carlos se iba a ir. Veamos la situación un poco por fuera de la política. Si el asesino del jubilado de la Sexta hubiese sido un robo al voleo, un asalto común, como ocurrió con Sebastián Prado o en 2012 con Matías Quiroga, y no el “trapito” que le lavaba y cuidaba el auto desde hacía ocho años, hubiese sido un escándalo y Aranda habría tenido que renunciar en ese momento. Ni él tenía espaldas para tanto. Pero ese crimen pasó casi de largo en la opinión pública por la cercanía entre la víctima y el asesino. Punto aparte. El mejor momento para que Aranda se fuese, fue justamente después de resolver la protesta policial mientras el país se prendía fuego. Vean una cosa: los incidentes más violentos fueron en Chaco (la provincia de Capitanich), Tucumán, Córdoba y Santa Fe. En estas dos hubo fuertes purgas policiales y políticas por el avance del narcotráfico y en por lo menos dos provincias más hay fuertes indicios de connivencia entre policías y saqueadores. En algunos casos, la propia cana saqueó. Y hubo muertos, con la presidenta bailando el bailecito de los tambores con Choque Urbano en la Plaza de Mayo, ajena a todo. Así es que no hubo instante más apropiado para la salida de Aranda, una vez calmada la ansiedad de la policía. Hizo bien en correrse… además, no lo van a tirar a un costado porque tiene ganas de correr la carrera de la intendencia de Capital en 2015.

-¿Lo mandan a algún lado?

-Sí… es probable que se complete un enroque y que vaya él al lugar que ocupó Comperatore en el Instituto de Seguridad Pública. Es un buen lugar para Aranda…- dujo Julián, y bebió un trago de Nosotros para bajar la parrafada.

-¿Y este muchacho Comperatore, qué va a hacer? ¿En qué va a cambiar la política criminal?

-Te corrijo, la política de criminal de investigación, es un asunto del Procurador González. Y Comperatore va a mantener la línea de Aranda y de Ciurca antes: mucha presencia en la calle, poner la cara con las víctimas, dominio territorial de la policía a través de los comisarios, y mucha franela con los jefes policiales, que se ganaron la confianza de la política en la crisis policial. Son sesenta monos que se reunieron hasta tres veces por día en el ministerio y que operaron duro en cada cambio de guardia para verificar que los policías rasos estuviesen bien enterados de la propuesta. Se ganaron la representación y los van a cuidar mucho. Digamos que va a ser un ministerio con una onda más bien policial aunque no tan fuerte como la de Aranda. Eso sí, olvídate de una política de Estado, y habrá más plan policial que de seguridad.

-Che… ¿Y los subsecretarios?- preguntó el Ruso, mientras le agregaba a su propia cazuela unas semillas tostadas de lino que el gordo había dejado aparte a modo de condimento.

-El que se va seguro es el Sergio Rocamora, el de Seguridad. No cuajó nunca en el equipo, se estuvo probando el “jetra” de ministro unas horas delante de los periodistas, y además Comperatore tiene su propio candidato. Parece que lo habría pedido al “Tony” Carrizo, un abogado que hoy es el Director de Inteligencia Criminal, un cargo que antes tuvo Aranda. De allí en más, no sé…- dijo el gordo. –Lo que sí les cuento es que Aranda estaba satisfecho. El almuerzo del sábado lo pasó con Comperatore, con Analía Rodríguez que es la jefa de gabinete de Seguridad, y con Bauzá, y se llevó sus cosas del ministerio. Le va a costar bajar el ritmo y ubicarse en el llano hasta que le asignen el Instituto de Seguridad o algún otro destino. El tipo lleva cuatro años “H-24” a disposición del ministerio…- dijo el gordo. El Chito hizo una pregunta que le tenía incómodo desde hacía días.

-Yo no entiendo por qué tuvieron tantos interlocutores con el asunto de la policía...- planteó el empresario del grupete.

-Porque los muchachos se comieron un amague peor que Goyco en aquel 5-0 con Colombia en el Monumental. Omar Alcalde apareció y delante de testigos como el Félix González, Aranda, la gente de Hacienda, propuso los 500 pesos remunerativos. Vos sabés que lo miraron con cara rara porque parecía poco y el tipo bajó las pretensiones cien pesos más, y les anunció que con 400 estaba bien y arreglaba. Hicieron las cuentas y le dijeron “500”, y después en la conferencia de prensa dijo que aquella había sido la oferta del gobierno. Casi lo desmienten en público pero se prendía fuego la provincia…- contó Julián. El Ruso lo interrumpió.

-¡Pero qué Aranda, ni Aranda!- acá la estrella es el “comesario” Robers…

-¿Quién?

-¡El comesario Robers! ¿No sabés quién es?

-Ni idea…

-Pero che… ustedes no conocen a nadie… ¡El comesario Robers…! Estuvo en todas, es el que sabe todo lo que pasa y ordena hacia abajo lo que le piden… ¿Cómo no lo conocen?

-¿Y va a asesorar a Comperatore?- preguntó Ludovico, sorprendido. ¿Viene de Inteligencia? Interrogó el Chito.

-Mirá, de Inteligencia no aunque espía todo… ¡Y seguro que va a asesorar al ministro… Es un cuadro importante este “comesario”!- insistió el Ruso. –La política lo considera bien- comentó. El gordo, cómplice, lo festejó y la mesa cambió de tema dando por cerrado el asunto de la seguridad.

-¿Y vos Omar, en qué andan? 

-Tranquilos, estuvimos todos en el lanzamiento de la Fundación del Enrique Vaquié, que tuvo la amabilidad de invitar a todos y cada uno de los sectores uno por uno y reforzar verbalmente con los más complicados a nivel asistencia. Estuvo bien… qué se yo… es bueno ver en un mismo ámbito a los precandidatos a gobernador… ¿no?

-Sí, pero les fallaron los presidenciables…- dijo el Chito, siempre atento a este tipo de jugadas.

-Bueno Chito… no seas tremendo… Acá lo importante es ver a todos unidos. El Ernesto Sanz estaba con el debate tremendo en comisión por el pliego de Milani. Y después tenía que asumir en la presidencia del Comité Nacional.

-¿Y Cobos?- quiso saber Ludovico.

-Y… tenía un compromiso… primero, esa noche tenía un actito en San Miguel donde descubrieron un busto de Alfonsín y lo habían invitado… y después, el Agustín de la Reta lo tenía conectado al inflador para que no le fuese a faltar a un evento de la Punto a Punto en Córdoba… Pero estuvo bien… ¡Mandó a la Fundación del Enrique una carta de adhesión!- contó el Omar, y los muchachos rompieron en carcajadas.

La cazuela se cordero se acabó y de postre vinieron las peras al Malbec que el gordo cocinaba con mucha paciencia usando ramas de vainilla auténticas que conseguía en el Mercado Central. Lo difícil era llevar el vino y el jugo propio de la fruta a punto de almíbar, pero el gordo lo hacía con precisión. Después de unas botellitas de Underberg a modo de bajativo, los muchachos se perdieron calle abajo.

-Gordo… ¿cuándo va a hacer Paco el resto de los cambios?

-Cuando baje un poco la espuma social. Quedó todo muy sensible y las próximas dos semanas van a ser muy complicadas en las provincias más calientes y hay que evitar los contagios, y contener.

-¿El Omar Félix viene a un ministerio, al final?

-No. Hay un poco de ruido territorial con el Paco. Los intendentes ven que en vez de ocupar la parte de la escena que le toca como gobernador que va a finalizar su mandato sin reelección, ocupa el centro. El Omar Félix no va a venir en esas condiciones como no lo haría ningún dirigente o intendente con expectativas. Le van a sumar territorio al Paco si les conviene a todos, aunque habría que ver los azules… El 1 de diciembre te dije que Bianchinelli podría ir a Gobierno… ¿te acordás? Hay que ver… el Omar no necesita un laburo y no va a venir de secretario del Paco. Volviendo a los azules, está resentida la relación con la Corriente a raíz del lanzamiento anticipado del Adolfo Bermejo, justo en medio del lío nacional que había arrancado en Córdoba… Y con lo que dijo después de que la gestión de Aranda estaba desgastada. Hay una factura pendiente ahí y se la van a tratar de cobrar…

-Ya veo… Ché… ¿Al Viti no se le fue la mano con el juicio aquel del chico mal herido en el recital de la Bersuit? ¡Terminó pagando más de tres palos!

-Puede ser… un amigo me hizo las cuentas… El fallo era solidario entre el club, la municipalidad y la banda. 1,28 millones de pesos entre los tres. Es decir, el que paga… paga por todos y libera a los otros. Actualizando desde el momento del accidente en el recital, que fue en 2003, hasta 2009 cuando fue el fallo de primera instancia, que es 5 % anual según la ley 4087, y después la tasa de 1,5 % que es activa, anual también, da más o menos 2,5 millones de mangos. ¿Qué hizo con las otras 800 lucas? Ni idea… Te aseguro que garpó de más… salvo que se la hayan llevado los abogados. Lo que sí te digo es que la gente del Billy Romero, en Cultura de la Municipalidad, estaba desolada. Arrasados por el zonda. Imaginate que la Vendimia es la ocasión del fondeo… ¿no?

-Y claro… ¿Qué le pediste a Papá Noel?

-Asuetos. Parece que Capitanich los iría a firmar para los días sándwich. Lo que no se sabe es si es lunes y martes anterior a Navidad y Año Nuevo, o posterior. Quieren desactivar todo lo que sea gente dando vueltas en la calle. Yo creo que serán los días lunes 23 y martes 24, y lunes 30 y martes 31. Así, pegás desde el sábado 21 una especie de feriado largo. Les van a pedir a las provincias amigas que adhieran primero para que se contagien las demás. Así es que acá, que vayan preparando la birome del decreto. Es otra manera de prevenir tentaciones de saqueo. Sobre todo en la semana de Navidad, que es socialmente muy compleja.

-Gordo… qué modesto lo tuyo…

-Sabés que pasa, a esta altura me conformo con un poco de paz.

-No es un mal regalo…-

Dicho lo último, desaparecimos en el sentido estricto de la palabra.
Opiniones (0)
24 de noviembre de 2017 | 14:48
1
ERROR
24 de noviembre de 2017 | 14:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia