opinión

Los derechos humanos también rinden examen

Naciones Unidas tiene varios tratados con mecanismos de vigilancia, uno de ellos es el Comité de Derechos Humanos.

Los derechos humanos también rinden examen

En lo que hace  a los sistemas de protección y vigilancia de los derechos humanos a nivel mundial, esto se rige por los tratados internacionales. Hay por ejemplo un mecanismo regional de la OEA que funciona en Washington y San José de Costa Rica para el caso  de la Convención Americana de Derechos Humanos o Pacto de San José de 1969, por eso conocemos bien en Mendoza la Comisión Interamericana y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Naciones Unidas tiene varios tratados con mecanismos de vigilancia, uno de los más conocidos e importantes es el COMITÉ DE DERECHOS HUMANOS (http://www2.ohchr.org/spanish/bodies/hrc/)  que  observa el cumplimiento del Pacto de Derechos Civiles y Políticos de 1966. Más de 170 países son pasibles de ser denunciados, sancionados y observados por este Comité.

Con sede en Ginebra, Suiza, celebra su 109 Sesión en el Palais de Wilson  y está presidido por un jurista brillante  SIR NIGEL RODLEY. Por su parte están representados todos los sistemas jurídicos conocidos y tenemos dos latinoamericanos de fuste sentados allí; un argentino FABIÁN SALVIOLI y un costarricense VÍCTOR RODRÍGUEZ BRESCIA.

Pude asistir a estas sesiones en forma parcial donde países tan disimiles como Bolivia o Djibuti y rendían examen sobre cómo habían o  no cumplido con las recomendaciones del Comité de Derechos Humanos y de qué manera respondían sus instituciones.

Hacinamiento carcelario, niños que viven con sus padres en prisión, objeción de conciencia en materia de servicio militar,  libertad de expresión, aborto, justicia indígena, corrupción, la cultura del linchamiento y el acceso a la vivienda entre otros fue parte del duro examen de Bolivia que estuvo representada por su Ministra de Justicia.

Tortura, largos encarcelamientos sin condena,  persecución ideológica, poligamia, castración de órganos sexuales femeninos por razones culturales en menores de 11 años, el acceso a los servicios básicos, la independencia de la justicia, fueron algunos de los durísimos cuestionamientos al régimen dictatorial del pobre estado de Djibuti.

La otra semana, Uruguay, Japón, Mozambique, esperan su turno, y en marzo  2014 Estados Unidos.

Resulta algo emocionante ver como todos los Estados se arremangan sus manos con miles de papeles y palabras para responder por el respeto a la vida, la libertad, la igualdad, la libertad de circulación y los derechos políticos de sus habitantes.

Las asociaciones civiles internacionales y nacionales pueden acercar sus informes y denuncias y estar presentes durante las sesiones, la que además se puede ver en internet.

Este Comité hace algunos años atrás condeno a Argentina por la ejecución extrajudicial (asesinato por fuerzas policiales en este caso) del ciudadano de Mendoza, el lasherino ROBERTO CASTAÑEDA (su cuerpo apareció quemado y con una bala en la cabeza en El Pastal en 1989 durante el gobierno de José Bordón).

Los comisionados son personas de alto compromiso ético y de una gran estatura jurídica, para nuestra región un orgullo, que desarrollan estas tareas sin recibir salario alguno sólo viáticos y pasaje  para su estadía.

En un mundo tan convulsionado y con varios frentes abiertos, en este otoño europeo, algunos países intentan dar una respuesta a tanto porqué. Es que el poder de los derechos humanos ha perforado las soberanías nacionales y el habitante por una vez,  hace descender el poder del estado al llano de la ley y la palabra empeñada entonces  cobra la fuerza para que la verdad y el derecho sean uno solo.

Eso  aunque pase tres veces al año, no es poco pero no es todo.

Opiniones (0)
22 de noviembre de 2017 | 05:35
1
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 05:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia