opinión

Apuntes desde fuera del pogo

Si al sonido se lo lleva el viento no importa. Si este señor suena bien o mal tampoco. No se cuestiona a un Dios que ofrece sólo un show por año. Para muchos esto podrá ser rock and roll, pues para otros tantos no.

Apuntes desde fuera del pogo

Más de 120.000 almas vibraron el sábado en la noche en San Martín en una gélida noche incendiada a puro motor de ritual exacerbado. Nunca me conmovió el fervor ricotero, nunca me sentí tocado por ninguna de las perdurables canciones de Solari. No estuve allí el sábado, ni por fervor, ni por labor. Ustedes podrán decir entonces: “¿con qué autoridad viene este tipo a hablar sobre un fenómeno al que no asistió ni siquiera en calidad de cobertura periodística?”. Eso ya lo leyeron, digo, lo que pasó el sábado con una Mendoza que escribió una importante página en la historia del rock, la lista de temas que hizo el Indio, la emoción inconmensurable de quienes asistieron, lo bien que se portó la gente etcétera etcétera. Yo quiero simplemente esbozar unas líneas sobre cómo a esta altura en la iconografía ricotera, el hecho artístico ha sido desplazado por un fervor que se debate entre el ritual más visceralmente primitivo,  y un concepto de show entendido en términos del más voraz taquillazo hollywoodense. Así como también cuestionar qué hay de verdadero rock and roll en todo esto.

Las primeras galerías de fotos de la antesala del concierto del sábado tomadas por el compañero Nacho Gaffuri daban cuenta de la altísima ansiedad de los fans del Indio. Allí, en medio de un frío arrasador,  miles de personas de diferentes generaciones esperaban su momento religioso. En Facebook un amigo posteaba “no haría ese sacrificio ni por un concierto de Queen con Freddie Mercury resucitado”. Más allá de la ironía, sabemos que cuando somos fanáticos la adversidad no importa. Cruzamos ciudades, provincias u océanos con tal de ver alguna vez en vivo a nuestros ídolos. Soportamos horas de espera, frío, lluvia, calor, tumultos. Después de todo, compartir eso entre pares es parte de la mística de un concierto en vivo.

El carácter excepcional de las presentaciones del Indio alimenta el fervor de sus seguidores, que días antes de que empiece su show esperan en absoluto trance. Hay algo de premeditado artificio místico en todo esto.  Ya sea por ostracismo de Solari, o bien por estrategia comercial, o tal vez por decisión artística; sus recitales han sido concebidos en estos últimos años como eventos híper masivos de muy espaciada frecuencia.  De esta manera, multitudes se desplazan una vez al año de una punta a la otra del país para ser partícipes del ritual. En Mendoza los títulos de todas las crónicas han tenido que ver con el récord histórico de asistentes a un concierto del Indio, y con el evento de mayor masividad en la historia de nuestra provincia. Los textos de estos artículos contienen una obnubilada descripción de la masa convocada, la lista de canciones, algunas frases de Solari desde el escenario, y listo. Ni siquiera blogs especializados y escritos por sangre joven se permiten una mirada que supere el concepto de fiestón.

Pensaba en otros rockeros que han sobrepasado la barrera de las 6 décadas. Tanto de aquí como de afuera. Un Charly García que, en lo que no es precisamente su mejor momento artístico, ha entregado una serie de conciertos con diferentes sets de canciones en un teatro porteño, una gira nacional, el lanzamiento de un vinilo, y se aventura con una atípica incursión en el Colón. A pesar de todo se lo castiga. Hasta sus fans dicen que en vivo suena mal. ¿Y del Indio qué? Tal vez por temor a vulnerar su estatus de Dios del rock argento, nadie se atreve a cuestionar nada. Desde hace años sólo se habla del ritual masivo de sus conciertos. No importa si graba material, a pesar de que sabemos que pronto lanzará nuevo disco. No importa si suena bien o mal, y acústicamente sería muy difícil saberlo en una puesta para más de 100 mil personas. Si al sonido se lo lleva el viento, allí estará la devoción de sus seguidores para captar lo que se pueda a puro motor emocional.

Así son las cosas. Un Charly con variadas búsquedas. Unos Rolling Stones celebrando sus 50 años con shows multitudinarios, pero también con pequeños conciertos anunciados horas antes para sorpresa de sus seguidores. Un Bruce Springsteen que en estos días dio cátedra de rock, tanto en Santiago como en Buenos Aires, con una presentación de 3 horas y media de pura entrega física, incluyendo salto hacia la platea para quedar literalmente en manos de su público.

En cambio, el mérito del fenómeno Solari es más patrimonio de la fidelidad de sus seguidores que de su espíritu de verdadero rocker. No hay búsquedas, no hay pulsión, no hay voluntad de salir de gira. Hay un señor sumido en la distancia. Hay un dibujo de artista que supo erigirse en poeta popular y terminó cual Dios apoltronado en su rancio trono. Hay un hombre mezquino y gruñón, con poco contacto con su público y con la prensa.

Otras figuras co generacionales del Indio son capaces de pararse en un escenario enorme o pequeño y verdaderamente conmover por sí mismos. Solari en cambio depende de la megalomanía. Cada concierto suyo parece tener como premisa central superar en convocatoria al anterior. Una mecánica muy parecida a la del estreno de cada tanque hollywoodense de alguna saga de súper héroes. Esto, queridos y queridas, está muy lejos de la verdadera esencia del rock.

Opiniones (13)
18 de noviembre de 2017 | 20:28
14
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 20:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Este comentario no se dirige al autor de la nota sino a Leandro Mattanó (radio waves). No me dirijo al autor por la simple razón de que se nota que no es del palo y no habla nuestro idioma. Suele decirse que toda opinión es respetable y yo NO LO CREO ASÍ. Lo que se respeta es el derecho a opinar, la opinión será respetable (con un respeto básico) si es honesta aunque esté equivocada, pero el verdadero respeto solo lo merecen las opiniones honestas y además fundadas en el conocimiento y en el análisis. Definitivamente NO ES EL CASO DE LA NOTA y . . . ya me parece demasiada opinión para una opinión de la que no quiero opinar (Jijiji, dijera ?El Indio?). Es interesante la idea de vincular el hecho artístico con el público espectador. Interesante y original y, obviamente, discutible. Me ha hecho Ud. pensar, Leonardo. Yo creo, siempre he creído y lo estoy repensando ahora a partir de su comentario, que el hecho artístico es íntimo, a veces es individual e íntimo. Si comprendo bien su idea, la creación de una canción es un hecho artístico, la interpretación de esa canción por los músicos sería otro hecho artístico y la presentación en vivo, con la presencia masiva del público, otro diferente. Es interesante. Me encantaría compartir con Ud. una mesa de café disponiendo del tiempo necesario para desarrollar y discutir esa idea. No es el medio ni el momento, lamentablemente. Voy a pasar entonces a otros aspectos de su comentario. El número es importante, pero no determinante. No es el número el que hace al artista, pero no cualquiera tiene esa convocatoria; no es depreciable, al contrario, significa mucho. Imagino que habrá sido muy impactante porque la multitud, si se engancha, emite una gran cantidad de energía y eso se siente. Estuve en un recital en una ciudad de Norteamérica, hace tiempo, en la que éramos 380.000 espectadores y estuve, hace más tiempo, en un recital en París en el que éramos UN MILLÓN en lo que creo que hasta hoy es record mundial. Es impresionante ser parte de semejante marea humana vibrando al unísono. Arriba del escenario, mi record es mucho más modesto, apenas 5.000 pero fue una experiencia fuerte para mis 17 años, 2.500 personas recuerdo una vez en el estadio de Andes Talleres de Mendoza y después . . . recitales de 500 personas o menos. Varios miles hacen una diferencia en la motivación, en el sonido, en varias cosas. Pero no termino de convencerme de que signifiquen algo a nivel artístico. Uno de los errores más graves de esta nota (y Ud., Leonardo, también lo menciona en su comentario) es pretender comparar un artista con otro, eso no se hace. Yo voy a hacer al revés, iré por el camino de la demostración por el absurdo y diré que, si fuera por el número, entonces Palito Ortega sería mucho más artista que Spinetta y Michel Jackson mucho más que Led Zeppelin. No more comments. Es ineludible vincular a Solari (a partir de la fama de Jorge ?El Indio? Solari, jugador de Rosario Central, todo Solari argentino famoso lleva el mote de ?Indio?, es curioso), decía que es inevitable vincular a ?El Indio? Solari (este Indio del que estamos hablando) con la trayectoria de ?Patricio Rey y los Redonditos de Ricota?, banda de la que he sido fanático desde que escuché no digo el primer tema sino la primera nota. Trascendieron su hábitat de origen (la ciudad de La Plata) en una época de gran crisis creativa y fueron un viento fresco impresionante (un ?Tsunami?) en la cuasi-podrida escena nacional de ese momento. Recuerdo las declaraciones de ?El Flaco? Spinetta que decía que el regreso de Almendra, por esos años, era un intento de lograr alternativas creativas porque no las había por ningún sitio. Los ricoteros idolatramos inmediatamente a una banda que se reía del sistema, que mantenía a rajatablas sus convicciones, que no hablaba con nadie y que todo el tiempo sonaba ROCK AND ROLL como ninguna otra en ese momento (los escucho hoy y siguen sorprendiéndome). ?El Indio? y ?Skay? fueron los creadores y los adalides de esa maravillosa movida (también ?La Negra?, claro, desde otro lugar). Dije ?fueron? porque pasó agua bajo el puente, mucha agua, amasaron muchísima guita, lo cual no es un detalle menor (Skay era el artista mejor pagado en SADAIC, durante mucho tiempo lo fue y eso significaba una gran masa de dinero, mucho) y la banda se agotó COMO SE AGOTAN TODAS. Ninguna puede escapar a eso. No sé si podríamos ponernos de acuerdo sobre el hecho de que masificar el arte sea ?per se? un hecho artístico, pero seguro estoy de que estaremos de acuerdo en que el arte es efímero, siempre. Los líderes se distanciaron, cada uno tomó su camino y, lamentablemente, se conocieron diferencias más allá de lo artístico que empañaron un poco el recuerdo FORMIDABLE de una banda excepcional (el mezquino rédito económico que eventualmente podrían haber producido unos misteriosos videos que, cuando por fin los vimos, supimos que no valían la pena, eran de muy mala calidad). La banda estaba terminada desde bastante antes y su último disco lo deja ver muy claramente. Los caminos se habían dividido. Fueron, es normal, se hace el duelo y se disfruta de su legado. No es un drama. Lo que se vio después es que mientras uno pareció mantener una postura más artística y más de rocker, buscando siempre nuevos sonidos e intentando siempre nuevos saltos al vacío, el otro pareció aburguesarse y repetirse en fórmulas exitosas del pasado. Y digo ?parecer? porque nadie, NADIE, puede meterse en la conciencia de otra persona como para conocer sus reales intenciones. El artista debe crear, es el sentido de su vida, y debe mantener una posición honesta creando según su inspiración y su búsqueda estética sin conceder nada a otros intereses, los económicos, por ejemplo. A veces estará más inspirado, otras menos. Consecuentemente, su obra será a veces de una cierta calidad, a veces de otra. Lamentablemente, y esto nadie lo ignora, los artistas no son siempre honestos o no totalmente y nadie tiene derecho a condenarlos por ello porque a veces, estoy seguro, ni ellos mismos lo saben. Los intereses juegan muy fuerte pero también de manera sutil y moverse en ese mundo no es sencillo, los condicionamientos son muy grandes y nadie puede zafar totalmente de ellos. En este contexto, y visto de afuera, mi impresión es que el momento de inspiración de ?El Indio? ya fue y además diré, parafraseándolo, ?hace rato?. Su famoso ?mito? no es otra cosa que la idolatría de los que vivimos esas épocas de gloria, la de los que no estuvieron pero buscan subirse a ese tren y la de los caretas que no entienden nada pero que quieren convencerse a ellos mismos y a los demás de que están viviendo una fiesta que los hace en algún punto diferentes a . . . a . . . a un modelo de persona que no les gusta pero al que muy posiblemente corresponden. Esto ha existido siempre en el rock. Cuando yo tenía menos de 20 años (hace mucho, tristemente, jaja) escribí una canción en la que decía (más o menos) ?Conozco la diferencia entre payasitos disfrazados y copados verdaderos? pues no se me escapaba que una parte del público que iba a escuchar a mi banda no entendía nada de nada pero hacía de cuenta que sí. Habiendo pasado tanto tiempo, habiendo vivido tantas cosas, ellos como artistas y nosotros como público, me parece que el desgaste es más que evidente y NADA puede ser como fue. Nadie está a salvo de la decadencia y si el número de fans excede las expectativas del mismo ?Indio?, como dice su comentario, esto debe verse como un condicionamiento más de los que le quitan frescura a su ya de por sí desgastada propuesta. Escuchar una tan clara propaganda oficialista de labios de quien supo ser el campeón de los rebeldes del rock fue muy duro para mí ("Y ¿dónde están ahora los filósofos críticos? Tiñendo sus palabras de intereses políticos"). Voy a repetir a modo de conclusión, con todo respeto (y mucho dolor), una frase que leí en un comentario de lector en otro diario y que me parece casi justa, tristemente justa. Decía este señor: ?Lo malo no es la cantidad de dinero que recauda ?El Indio?. Lo malo es que lo que vende es falso?. Quizás sea demasiado duro llamar ?falso? a esa cosa misteriosa que supo ser tan auténtica, no endoso esa palabra, pero haría mío ese comentario si en lugar de ?falso? dijera ?perimido?. Ésa es mi más honesta opinión, basada en el más sesudo análisis de que soy capaz y en el modesto conocimiento que tengo de la cultura rock que vivo intensamente desde mis tiernos 14 años. Por lo dicho al principio, me parece, modestamente, tener una opinión respetable y por eso me animo a compartirla. Saludos
    13
  2. Estimado, a fin de sumar, trataré de aportar algunas respuestas a tus interrogantes, aunque a medida que avanza la nota tus inquietudes terminan estrellándose solas contra tu verborragia anti-solari. Intentaste al principio ser objetivo, muy prolijito, pero al final el veneno que destilas contra el artista te salió solito....y opaco todo. La primer cuestión que te desvela esta vinculada con el hecho de que según opinás, el contenido artístico ha sido desplazado por ese fervor que se debate ante el ritual mas primitivo. Sinceramente, el contenido de tu apreciación da para pensar, ya de entrada, que no entendés nada de lo que se trata todo esto. Una persona que va a conmoverse a un show del Indio, forma ella parte del contenido artistico mismo. No podes pensar un show del indio, ni uno de los redondos en su epoca, como un contenido artístico independiente del "ricotero" que lo va a ver. El sabado pasado escribí en MDZOL (como hago todos los sabados), una nota explicando los sentimientos de la gente que iba a ver el show, se titulo Como no sentirme así? y te propongo que la leas, el link todavia esta. Entonces, plantear que un show del Indio tiene un contenido artistico independiente de toda la fiesta en general, es un grave error. Y de ahí viene el tema de que al que se conmueve con esto, no le importa tanto si el viento se llevó el sonido, si el Indio estaba o nó en un buen día con su voz, o si el viento le congelaba la lengua: el tipo que va, forma parte del mismo contenido artístico del evento. Imposible separarlos. Por eso vos no lo entendes, porque lo separas y decís: "van 120.000 personas a ver a un tipo cuyo sonido se lo llevó el viento". Y a los que fueron no les importa eso, el hecho artístico es que ellos están ahí formando parte de su propia fiesta. No existen un hecho artístico separado del la gente. Por ende, la vara para medirlo, es diferente a todo. Luego te mandas esa del "taquillazo holliwoodense"....afirmando que lo que el Indio busca es superar la cantidad de espectadores por cada show, como si el tipo estuviera desesperado por meter mas y mas gente en cada presentación. Yo te pregunto: ¿donde estabas los meses previos al recital?, en Mendoza o en otro planeta? O no te acordás que el show estaba programado en el Estadio Malvinas, que con un lleno total no llega a 50.000 personas? si hubiera de entrada querido hacer lo que vos afirmas, no hubieran largado el show en el estadio!!!!!!! imprimieron entradas, cambiaron dos veces el lugar!, y vos me decis que Solari buscaba un record de gente¡ a ellos primero que a nadie los sorprendió la cantidad de venta de entradas. No estaba planeado así. Se dió así porque al venderse todas las entradas en dos días en todo el país, había gente que ya había reservado hoteles, aviones, y viajes de todo tipo, y se habían quedado sin entradas! y por eso al final se decidió que se traslade a un lugar mas grande, como finalmente se hizo. Ves? ahí tenes un ejemplo claro de porque el hecho artístico no podes separarlo de la gente: EL INDIO QUIZO HACER UN SHOW EN UN ESTADIO, CON PLATEAS, Y LA GENTE TRANQUILA VIENDO SENTADA Y BUEN SONIDO....SIN QUE EL VIENTO SE LO LLEVE Y DEMAS....Y NO PUDO PORQUE LA GENTE SE LO IMPIDIO Y LO OBLIGO A IR AL LUGAR QUE FUE!!!!!!! Mas claro imposible. Y por ultimo, dudar de que el Indio tenga o no que ver con el rock supera todo lo que pueda haber leído en estos días. Ahi al final de la nota destilas un veneno anti-ricotero que hizo perder todo lo que habías escrito. Y mas cuando comparas al Indio con Charly Garcia, lo que hacen los Rolling Stones y demas. Veamos: El indio tiene 64 años y en los ultimos años hizo 3 discos solitas, en 2004, 2007 y 2010, y tiene listo uno que sale dentro de poco tiempo. Ni una recopilación. Sabes cuantos discos nuevos hizo Charly en los ultimos años: uno solo en 10 años!!!! A proposito de la voz y del sonido que se lo llevo el viento, estuviste en el Arena de Maipu el año pasado viendo el NO CANTO, de Charly, vos viste lo que fue cantando y desafinando? yo si lo vi y sigo pensando que Charly es un genio como lo pense toda mi vida. Los Rolling Stones, sabes cuantos discos nuevos hicieron en los ultimos 15 años? uno solo. Y decis que con el Indio no hay busqueda, no hay punción?. Al final un poquito mostras la hilacha cuando afirmas que el Indio es un gruñon porque no habla con la prensa. Ese es uno de los problemas que tienen los periodistas, pero no lo trasladen a la gente. Para terminar, sinceramente me alegro de que no hayas ido al show, porque hubieras perdido el tiempo. Lo digo por vos y sin ningun tipo de mala onda.
    12
  3. Yo no solo sigo al indio, lo que pasa es que es rock!!! la presentación fue buena, con la gente habla, lo que pasa es que tampoco hace dircursos, el es un músico, hace música!!!, Charly es un genio, yo lo fui a ver a cacano cuando eramos 50 gatos y encima la segunda fecha ni fue por que quedo internado!!! Y NUNCA CRITIQUE!! es facil, tengo 27 años, de q tengo razon escucho lo mismo y estoy seguro que no habrá nada mejor!!! sea, el indio, charly, divididos, almafuerte y los que queden vivos hay que agradecerles, ya lo hicieron, y no están robando están dando lo que les queda, por que los que pedimos somos nosotros!!!!
    11
  4. Podrán decir lo que quieran, pero metió 120000 tipos. No se discute más. Y comparás al Indio con Charly. No tenés idea Flaco. No hay comparación posible. Son el agua y el aceite. García nos dejaba al segundo tema cagándonos de frío y se tomaba el palo y la gilada quedaba esperando a ver si el sr. quería volver a tocar. Esa me pasó varias veces. He visto muchos artistas, pero nunca un recital con el frío y la lluvia que había el Sábado.
    10
  5. La nota esta muy bien escrita, muy buena, pero necesito seguir necesitando a un Indio Solari, me hace bien. A millones nos hace bien, por eso se dá el evento único que se dá con sus shows, si lo vivís lo entendés.
    9
  6. jajajajaja...q se puede esperar de un tipo de apellido "Manson" ...resentimiento, frialdad, una opinión sesgada escondida tras un diario que hasta "se permite" publicar notas con errores ortográficos. ajajjajaaj dios mío! Sabes que?? Yo tampoco fui pero no por eso niego o descreo de lo que este artista provoca. ..porque entonces qué podemos decir de los fanáticos que van a una cancha?? Acaso los jugadores de fútbol son más "cercanos" al público??? jaaaaaaaaaaaaajajajaja Salí de la casita del árbol que papito te banco, camina las calles, patea las veredas (si mamita te deja) y luego, muuuuy después fijate si podes escribir un artículo de opinión DE ALGO QUE NO CONOCES!
    8
  7. Manson. Si no entendés los fenómenos populares, no hablés.
    7
  8. ?ESA HISTÓRICA TARDE, TARDE NOCHE, NOCHE Y MADRUGADA HAN SIDO DE UNA INTENSIDAD INIGUALABLE. DE ESAS EN QUE CADA EXPERIENCIA TE PASA POR EL CUERPO CON LA INTENSIDAD DE SABER QUE "VIVIR SOLO CUESTA VIDA" Y ES ASÍ. FUE UNO DE ESOS MOMENTOS EN QUE UNO SIENTE QUE SE MORFA LA VIDA CON LAS MANOS Y DESPUÉS SE CHUPA LOS DEDOS.? No espero que lo entienda, simplemente no podría. Siga escuchando a Bruce Springsteen? con el respeto que el mismo me merece. Saludos
    6
  9. Comparto mi estado en Facebook del sábado por la tarde: Me acaban de ofrecer llevarme al recital del Indio Solari y regalarme la entrada. Pero la verdad prefiero quedarme en casita viendo en el AppleTV bandas y reflexionando sobre la genialidad de Solari para meterse en el bolsillo 20 palos en un día a cambio de un show común y corriente. Pero con toda la mística para engañar a 100mil pavotes. Buenas Tardes! Muy buena critica!
    5
  10. Por fin alguien que logra plasmar en palabras lo que pienso.
    4
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia