opinión

¿Cómo no sentirme así?

Leandro Mattanó habla del Indio: ¡banderas en tu corazón… yo quiero verlas!

¿Cómo no sentirme así?

Hoy no sólo voy a volver a ver banderas. Hoy voy a volver a sentir que hay algo que vale la pena disfrutar, una de las pocas manifestaciones artísticas espontaneas que nos quedan. Nadie nos vendió nada. Nadie nos prometió nada. No hubo promoción, sorteo, tarjeta, gaseosa, cerveza ni telefónica que nos invite, auspicie, nos regale entradas, ni nos taladre el cerebro.

Oficialmente, la difusión la hizo una sola persona enviando un pequeño parrafito de vez en cuando a un blog amigo para informar de que va la cosa. Todo lo demás es producto de los medios gráficos y radiales que toman el parrafito y lo difunden.  Y  sólo  con eso,  van a venir 100.000 personas. ¿Cómo es posible?

Solo un sueño intimo y propio hace que eso pueda ocurrir y ese mismo sueño nos llevará hoy hasta San Martín: el de poder disfrutar de algo que nos conmueve, como pocas cosas lo han hecho. Solo nos mueve una poesía, unos acordes, y algo misterioso,  incondicional, irrepetible e intransigente, que no sabemos bien que es, pero que  tiene un valor emocional incalculable. Tratar de explicar un sentimiento es una tarea imposible, no lo intentaré. Solo trataré de describirlo.

Desde que se anunció el show en Mendoza, un cosquilleo me recorrió toda la espalda. Después de haber hecho miles y miles de kilómetros durante tantos años por todo el país, incluso hasta Uruguay, la vida nos regalaba la posibilidad de tener “la misa ricotera” acá, en nuestra casa. Y digo ricotera porque es imposible no vincular lo que va a ocurrir hoy en Mendoza, con la banda que originó todo esto: “Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota”. Sabemos que no estarán hoy Skay, Semilla, Sergio y Walter, pero también sabemos  que Patricio Rey sí estará porque Patricio Rey fue y es la gente y es imposible separar la gente que seguía al grupo, con la que hoy va a ir a conmoverse con el Indio hasta San Martín. Entonces, para empezar, sentirme parte de Patricio Rey ya me pone nervioso. Y me hace sentir parte de la fiesta.

Hoy siento que no voy a ir a ver un show de un grupo de rock, como tantas veces he ido. Voy a conmoverme a mi fiesta, junto miles y miles de personas que sienten lo mismo que yo. Nada más ni nada menos que eso, tan difícil de lograr hoy en día. Y no hay diferencias sociales, ni de ningún tipo. Sé que tanto los hoteles 5 estrellas, los caros hoteles boutique de montaña y viñedos, cabañas, todos los hoteles de la ciudad, con o sin estrellas  y hasta el camping más económico  ya están repletos de gente que viajó a dedo, en micro, en auto, o en avión, y que sienten todos lo mismo que yo. Gente que desde que se anunció el show puso su sentimiento por encima de sus problemas cotidianos, quizás de su familia, su trabajo, su economía y tantos factores más que hubo que organizar para poder estar el 14 de septiembre en donde su corazón les decía que tenían que estar: en su show, ése que les pertenece. Y siento que lo que va a ocurrir hoy en Mendoza es algo para cuidarlo, es nuestro tesoro. Ladren lo que ladren los demás.

¿Pero qué pasa con el show? ¿Qué tiene la música del Indio? Conmueve como nada que he visto ni sentido jamás. Y cada uno interpreta las canciones y lo que siente con ellas de manera diferente, y eso hace que las canciones tomen vida propia en cada uno de los que las escuchamos.  Los esfuerzos de la producción independiente son inconmensurables, y también es cierto que no vamos al show pendientes exageradamente de que todo este perfecto, con solo estar ahí es suficiente, de eso se trata. No obstante, el sonido, las pantallas y todo lo que vivimos en Tandil en 2010 fue impresionante, y perfecto. Menciono ese show porque parece que la cantidad de gente de hoy va a ser igual o superior ese mágico día. 

El show de hoy promete. No hay disco nuevo que presentar y eso hace presumir, quizás infundadamente,  que el “set-list” incluya mas temas de los redondos como pasó en Salta en  septiembre del 2009. Es solo una posibilidad. Y si no es así, nada cambia, los tres discos solistas del Indio son tres obras de arte, uno mejor que otro, y su lírica ya está metida en nuestros corazones como cualquier tema de los redondos.

No paro de pensar desde hace días con que tema abrirá. ¿Sera  uno de los Redondos, como hizo en Salta 2009 con “Fuegos de Oktubre”?, ¿será con un tema de los Fundamentalistas?, ¿o nos sorprenderá con un homenaje como hizo en Tandil, con “Jugo de Tomate Frío” de Manal, dejándonos a todos descolocados?

Lo único que sé es que hoy voy a ir al Coliseo a prenderme fuego y que, por supuesto,  cuando el fuego crezca quiero estar ahí. Y estaré, el día de mi cumpleaños,  con toda mi familia, menos uno, ese que su belleza es como un resplandor. Y brindaré con las copas mas lindas que tengo. Con todo esto, hoy soy rico gratis.

¿Cómo no sentirme así?

Opiniones (5)
21 de noviembre de 2017 | 22:56
6
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 22:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Entiendo que sean fanáticos pero que el autor diga "la difusión la hizo una sola persona enviando un pequeño parrafito de vez en cuando a un blog amigo " habla de una inocencia o ingenuidad de un adolescente no de un hombre mayor. Nadie deja un negocio de millones liberado al azar y sin marketing aquí la estrategia de marketing es la de no hacer marketing y dejar crecer el rumor.
    5
  2. Que buena nota Lean!! se nota que nace del corazon. Un sldo y que sea una fiesta esta noche! un beso
    4
  3. Excelente nota, a mi tambien me emociono, un saludo grande
    3
  4. EXCELENTE......."LADREN LO QUE LADREN LOS DEMAS "..AHI ESTAREMOS....!!!
    2
  5. Leandro , excelente nota , se me fue un lagrimon con ella . Esta tarde estare ahí , viajare desde Uspallata con mi hija para vivir un momento único
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia