opinión

El círculo de los cuadrados

Ni rojo ni negro: en cuanto a conspiraciones, estamos en manos de otro “circulo” mucho más peligroso.

El  círculo  de  los  cuadrados

Como al parecer todo en Argentina está espléndidamente bien, nos divertimos en elucidar pintorescas “conspiranoias” que expliquen esas cuitas nuestras que ya no puede entender ni Dios. La semana pasada brilló con luz propia la penúltima pavada de estas: El “Circulo Rojo” enunciado por Macri (lo que tiene el rancio tufillo a las tonterías que le hace decir su asesorete Durán Barba) luego metamorfoseado mediante el discurso oficialista en un ominoso “Circulo negro”.

No te voy a decir que no existen grupetes de poderosos que se dedican a ver como pueden ser más poderosos aún a costa de lo que sea. Eso siempre pasó aquí y en el mundo. Pero conste que el niño Mauricio, al pedírsele que especificara que catzo era el  “Circulo rojo” que acababa de nombrar en un reportaje, apenas atinó a decir que se trataba de un conjunto de gente muy politizada, altamente formada e informada, con un peso importante en las decisiones colectivas. Siempre hubo de esos. Pero al mentarlos como consejeros, puntos de referencia o gente que es importante para vos, estás diciendo entre líneas que te manejas mirando más de lo aconsejable a una élite que suele darse de trompadas con “El pueblo” (sea esto lo que sea que quieras denominar así), esas mayorías en las que los K se apoyan gozosamente. Nada aconsejable para quien ya arrastra una bien ganada fama de niño bien, pretencioso y engrupido, según rezaba un gran tango. Pero se la mandó igual para deleite de la perrada  mediatiKa  y aún de la misma Presidenta, que aprovechó para hacer un mix con sus propias declaraciones anteriores y volver a reclamar que le pongan delante a “Los titulares” y no a los “suplentes” pedorros que le tiran en las listas electorales. Entonces infirió ELLA que esos titulares (los grosos) serían los integrantes del circulo rojo, unos 300.000 (personas destacadas en los campos del hacer y del pensar según el jefe de gobierno de CABA, no solo millonarios.  Aunque si decimos “Hacer” y “Pensar” cuesta asociar ambos verbos con Macri...)

Fue otro festín para “6,7,8” y similares, que llenaron cientos de horas de aire y gastaron  cataratas de tinta en libres asociaciones para ponerle nombre y apellido a los del círculo. Sonó bien impactante, pero en una segunda lectura uno se daba cuenta que los mencionados eran a la vez aquellos que de una forma u otra se habían visto demasiado beneficiados en la década ganada que le dicen. Y si hiciéramos un listado exhaustivo, no diferiría mayormente de los que se forraron en las últimas cinco por hacer buenas migas con los gobiernos de turno, nombre más o nombre menos. Hay algunos nuevos (Cristobal, Lázaro... pídanle la lista completa a Lanata, que a mí no me pagan para eso) pero en lo sustancial estamos igual que siempre: esos poquísimos que la tienen muy grande a la billetera, más unos cuantos con capacidad de formar opinión pública, algo del gerentaje multinacional que no pasan de ser empleados de lujo y viven consumiendo con ídem, miembros de la clase media-alta superurbana que casi trabajan de opinadores, famosos intelectuales de alquiler y nada más.

Igual no es tan fácil saber con total certeza quienes forman parte del “Circulo rojo”, del “Circulo Negro” o de qué cuernos. Entonces, luego de una investigación que casi pone  en riesgo nuestro pellejo, pudimos dar con el paradero de uno de estos truchos conspiradores enemigos de la patria, y lo entrevistamos de prepo. Está radicado en Mendoza, maneja los hilos de una sórdida organización internacional dedicada a monopolizar la provisión de cera de lustrar los vasos de pochoclo para multicines y las tramperas contra ratones de esas a las que hay que ponerles un pedacito de queso. Hablamos con él en un lugar ultrasecreto y reservando su identidad. No fue fácil. Agradezcan.

NOSOTROS: Hola che. Nos dijeron que vos tenés la franquicia del “Circulo rojo” para Cuyo... ¿Es verdad?

EL TRUCHO: Ponele. No es el mejor curro que he tenido, pero tampoco me quejo. Hay que diversificar el boliche, porque con esta inflación no hay quien viva. La calle está dura, como dijo Alberto Olmedo.

NOSOTROS: Y decime; ¿Cuales son los requisitos para integrar ese famoso círculo?

EL TRUCHO: Hay que tener la vaca atada de alguna manera. Además es indispensable que ELLA y/o sus acólitos políticos se garquen en vos al menos dos veces por mes, que  los medios K te atribuyan intenciones “destituyentes” mínimo un par de veces  al  año, ser invitado a los programas de TN cada tres semanas y tener cuentas no declaradas en paraísos fiscales pero nunca en los mismos bancos que los Kirchneristas. Ojo; si te vemos en los mismos restós que Cristobal o que Amado o que algún otro amante del modelo (o amante de modelos, no me acuerdo bien como era) te quedás afuera y no calificas. Lo nuestro no es joda.

NOSOTROS: No hace falta, porque lo que sí es una joda es el país. ¿Qué más podés decirnos sobre el fucking círculo que no ponga en peligro nuestra integridad?

EL TRUCHO: Que si querés mantener tu cabeza sobre los hombros no preguntes más huevadas.

NOSOTROS: ¡Glup! Perdón, es que la sangre de periodista tira...

EL TRUCHO: Tratá que siga dentro de tus venas. Quiero aprovechar esta oportunidad que me brinda MDZol.com para desmitificar algunas cuestiones de las que se habla demasiado. No somos ninguna organización secreta destinada a dominar el mundo ni nada parecido. A los oficialistas se les pudrió la cabeza de tanto ver los capítulos del Superagente 86. No somo “Kaos” ni ellos son “Control”. Funcionamos como una asociación sin fines de locro...

NOSOTROS: ¿No será sin fines de lucro?

EL TRUCHO: No, porque cuando nos juntamos no hacemos locro, hacemos asados. Y nos ocupamos de tareas benéficas para colaborar con la comunidad a la que tanto le debemos (Y no se lo vamos a pagar nunca) Por ejemplo, este mes organizamos una Feria de platos para recaudar fondos y que los chicos del colegio Best's Wonderfull of Excelence puedan irse en viaje de egresados.

NOSOTROS: Perdón, pero tenemos entendido que ese colegio es lo más caro y exclusivo que hay. ¿Acaso no pueden pagarse un viaje a Bariloche ellos mismos?

EL TRUCHO: ¿Y quien te dijo que van ahí? Los mandamos a las Bahamas en dos vuelos chanter; uno con los pibes y otro con valijas llenas de... bueno, no tengo que explicarte nada. El asunto es que no somos lo que dicen que somos. 

NOSOTROS: De modo que vos nos está pintando a tu sórdida organización como benefactores de algo que no es sus propios bolsillos...

EL TRUCHO: ¡Claro! Somos más buenos que Lassie atada, drogada y borracha. Nos quieren mostrar como lo peor que hay para que el gobierno pueda echarle la culpa de sus pifiadas a otros. Te digo más; no tuvimos nada que ver con el despelote de 2001. Apenas alcanzamos a vaciar 25 bancos. El resto lo hizo Fernando De La Ruina y sus Machinea's boys. Si hubieran llamado antes al amigo Cavallo otro gallo cantaría... bueno, me tengo que ir a ver qué nuevos carpetazos le podemos mandar a los Kristinistas que quedaron en pie después de las PASO. Otro día la seguimos. Bye.

Y se rajó, haciendo explotar una bomba de humo para que no viéramos por donde se iba. Además de cierta sensación de haber sido engañados, nos quedó el regusto extraño de pensar que si así son los conspiradores anticonstitucionales, tenemos más problemas de los que somos capaces de asumir. Lo que se dice, un “Circulo de cuadrados” bien cuadrados es lo que hay en contra del gobierno K... ¿Y del otro lado del mostrador como andamos? Bueno, fíjense ustedes, que a mi me da fiaca. Hasta luego.

Tw: @robertomagno2

Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 14:30
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 14:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho