opinión

El silencio de los ciudadanos – La respuesta

El ciudadano reclama “paz y sabiduría” de los políticos. Nada más sencillo que eso.

El silencio de los ciudadanos – La respuesta

Días atrás escribí sobre las distintas situaciones que vivíamos los argentinos a diario y terminaba diciendo: “Amigos, esto es nuestra vida diaria, la vida que nos toca vivir, pero no la vida que deseamos o merecemos vivir.”

“Por eso, alguna vez tendremos que levantar nuestras cabezas para que nuestras voces sean escuchadas, tendremos que salir a reclamar, tendremos que salir a pedir, o… quedarnos sufriendo en esta sociedad enferma y acostumbrarnos a vivir como se pueda”

Y la “RESPUESTA”  llegó el pasado 11 de agosto. El pueblo habló, se expresó en las urnas, salió a las calles masivamente a reclamar, a pedir. No necesitó ir a ningún acto programado de reclamos, esos que masivamente se hacen en Argentina. Cada ciudadano se movilizó sólo o en familia, en silencio y en paz.

Y su grito fue contundente. La gran mayoría dijo basta… Basta de propuestas que nunca se cumplen, basta de escuchar a los que “se las bancan”, a los que piden ayuda para “meterlos presos”, a los que llevaron en campaña “figuras nacionales” que no decían nada, a los que una vez fueron un importante partido provincial y ahora estás divididos en tres y cada uno con distintas propuestas.

También dijo basta a esas campañas donde se gastaron fortunas que no se sabe de donde salieron, para explicar sus ideas.

Además, el ciudadano fue capaz de decirle basta a los gobernantes de turno.

Un gran amigo, con mucha experiencia en visiones políticas, me dijo una vez: “Dante… EL PUEBLO ES SOBERANO, HAY QUE RESPETAR SU VOTO, HAY QUE ESCUCHARLO”.

Se escucharon muchas justificaciones, tanto de los perdedores como de los ganadores. Unos decían que había voto “bronca”, otros se culpaban, otros de abrazaban. Hubo muchas reuniones en el interior de cada partido político. Se dieron explicaciones que sólo ellos las entendían. Algunos dicen que sólo fue un traspié y que el ciudadano leyó mal el mensaje, o que lo leyó bien y por eso nos votaron.

Explicaciones de todos los tonos y colores, como si los ciudadanos fuéramos prisioneros del intelecto comunicacional que propone cada partido. Como si de ello dependiera nuestro voto.

Es el momento en que los políticos entiendan que el ciudadano no entiende de derecha ni de izquierda, menos de centroderecha ni de centroizquierda, ni qué hablar de centro, ahí la confusión es peor.

El ciudadano reclama “paz y sabiduría” de los políticos. Nada más sencillo que eso.

En los próximos días, otra vez nuestra vista y nuestros oídos se verán inundados de propuestas y promesas de los candidatos. Aparecerán nuevamente los mejores politólogos opinando sobre los candidatos. Unos a favor de tal y otros en contra. Nuestras ciudades serán pobladas con carteles de todos colores y tamaños. Gigantografías y extensos videos explicativos.

El 27 de octubre próximo serán las elecciones definitivas. Elegiremos diputados nacionales, es decir, a quienes nos representarán en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, y serán los que con su voto determinarán el destino de nuestro país; senadores y diputados provinciales, quienes nos van a representar en la Legislatura provincial, en este caso para definir los destinos de nuestra provincia, y concejales que nos representarán en los Honorables Concejos Deliberantes en cada municipio, acompañando o no, la gestión de sus intendentes.

El 11 de agosto pasado fue “LA RESPUESTA” a la nota “EL SILENCIO DE LOS CIUDADANOS”, y estoy cada más seguro de que el pueblo va a salir nuevamente a decir con su VOTO lo que necesitan vivir en paz.

NADA MÁS SENCILLO QUE ESO…

Opiniones (1)
16 de diciembre de 2017 | 14:01
2
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 14:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. QUE PENA. PORQUE "EL PUEBLO " ADEMAS DE SOLICITAR, PAZ Y SABIDURIA, SE OLVIDO EL AUTOR DE LA NOTA EN MENCIONAR, QUE TODOS PEDIMOS HONESTIDAD Y TRABAJO A LOS POLITICOS.-
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho