opinión

¿Una izquierda con propuestas de derecha? II

El debate entre el oficialismo y el Frente de Izquierda continúa. Ahora, una respuesta a Pablo Anino.

¿Una izquierda con propuestas de derecha? II

Con fecha 27/8 Pablo Anino contestó una nota mía del 21/8. Según parece, sería una respuesta en nombre del Frente de Izquierda y los Trabajadores.

Anino realiza una serie de consideraciones sobre el kirchnerismo que son ampliamente conocidas por los lectores. Cada una de esas consideraciones es parte de los dardos envenenados que condicionan el debate público. Para cada una es posible una refutación o una contextualización. Tomemos una, dice Anino que en el gobierno se está “pactando la entrega petrolera con la yanqui Chevron”; una aseveración falaz que no da cuenta de la recuperación de YPF. Es decir el FIT estuvo en contra de la nacionalización de YPF (o por lo menos no la apoyó) y ahora está en contra de los acuerdos con privados. Discutir la política energética y petrolera remite a sustanciales debates a lo largo de buena parte de la historia argentina. Está muy bien sospechar de Chevron, se puede plantear lo que se quiera al respecto y en muchos aspectos probablemente coincidamos, pero si Anino debate lealmente debe decir cómo va a sacar el petróleo. Y si no va a sacar el petróleo debe dar la discusión de qué país construimos sin sacar el petróleo y qué consecuencia nos trae. Por otro lado, ¿será sólo cuestión de “fijar posición”? ¿No será necesario considerar la resistencia de la realidad a nuestros deseos? ¿No será necesario considerar qué pasa en el resto del mundo? ¿No será necesario considerar la correlación de fuerzas?

Quiero reprochar al Sr. Anino sus ataques personales que no hacen a la discusión. Menciona como agravio, que trabajé en el Instituto Provincial de Juegos y Casinos y que ello me inhabilitaría para opinar sobre el sistema tributario.  Efectivamente trabajé allí durante un año como funcionario político, conocí compañeros muy valiosos, y creo que sí, que  hay un problema en el tema del juego y hay que discutirlo. Por lo pronto, mi tarea tuvo que ver con aportar a la administración de una repartición pública, no con definir si se abren o no salas de juego. No creo que ello me descalifique para hablar sobre impuestos.

La otra imputación que me hace Anino es que soy un político profesional y que pertenezco a la “clase política”. No lo soy en el sentido en que él lo plantea. Es muy difícil discutir a las chicanas y dogmas que ordenan o desordenan los conceptos del Sr. Anino, pero realmente el asunto de la “profesionalización” de la política es un buen motivo de reflexión. Robert Michels a principios del S. XX formuló la llamada “ley de hierro de la oligarquía”, esto es, en los partidos, aún en los partidos de izquierda, que proponían una democracia radical, resultaba que los candidatos eran siempre los mismos. ¿Cuántas veces fue candidato Altamira? ¿Cuántas Pitrola? Incluso, ¿cuántas Del Caño? ¿No es esto profesionalización de la política?

Probablemente no podría ser de otro modo, formar un cuadro político, hacerlo conocer requiere tiempo y esfuerzo.

Quiero alegar también que lo que Anino menciona como imputación, mi militancia, así como me ha permitido ocupar algunos cargos temporalmente breves, también me ha implicado renuncias personales, sacrificios, períodos de desempleo y no me ha granjeado ninguna riqueza que me permita “vivir de arriba”. No soy “profesional” en ese sentido, si es lo que quiere decir Anino. Me llama la atención que este hombre use parecidas calificaciones que algunos calumniadores profesionales que suelen dejarme saludos en cada nota que escribo.

Si Anino se allanara a discutir con argumentos observaría que el problema de la profesionalización es un asunto también (y más) de las fuerzas de izquierda.

La tesis central de mi nota era que las propuestas que el FIT enarbola, en particular dos, elevar el piso del impuesto a las ganancias y jubilaciones del 82% no son propuestas igualitarias. Si entendemos que la nota distintiva de la izquierda es la búsqueda de la igualdad, esas propuestas no son de izquierda.

Reafirmo plenamente esta tesis que no creo para nada refutada.

No opiné sobre la viabilidad de las propuestas ni si era ese Frente el que pudiera implementarlas. Tampoco lo haré ahora.

Luego de esa primera polémica la presidenta decidió aumentar el mínimo no imponible en ganancias, por lo que supongo que el contradictor habrá salido a festejar la buena nueva.  

La reforma integral del sistema impositivo sigue siendo una tarea pendiente. “En el Frente de Izquierda no exigimos subir el mínimo no imponible, sino que planteamos la anulación del impuesto al salario” dice Anino. ¿Abarcará eso a salarios de 30, 40, 50.000 pesos? No parece muy equitativo. Es aún menos ecuánime que subir el piso del impuesto.

Sostuve en la nota del 21/8 que “un planteo igualitarista supone responder aquella pregunta originaria (cómo atender a los mayores sin ingresos- C.A.) desde una perspectiva social, no laboral. Desde una perspectiva ciudadana y no individualista.

Tanto para los impuestos cuanto para las jubilaciones mi postura es que el Estado debe tender activamente a la igualdad en lo que hace y lo que regula; para la desigualdad ya está el mercado. Por eso el principio de progresividad tributaria requiere que quien más gana más (porcentualmente) paga. Y por eso atar el monto de la jubilación al ingreso que se recibía estando en actividad es propugnar una intervención estatal que reproduce la desigualdad del mercado.

Si para el Frente de Izquierda lo que hace el kirchnerismo es una farsa, sería buenísimo que convencieran a los factores de poder de afuera y de adentro, porque ellos lo atacan como si fuera en serio. Y atacan al gobierno nacional, no al Frente de Izquierda.

Opiniones (1)
18 de diciembre de 2017 | 06:08
2
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 06:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. un salario de $50000 es= a U$S 5500. Bastante parecido sino menos a lo se gana en la industria pertolera en el sur de nuestro pais (si vives allí). Y lo hablo con total fundamento ( y por muchísimo menos plata), cosa que vos no podes decir. O sea que no estás hablando de "otra argentina", ellos también se lo ganan rompiendose el o..., porque hay que estar con -20 C° y afuera, en medio de la nieve y el viento realizando tareas para que vos prendás la hornalla y podas calentar la pava.... ¿¿¿¿¿y vos crees que tienen que pagar un impuesto por romperse el culo en el orto de nuestro país?????? Y sí, tienes razón, yo también veo a Altamira y a otros (Del Caño - a quien no conozco también) figurar en distintas confrontaciones políticas, pero no tienen ningun cargo (y cobrado... y como has cobrado) como vos has obtenido (tus palabras, no las mías) solo por ser amigo, porque idóneo ni en pedo.... en una palabra: callate la boca. No tenés altura ideológica ni moral para pronunciar palabra
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho