opinión

Mendoza tiene en su música una perla escondida

Perla Aguirre es una de las voces más singulares del género de música criolla de cálida expresión y reconocible estilo. Una de las pocas guitarristas femeninas de Argentina dentro de lo popular. Se crió en Mendoza a la que quedó ligada para siempre.

Mendoza tiene en su música una perla escondida

“Soy mendocino nacido

a mediados del cuarenta

con mateos y tranvías

y adoquín en las aceras”

A pesar de ser contemporáneos y vivir en Mendoza, no tuve la suerte de conocerla personalmente. Recién en la década del 1960, siendo adolescentes, mi “hermano” Aníbal (Cuadros), me hablaba de ella como su maestra de guitarra...

- “Cuando no está su papá Arsenio (Aguirre) , tomo mis clases con “Perlita...”

me comentaba, mientras me mostraba sus “avances” en el instrumento.

Y desde entonces, el “Pelado” y el “Goyo” comenzamos a soñar juntos y a dibujar esos sueños de muchachitos románicos a través de aquellos tímitos bosquejos musicales de cuecas, valses, tonadas y sobre todo, canciones... que en la cocina de la casa de los Cuadros, en Manuel A. Sáez y Granaderos (al lado del domicilio de Tito Francia), nos poníamos a “armar”, mientras doña Edith, su mamá, nos servía el café con leche y las tortitas caseras...

Luego “el flaco”, se las hacía escuchar a Perlita (sin decirle que eran de su autoría) como simples ejercicios, pero con letra y todo...

Con los años, a través de sus grabaciones, creció en mi la admiración y el recuerdo de aquella maestra adolescente, como eramos nosotros, que sin saberlo, nos transmitió la impronta de su talento, en esos años en que aquí, nacía el movimiento Nuevo Cancionero.

Ahora dejemos que la maestra nos hable de ella.

Sus orígenes

“Nací en una familia de músicos. Mi padre Arsenio Aguirre, gran guitarrista, cantor, autor, compositor y mi madre, Blanca Chazarreta, cantora, autora y compositora, fueron determinantes en mi formación. Cuando supieron que yo iba a nacer, estaban de gira por América del Sur y llegando a Bolivia, a Tarija específicamente, no sé porqué decidieron que yo sería cantante y me llamaría Perla Argentina Aguirre. Mamá cruzó la frontera, se tomó un tren en La Quiaca y llegó a Rosario para que yo naciera en nuestro país. Venía sola, a los veinte días la siguió papá. Insistieron con los nombres, papi que era muy jovencito, fue a anotarme y no le permitieron Perla, pero sí Argentina. Finalmente me llamaron “Angélica Argentina Aguirre” pero para toda mi familia y para muchos amigos soy “Perlita”. Cuando comencé a cantar seguí la sugerencia paterna sin el apellido y por muchos años me conocieron como Perla Argentina y así todavía a veces me presentan o me nombra la gente.

Cuando cumplía seis meses de vida, nos trasladamos a vivir a Mendoza, cuna de increíbles guitarristas y cantores de tonadas, territorio de serenatas, un mundo que me fascinó a medida que crecía. También mis abuelos materno y paterno fueron músicos y todos los hermanos de mamá”.

Tuve diferentes etapas, pero principalmente y como es natural, mi padre fue el principal, por sus enormes talentos. Él fue un gran creador, adelantado a su tiempo quien además me introdujo en la belleza de la música clásica y me llevó a todo concierto, particularmente de guitarra, que se diera en la ciudad donde nos encontrásemos. Él quería que yo me dedique a esa disciplina artística para que no sufriera lo que luego sufrí, pero entendió perfectamente cuando me incliné por la música popular de raíz folclórica y me alentó junto con mamá.  Ambos me enseñaron mucho del trabajo que ahora desarrollo aunque también me enviaron a maestros de guitarra y canto que desde otra óptica, contribuyeron a mi formación.

Su último disco: Cuyanerías

"Cuyanerías "se llama el disco compacto recientemente editado, con catorce temas que logran transportar al oyente a Mendoza, San Juan y San Luis desde donde quiera que esté y aunque se resista.

 

 

Perla comenta: "Cuyanerías" es un "Gracias" para siempre. Porque apenas nacida en mi amada ciudad de Rosario, como a un gajito nuevo Tata Dios me "plantó" en Mendoza, en una casa de adobe y un patio de tierra en el barrio de San José de Guaymallén, la que pertenecía a un mítico tonadero: Don Pichón Matus. Allí aprendí a caminar la vida.

Es un Gracias por mis padres quienes amaron vivir en Cuyo tanto como yo y los que estando lejos del país cuando me anuncié, me imaginaron cantora y eligieron estos sonidos argentados para nombrarme, los que hoy recupero como un bien de familia perdido por años. Los recupero para cumplirles el sueño a ellos y al genial Armando Tejada Gómez, quien a lo largo de muchos años me insistió para que agregue el apellido a los dos nombres surgidos del sentir de mis mayores.

"Cuyanerías" es una nueva demostración del excepcional talento de Perla Argentina Aguirre. Desde el clásico de los clásicos "Virgen de la Carrodilla", canción vendimial de Hilario Cuadros y Pedro Herrera hasta la tonada "Vas a llorar" del tata Arsenio, pasando por el vals "Mi rancho puntano" de Rubén Emilio Segura con el músico Luciano Marcos Arce, el gato "Trenzal de Perla" con letra y música de Fabiano Navarro y de Jorge Viñas: "El sonido de una cueca" y la música de la "Tonada del angelito" con letra de Tejada Gómez. Con letra y música Perla están "Don Hilario el cantor", "Gatito de San José" y "Cuequita navideña" y la tonada "Verdor de viñas" con música de Eugenio Inchausti. La zamba "Cuando la tarde" y la tonada "Me llamó compadre" de Arsenio Aguirre. Gran trabajo de Pablo Budini, Pedro Furió y Cacho Ferreyra, las voces de Segundo Tapponnier Ramirez e Irupé Tarragó Ros (hija de Perla).

Importancia de las raíces

Admiro los pueblos que mantienen en alto orgullosamente su identidad cultural. Argentina es una tierra rica en diversidades. Desde la música, las danzas, la gastronomía, las leyendas, los mitos, cada región tiene particulares maneras de expresarse. Y si aún entre nosotros mismos, los argentinos digo, no nos conocemos en profundidad, creo que es importante que los artistas e investigadores que nos dedicamos a esta disciplina que abarca las manifestaciones nativas, trabajemos en su difusión y en el propósito de su permanencia entre nosotros. Los medios de comunicación masivos, generalmente generan una profunda confusión en la población, especialmente en los niños y adolescentes sobre este tema del “ser nosotros”, de nuestra identidad. Creo que hay mucho trabajo por hacer para que no perdamos de vista nuestras riquísimas raíces, a pesar de que el mundo y nosotros mismos estemos en permanente cambio.

Los rostros del folclore

Creo que el folklore actual tiene dos rostros. El de los artistas muy difundidos desde una dinámica comercial, y el otro, el de tantos jóvenes talentos que no tienen acceso a la difusión o que van más despacio abriéndose camino. Hay mucha gente con enorme creatividad, un gran semillero afortunadamente. Tal vez no deban perder de vista el estudiar, investigar, informarse. En relación a la década del 60, no creo que estos tiempos sean comparables a ese fenómeno que puso en tan altos espacios el cancionero criollo. La incorporación, por ejemplo, de grandes poetas a la canción folklórica, le dieron un vuelo antes desconocido. El movimiento del Nuevo Cancionero nacido en Mendoza por esos años, luego o casi al mismo tiempo de la aparición de bellísimas obras poéticas y musicales que provenían de Salta, las agrupaciones vocales, los solistas, dúos y tríos en un florecer de enormes talentos que se difundían masivamente y que provocaron en los jóvenes de entonces un interés inédito por conocer la Argentina y cantar su música. Hoy es otro tiempo, posiblemente ni mejor ni peor, es otro momento que no tiene comparación con aquellos sucesos.

La unión que buscamos los argentinos

Simplemente una expresión de deseo. Que se respete más nuestra tradición, desde una toma de conciencia, desde un lugar que haga que nuestros niños no se sientan “disfrazados” si en un acto escolar se los viste de gauchos, coyas o paisanas. Que se exalte desde el amor a nuestra tierra ese día en que naciera José Hernández, el gran elegido para narrar de manera magistral la vida nómade y dolorosa del gaucho poniendo en su boca verdades y consejos que no han perdido vigencia. Muchos pasajes de su Martín Fierro me conmueven, pero creo que la síntesis de “Los hermanos sean unidos/ porque esa es la ley primera/ tengan unión verdadera/ en cualquier tiempo que sea/ pues si entre ellos pelean/ los devoran los de ajuera” es la conclusión del amor y la unión que todavía estamos buscando los argentina.

 

Maestra:

¡He aquí las mieses!

Tus semillas no se perdieron.

La luna acunó la infancia del grano

Tu pasión fue la lluvia

Tu fervor el sol

Tus desvelos marcaron el tiempo

de este fruto vivo

¡Mira el trigal colmado!

¡Esta es tu obra!

Gregorio Torcetta

Opiniones (1)
17 de diciembre de 2017 | 01:13
2
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 01:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. que hermosa nota y cuantos recuerdos me trajo.,DON ARSENIO,LA SEÑORA BLANCA,SU HIJA PERLITA,Y MI GRAN AMIGO Y COMPAÑERO DEL COLEGIO PRIMARIO,EL DARDO AGUIRRE VIVIERON EN CALLE JUAN B JUSTO AL 400 Y TANTO DONDE PERLITA SALIA TODAS LAS TARDES A RADIO NACIONAL A DAR SUS CONCIERTOS A LAS 19 HORAS.,COMO GUITARRISTA Y CANTORA ERA MUY EXQUISITA ESCUCHARLA.,Y BUENO CON EL DARDO TENEMOS VARIAS ANÉCDOTAS Y TRAVESURAS HERMOSAS Y NUNCA SE LE DIO POR APRENDER A TOCAR LA GUITARRA SEGÚN EL NO LE GUSTABA PERO SI ME CONTÓ COMO Y EN QUE LUGAR CREO EL TEMA EL QUIAQUEÑO GRAN ÉXITO DE LOS FRONTERIZO.,BUENO PODRÍA CONTAR MUCHAS COSAS MARAVILLOSAS DE DON ARSENIO QUE QUIZÁS NADIE SABE PERO BUENO OTRA VEZ SERA A PERDÓN SE MUCHO DE ESTA FAMILIA PORQUE ERAN MIS VECINOS EN CALLE JUAN B JUSTO.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho