opinión

Los imberbes que gritan

La confusión atenaza a los gobernadores K. Cambios en la campaña y anuncios políticos y económicos buscan remontar la derrota de las PASO. Daniel Scioli quiere internas pero con Sergio Massa afuera.

Los imberbes que gritan

Por Julio Villalonga (@villalongaj) *

El Gobierno nacional ha entrado en una fase de transición luego de la derrota en las PASO, que provocó algunas reacciones políticas destinadas a recuperar el terreno perdido como los largamente reclamados cambios en el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias (algo concreto) o el anuncio de la saturación con 4.000 gendarmes del Conurbano bonaerense (algo ya recurrente en períodos electorales).

Por debajo de estas noticias tienen lugar otros hechos menos espectaculares pero que reflejan un notorio proceso de confusión dentro de las filas del cristinismo.

En primer lugar, la propia presidente decidió cesar a la agencia del publicista Fernando Braga Menéndez, no está claro aún si porque siguió al pie de la letra las indicaciones que le dio y que la tuvieron a ella como protagonista casi excluyente de la campaña para las primarias. La paradoja está a la vista: ¿acaso habría sido otro el resultado si CFK no se hubiera puesto al hombro la tarea de apoyar a Martín Insaurralde?

Un análisis más fino del resultado de las PASO dejaría ver que la presencia del gobernador bonaerense Daniel Scioli en la campaña impidió que la derrota fuera más contundente. Basta ver los lugares que “caminó” el ex motonauta para comprobar que allí se ganó o se perdió por poco, nunca por paliza.

Lo que profundiza la confusión en el kirchnerismo de paladar negro es que Cristina ve errores en todos los demás, nunca en ella o en su círculo íntimo. Lo que impide un benigno ejercicio de revisión. Cualquiera que plantee algo semejante es considerado lisa y llanamente un traidor.

Tres de los gobernadores K que viajan seguido a Buenos Aires (todos estuvieron en el encuentro de Gestar que se desarrolló en Corrientes) se quejaron frente a este columnista por los airados reclamos de la presidente. “Es cierto que algunos gobernadores no hicieron campaña, prácticamente, y que eso se vio en el resultado en sus provincias. Pero otros trabajamos mucho y, a pesar de eso, nos barrió la ola antik. Hay muchos ejemplos”, se lamentó un mandatario provincial muy cercano a Cristina. “Y encima –agrega– escuchamos a Scioli, que dice que la inseguridad es un tema real, o a Martín (Insaurralde), que habla de inflación, y nadie nos dice si es una nueva estrategia o cuál sería el discurso. Y así es muy difícil ayudar”, completó.

Sergio Urribarri, el gobernador entrerriano, creyó ver que la reunión en la provincia vecina, que reunió a todos los mandatarios cercanos al oficialismo, fue armada como el primer acto político de una renacida “liga” destinada a ungir a Scioli como el candidato para el poskirchnerismo.

Urribarri se considera a sí mismo un legítimo heredero de Cristina, mucho más que el gobernador bonaerense.

Aquí es posible ver algo de lo que vendrá. Scioli es un gobernador de Buenos Aires atípico. Sin aparato propio, a esta altura no se puede decir que sea representante de los “barones del Conurbano”. Por falta de cohesión y miras muy modestas (casi, diríamos, sólo comerciales), los intendentes nunca han podido enfrentar con éxito a la “Liga”, la que prácticamente fue desactivada desde la llegada de los Kirchner al poder, hace una década, para cortar la intermediación entre los jefes comunales y el Ejecutivo nacional, tarea que cada vez con más frecuencia y billetes lleva adelante al ministro Julio de Vido a falta de alguien más eficiente en el actual elenco gobernante.

Es decir, los gobernadores no pondrían demasiada oposición en acompañar a Scioli en una interna peronista porque lo consideran casi uno de ellos. En particular si su contendiente terminara siendo Sergio Massa, quien por su parte aspira a convertirse en un “primus inter pares” de los intendentes bonaerenses.

La derrota en Catamarca le dolió especialmente a la presidente. Lucía Corpacci se impuso en las elecciones a gobernador, entonces, por la “ola Cristina”, y la primera mandataria la consideraba políticamente una completa obra suya. Sin embargo, desde principios de agosto, Lucía no logra comunicarse con la presidente, lo que en buena medida se debe a los problemas de gestión que arrastra, en gran parte debidos a que su esposo, Ángel Mercado, su ministro de la Producción, se ha convertido en el hombre fuerte del gobierno. La derrota en las PASO fue lapidaria pero Cristina la veía venir.

Jujuy es otra cosa. El gobernador Eduardo Fellner es un incondicional de la jefa de Estado y hasta el día de la elección imaginaba una buena performance. Lo que creía un apretado triunfo se convirtió el 11 de agosto en una clara caída. También padeció el enojo de Cristina.

Para colmo de males, la presidente no acepta las críticas dirigidas a sus retoños políticos. Si padece un síndrome, no es el Hurbis, sino el de quienes se enamoran de lo que producen. El “caso LAN” expresa este problema: pocos se animaron, pero quienes lo hicieron recibieron una respuesta parecida de la mandataria cuando advirtieron que el Gobierno se metía en un embrollo de proporciones. El embajador en Chile, Ginés González García, no fue el único al que Mariano Recalde corrió por presunto “lobby” a favor de la empresa chilena. El titular de Aerolíneas Argentinas goza aún del apoyo de Máximo Kirchner, lo que le da un “bill” de indemnidad. Y lo mismo ocurre con otros dirigentes neocamporistas.

Por esto, Cristina no está dispuesta a admitir que su opción por los jóvenes “que no están contaminados” por los viejos vicios de la dirigencia política, según su visión, fue un error. Al menos por el protagonismo que les dio, si no por la opción misma.

Esta nueva “juventud maravillosa” estuvo a punto de volcar “el proyecto”, pero la sangría viene de antes. Y ellos no son los culpables de su impericia.

* Director de gacetamercantil.com

Opiniones (1)
20 de noviembre de 2017 | 19:04
2
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 19:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. MUY INTERESANTE LA NOTA, SE LE PUEDE REMITIR COPIA AL SR. PADILLA POR FAVOR.-
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia