opinión

Seguridad económica para pocos, inseguridad para las mayorías

La seguridad no es ni el principal problema, ni la causa de todos nuestros males. El problema es anterior y lo precede, la determina.

Seguridad económica para pocos, inseguridad para las mayorías

Nadie duda que el tema de la seguridad sea un problema a resolver en la provincia y el país y constituya un tema prioritario en la agenda de gobierno. Pero por sobre todas las cosas, es la gran preocupación de la gente común, mucha de ella víctima, mientras el resto padece el miedo que paraliza y desespera. Lo cierto es que la población toda está inmersa en esta problemática, y exige respuestas inmediatas.

Por otro lado, los medios saben y la oposición política, que militar este tema le resta apoyo al gobierno. Ahora pregunto ¿Es posible esperar respuestas inmediatas sobre un  problema que se ha instalado estructuralmente en la vida cotidiana? Este o cualquier gobierno, ¿Puede solucionar el problema de manera unilateral? ¿Depende exclusivamente de un plan genial para combatir el delito? ¿Es la inseguridad el problema central a resolver, a partir del cual, se produciría el efecto dominó y así solucionar, como consecuencia, otros problemas? ¿Podemos pensar el problema desde la desesperación de las víctimas?

Quiero ser lo más claro posible y contundente. La seguridad no es ni el principal problema, ni la causa de todos nuestros males. El problema es anterior y lo precede, la determina. Se trata claramente de un modelo de desigualdad social que venimos arrastrando, y que “una” de sus consecuencias más graves se presenta crudamente bajo la dimensión del delito y la inseguridad contra gente trabajadora que sufre en carne propia esas consecuencias. Siempre hubo delitos, en tanto existió sociedad que prescribiera lo legal de lo ilegal. Pero no se trata de naturalizar la problemática, sino más bien, de contextuarla históricamente.

De un tiempo a esta parte, hemos perdido a una generación de jóvenes que tiene literalmente la cabeza quemada como consecuencia de la angustia cotidiana, de no ver el futuro como un proyecto de vida. Vidas sin sentido, sin horizonte e interés. Familias destruidas producto del desempleo en los 90, niños vagabundos aspirando cualquier cosa contra el dolor. Esta generación no tuvo acceso a un psicólogo o un psiquiatra que los orientara y los contuviera. Sólo el acceso al mundo “supuestamente” indoloro de la droga. Un genocidio social, el segundo después de los desaparecidos y asesinados en la dictadura, se ha producido en la Argentina y en nuestra provincia por cierto hasta que explotó el modelo de exclusión en 2001.

La pobreza tiene su contracara en la ostentación suntuaria de aquellos a quienes casi ni siquiera roza el delito, porque viven “bien encerrados” en comunidades selectas, que se relacionan entre sí como guetos sociales. ¿No iremos hacia un “racismo de clase”, producto de la impotencia que genera la inseguridad? ¿Qué hacer con esos jóvenes, miles de pendejos que no saben para dónde agarrar, y en su desvarío, se matan con “merca cortada”, “paco” y “pastas”, se chupan un “tetra” y “salen de caño”?

Algunos, plantean directamente matarlos, y por las dudas, matar a los sospechosos, así evitamos una posible muerte de otra víctima. Solución fascista, retrógrada, que en la práctica concreta no soluciona el problema.

Otros, como Cassia, quieren endurecer las penas, meter presos a los niños y jóvenes que roban o andan vagando por la noche y sitiar la ciudad de policías. Un camino directo a la guerra civil made in Colombia.

La principal demanda de la gente que arrojan todas las encuestas, como principal preocupación y reclamo a los gobiernos, es solucionar el problema de la inseguridad. Los gobiernos de turno, para obtener legitimidad, y acuciados por la  “maldita coyuntura”, terminan cayendo en una trampa, muchas veces sin salida. Llegar al gobierno con “un plan de seguridad”, implicaría, llegar al gobierno con “un plan de redistribución de la riqueza”, la eliminación de los privilegios, la apuesta en serio a un plan integral que dote recursos para recuperar la socialidad cotidiana.

El empresariado también es uno de los grandes responsables de no contribuir a encontrar un camino. Porque cuando aparece un atisbo de gravar alguna importación, de incluir un impuesto a los rubros más beneficiados, salen como gremio a presionar –justo aquellos que aborrecen la presión de los gremios- y a impedir medidas de redistribución de la riqueza. Es la “queja de los privilegiados”, egoísmo propio del acumulador, que ejerce la función de conservación del modelo desigual.

La gente queda en el medio, atrapada, entre la confusión en la que se meten los gobiernos, y la rapiña de los que ambicionan un Estado que les asegure una sociedad plena de libertades para el mercado, sin regulación, es decir, un Estado para ellos.

No hay solución posible si no se cambian las reglas, a través de las cuales, la sociedad se proyecta como conjunto, y no como trampolín de mercaderes políticos y económicos.

Opiniones (8)
20 de noviembre de 2017 | 19:10
9
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 19:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Y con esta platita que se llevaron los K, no colaboran e incentivan la inseguridad? http://www.mdzol.com/nota/490355/ Respuestas Antonio, no queremos mas humo, queremos respuestas a las preguntas, no hay? o las respuestas no son las "adecuadas" al relato?, se caen las mentiras?, o es defendible en algo?........................................... silencio es todo lo que se escucha de tu parte ante estos hechos, casi casi complicidad.
    8
  2. Perdón, no debería ser parte de la década ganada?, Quizás si se hubieran organizado durante estos años no habrían destruido la matriz energética, dándole YPF a los gallegos ( los k votaron a favor alli cierto? ), dándole la administración de Aerolíneas a gente capacitada ( y no usándola como usina generadora de empleos a la cámpora ), cobrándole ganancias a las empresas mineras que se la llevan a palas ( es mas fácil cobrarle a los empleados no? ). PERDIERON EL TREN PADILLA!!!!, tuvieron muchísimo tiempo para hacer, ahora van a usar los 2 añitos que les quedan para explicar y pedir limosna?. La mayoría de LOS PIBES no roban para comer, son sencillamente DELINCUENTES, y por cada uno de ellos hay en la misma condición ( y en el mismo barrio ) un montón de gente honesta que trabaja todos los días para salir adelante. SER LADRÓN O ASESINO es una elección, y como toda elección trae consecuencias.
    7
  3. Padilla, seamos sinceros, el liberalismo no es malo en sí, lo que pasa es que para que el mismo sea utilizable por la sociedad y beneficiosa para la misma se deben dar condiciones que no tenemos y dificilmente tendremos en tanto culturalmente seamos latinos, católicos y sudamericanos. Paso a explicarme: Para que en USA o en Europa se dieran las condiciones de supuesta igualdad que hoy ostentan (más allá que todos sabemos lo desiguales que esas sociedades son, pero aún así son más igualitarias que las nuestras), debieron experimentar caos y muchas muertes. Las guerras civiles en USA y las 2 guerras mundiales les ayudaron un poquito a darse cuenta de muchas cosas que nosotros aún no conocemos, entre otras que las libertades y las igualdades a las que el liberalismo hace referencia se las gana con sangre y las gozan sólo los que comparten un mismo proyecto, en tanto que el que no las comparte es tomado como un paria y se lo excluye, sin miramientos. Ellos tienen un concepto cultural de "competencia" que no es posible entre católicos y mucho menos el que el más apto es el que más obtiene y el otro se las debe arreglar para sobrevivir y si no le gusta queda excluido. Ese estilo de vida sólo es posible sobrellevarlo bajo el influjo de la droga y el alcohol, que es el flagelo que tienen, pero, vaya a saber por qué, el drogado y el alcoholizado allá no es violento (al menos en su mayoría) y creo entender que es porque el estado policíaco es más omnipresente que acá, entonces te dejan hacer lo que quieras en tanto no dañes a otros o al patrimonio social y ajeno, porque si lo hacés sos boleta y boleta en serio no como acá. Ese sistema está internalizado culturalmente, tanto que la justicia lo avala y a nadie se le ocurre discutirlo, excepto en algunos casos exgeradamente violentos con personas de piel de color diferente al estereotipo blanco. Bueno, entonces tenemos que la cultura es un tema importante, el consenso social sobre algunos actos exageradamente policíacos por parte del Estado, otro tema, el aval jurídico sobre dichos procedimiento otro tema y la falta de una omnipresente religiosidad pacata y conservadora, otro tema. Claro que allá no tuvieron "dictaduras", no saben lo que es estar "lejos" de todo, no tienen la posibilidad de entender que la "competencia" sólo es posible cuando se parte de igualdades y entonces pretenden que nos abramos a la competencia cuando saben que son ellos los que están en mejores condiciones para ganarnos y pregonan el libre comercio, el libre cambio de divisas, la libertad económica y otras libertades a sabiendas que no podemos hacerles frente por cuanto nuestras capacidades han sido mutiladas a lo largo de la historia y no por ellos, sino por nosotros mismos, porque permitimos que "lacayos" y "cipayos" nos enrosacaran la víbora y compráramos eso como una idea fuerza para vivir, sin dejarnos la posibilidad de hacernos lo suficientemente fuertes como para así salir y competir con ellos. Hay muchos hoy en día que no se detienen a reflexionar y pretenden que vivamos como en cualquiera de esos países "exitosos" de un día para el otro y sólo porque creen que Argentina "se lo merece" o "tiene con qué". Si yo le doy a un desnutrido una computadora, un techo, agua, luz, cloacas, gas y vías de comunicación con transporte de primera, no hago nada que le sirva, ya que lo único que necesita es comer, nutrirse y tener tiempo para recuperar su mejor condición física y mental, para luego educarse y asomarse a la sociedad con alguna posibilidad de utilizar con éxito la computadora, el techo, agua, luz, cloacas, gas y la comunicación. Pero esto hay muchos que no lo entendieron en los 40, ni en los 70 y mucho menos ahora. Imbuidos en una maquinaria mediática lo suficientemente fuerte como para lavar cerebros, creen que "igualar" es dar acceso a condiciones de vida digna a "individuos", cuando lo primero que tenemos que hacer es darles condiciones de vida, sólo eso, "de vida", a los millones que les negaron la posibilidad de mantenerla. Después están las apreciaciones sobre por qué salen a robar celulares o automóviles si lo que necesitan es comida, pero allí intervienen los psicólogos y sociólogos para explicarlo mejor que yo y son ellos los que tienen que responder, pero ronda sobre todos el tema del sentirse incluidos, sentirse parte y partìcipes de la sociedad como elemento inmediato y veloz de inserción ante la angustia de saberse "perdedor", excluido y sin futuro. No debemos descartar tampoco el gran tema del "ejemplo", donde tengamos muchos "delincuentes" presos y que entre ellos hayan "poderosos" de todos los estamentos: económicos, políticos, religiosos y de la cultura, sin excepciones y sin necesidad de hacer nada más que se cumpla la ley. Después se podrán realizar mejores cosas, pero hasta que la igualdad no se obtenga será imposibles en estas tierras latinoamericanas implementar el liberalismo y eso es lo que "inteligentemente" deberían saber aquellos que quieren que así vivamos. Hasta tanto ello ocurra es inevitable que latinoamérica sea de izquierdas.
    6
  4. Estoy de acuerdo con Padilla. Y es una lástima que la gente no tenga capacidad de análisis... por qué son tan limitados de centrarlo todo en el partido político de turno, no se dan cuenta que no importa quien esté al frente, lo importante son las medidas que ahora se deben tomar, lo que no se hizo ya es historia, el daño está hecho desde hace más de dos décadas. Si el próximo gobierno es radical, demócrata o lo que puta sea y cree que la mano dura va a funcionar porque es lo que está en boca de la gente que no debe tener ni la más puta idea de lo que es eso, y ese es "EL PLAN", entonces vayan pensando en otra cosa, porque eso no va a funcionar. Y para ese entonces ya habremos perdido más tiempo. EL endurecimiento de las penas y bajar la edad de imputabilidad, no va a reducir el delito. Más gente en la cárcel, aprehendiendo en ese infierno (o de verdad alguien cree que las cárceles son como dicta nuestra Constitución para reinsertarlos en la sociedad?) Ahí sí, ahí se olvidaron de la Constitución no? La ley de medios, "noooo eso es inconstitucional", se los escucha decir, pero bien que con esa partecita (entre otras) de la constitución que dice que las cárceles son para REINSERTARLOS en la sociedad se hacen todos bien los chotos. Adentro de las cárceles, los cagan a palos, salen resentidos, peor de lo que entraron. Si los internos tuvieran trabajo adentro (actualmente muy pocos pueden acceder a eso), y pudieran ir a la escuela, muchos quieren ir y sin embargo los cagan a palos adentro para que no estudien. Es la cuna de la inseguridad, por qué no empezar por ahí. PIENSEN ESTO: un tipo que lo cagan a palo seguidito, al que le endurecen las penas, sale cagado de la cabeza. Si el tipo entra, está ocupado todo el día en algo, aprehendiendo, trabajando, sin ser golpeado (ya está pagando con su libertad como corresponde no hace falta que lo golpeen) es tratado como corresponde, no va a salir a la calle con rabia, lleno de odio. A la sociedad entera, hablando desde una perspectiva egoista, le conviene eso, no que lo vuelvan más bestia allá adentro... bestia en el sentido de que, el hombre que no se relaciona, que no está en "sociedad" se convierte simplemente en una bestia, alienado. Las cárceles son la cuna de la inseguridad. Tenemos un problema grave ahí. Nunca se va a terminar la inseguridad, la gente que ingresa ahí sale convertida en otra cosa. Esto solo se va a solucionar si dejan de ser individualistas, dejen de ser tan pelotudos y dejen los rótulos de cristinista, kirchneristas, radicales, etc. etc. de lado porque esto nos afecta a todos, va más allá de ese tipo de política en que piensan uds. Analicen, no repitan lo que dicen otros.
    5
  5. ¿O sea que son criminales porque son pobres? Bastante corto tu análisis... Mi abuelo y mi viejo (y yo, dicho sea de paso) nunca fueron ricos ni muchos menos, y sin embargo jamás se les ocurrió salir a robar. Vos planteás que redistribuir es la manera de solucionarlo, pero en realidad el kirchnerismo no ha hecho más que fomentar la cultura de la dádiva por sobre la cultura del trabajo. Hay mucha gente que piensa que alguien (el Estado nacional, la municipalidad, o quien sea) tiene que venir a sacarlos de su situación sin que ellos tengan que hacer ningún esfuerzo. Es el clásico modelo clientelista del peronismo, que Cristina ha exacerbado con su paternalismo condescendiente. Y el resultado final es gente que cree firmemente que les tienen que dar cosas, y si no se las dan van y las toman de quien sea. La inseguridad no es cuestión de pobres, es cuestión de cultura.
    4
  6. continuando porque se cortó: demostró ser mas panqueque que todos los por ellos acusados en el tema, dando hasta lástima como se corrieron un par de kilómetros a la derecha de todos los demás.
    3
  7. Padilla: ¿así que la delincuencia pandémica se debe solo a lo que pasó en la dictadura, y al desastre que dejó de La Rúa?. A ver, ¿no hay otras causas? ¿porqué se incrementó si desde hace ya diez años, gobierna la síntesis del bienestar social? No uno, o dos o tres, !! hace una década!!. Voy a dar mi visión: durante estos diez años, veo que solo un caso emblemático a pesar de las trampas judiciales y de corrupción, ha tenido el resultado que debía: El del cura Grassi, mal que te pese, fue "el Monopolio mediático" quién denunció, aportó los testigos, investigó y hoy tenemos una "media condena oficial e irrebatible". Las políticas de seguridad, si se relacionan con el incremento de "excluídos", son patrimonio también de este gobierno mas que de los anteriores. Todos sabemos lo que significan los "barra bravas", pero Máximo y sus inútiles yuppies les dieron "vuelo" (literalmente) para que hicieran lo que les viniera en gana, y si vos sabés de fútbol y el ambiente que lo rodea, esto conlleva derivaciones de crimen organizado a todo nivel, con drogas, efedrina (Aníbal ronda el tema), extorsión, y hasta intervención de alguno en internas políticas. ¿eso contribuyó o no a la inseguridad?. El dichoso argumento-negocio de los derechos humanos tan reverenciado, usando los "vatayones militantes" en coptación de adherentes en el mundo encerrado carcelario, usando los "sueños compartidos" con desopilantes afanos de "La madre de plaza Hebe y su secretario Schocklender, ¿contribuyó o no a la delincuencia? Te doy algunos ejemplos de "inclusión" que este gobierno aprovecha para negociados o ventajas que ahora ya no lo son tanto por abusar de la incoherencia, que ahora los lleva a poner un Granados (un sheriff) en seguridad, o al Pj de acá a negociar un "mano dura como Cassia", a Insaurralde a bajar la edad de imputabilidad (y Cristinita a no desmentirlo). Y cuando el inservible mensajero de la reina de acá tiene la oportunidad de sentarse a hablar del tema con los opositores, opta por el autismo, confirma al tarado que tiene a cargo del tema, con lo cual no eximimos a los demás (De la Rúa, Menem, Alfonsín, Cobos, Iglesias, Duhalde y los que quieras agregar), pero algo es indudable : la mayor incoherencia la tienen los supuestos representantes de lo "nacional y popular", porque encima de no haber mejorado absolutamente nada en diez años en el tema, a un mes de haber perdido por lejos y a otro mes de perder por mas lejos, cambian el verso, significando para todos q
    2
  8. Estimado, luego de casi 8 años de gestión de este gobierno, entre Néstor y Cristina, no te parece que ya se podría haber hecho "algo" al respecto? Los índices de inseguridad sube y suben, y más allá de la estadística, la realidad es que hay cada vez más y más problemas con respecto a esto. Si es un tema educativo, ha habido tiempo de gestión del gobierno para hacer algo, al menos en lo que respecta a la educación pública. Si es por la policía, también. Y por favor, te pido no me digas que esto es solo una sensasión de inseguridad. Por otro lado, no es la distribución de la riqueza que vos expresás, a través de impuestos, lo que arregla o no la situación actual. Es pasar de la política del subsidio a la política de las oportunidades. A que si estudio y me esfuerzo tengo chances de lograr algo. Hoy, en Argentina, no tenemos esa chance, clara, dáfana, al alcance del esfuerzo. O estás metido "en la trenza" o estás fuera del sistema. Los empresarios, que en esta y otras columnas has (al menos en mi posiblemente errónea percepción) demonizado, son los que crean trabajo hoy por hoy, bien o mal, o como sea. Y vos, yo, todos, necesitamos poder trabajar y tener la oportunidad de ganarnos las cosas, no que nos las den, sea por la forma que sea. Coincido que un cambio es necesario, pero no es un solo factor. Se necesitan acciones políticas contundentes, se necesitan condiciones sociales de oportunidad, se necesita también quitarse la camiseta política para crear algo que lleve a la sociedad argentina al próximo nivel.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia