opinión

La izquierda y los movimientos populares: ¿una contradicción?

Cualquier país que intente recrear formas nacionales de producción será satanizado en términos ideológicos.

La izquierda y los movimientos populares: ¿una contradicción?

Visto el exitoso resultado electoral del Frente de Izquierda en la provincia y la proliferación de notas y artículos en los medios sobre el mismo, creo que el tema merece una reflexión de índole teórica sin caer en chicanas ni adjetivaciones personales. En hora buena que miles de mendocinos ya no se sonrojan con el término “izquierda”.

No hace mucho tiempo, por prejuicio o por macartismo, y en no pocos casos por oportunismo, el término era denostado y estigmatizado. Hubo demasiadas confusiones por una clasificación que nació en la Francia de la Revolución en 1789, por las posiciones que ocupaban los jacobinos en la asamblea nacional. Primero los socialistas y anarquistas, más luego se la apropiaron los comunistas desde el partido; para difuminarse en etiquetas electorales que recorrieron el marxismo, leninismo, trotskismo y maoísmo. Sin embargo, pocos reparan en “el carácter” que asume la izquierda en el contexto de cada nación en particular.

Hay que decirlo y aclararlo: el capitalismo es un modo de producción a escala global que se traduce (complejamente) en cada formación social (en cada país) por tanto, hay naciones donde la burguesía (propietaria de los medios de producción) asume un carácter nacional y proteccionista; y otros donde aquella se "compradoriza" (al decir del teórico egipcio Samir Amín) y extrae su “plus valor” para transferir excedentes al exterior en alianza con empresas multinacionales y estados que protegen hacia dentro y pregonan apertura hacia afuera.

En síntesis: los países centrales tienen burguesías nacionales y los periféricos antinacionales.


Por tanto, no es la misma burguesía la de Francia a la de México, ni la de Inglaterra a la de Ecuador. Es más, en la historia del capitalismo occidental hubo países donde el desarrollo de sus fuerzas productivas llevó a la conformación de burguesías nacionales fuertes y en otros, debido al carácter desigual del mismo en el mundo, aquellas, no llegaron siquiera a desarrollarse. Dominó en ellos un capitalismo agrario semi industrial o artesanal. Y en varios países, el rol de la burguesía nacional lo ocuparon los ejércitos nacionales (Argentina en los 40, Brasil, Egipto, entre otros) a través del Estado desarrollando políticas nacionales y populares en base a movimientos políticos pendulares ideológicamente.

En los países denominados “tercermundistas”, las burguesías nunca fueron nacionales en sentido estricto, por tanto, el patrón de acumulación económico se engarzó a los intereses trasnacionales, con lo cual (excepto Brasil, en parte México y en la década de los 40, 50 y 60 en Argentina) aquellos desarrollaron precarísimas industrias locales, abriéndose al mundo como reza el neoliberalismo en estos pagos.

Nunca deberíamos descuidar esa tesis que plantea que “el capitalismo en el mundo no es pa’ cualquiera”, es decir, su condición, su naturaleza desigual que zonifica el mundo en capitalismos avanzados y atrasados, no es más que su condición de posibilidad. Surgió de empresas coloniales y luego se expandió en términos imperiales.

Por tanto, cualquier país que intente recrear formas nacionales de producción, enfrentando imposiciones de organismos internacionales, naciones poderosas o recetas que auguran “modernización de la economía”, siempre será satanizado en términos ideológicos y boicoteado en términos político-económicos.

En fin, volvemos al inicio de la nota, luego del rodeo. Ser de izquierda en países como Argentina, no implica mecánicamente asumir la posición de un partido de izquierda de Inglaterra o Alemania. El internacionalismo de las izquierdas comete el error de homologar las situaciones de clase en el mundo y desconocer las tradiciones de resistencia nacional propias a las características culturales y políticas de cada país.

Aquí, como en cualquier país africano, “ser de izquierda” implica fundir las banderas de la soberanía política, independencia económica y la justicia social. Y en el plano internacional aliarse a los países de la misma condición, en nuestro caso Latinoamérica toda. La UNASUR es un claro ejemplo de contrapeso al poder hegemónico de EEUU y Europa en el mundo.


La salida correcta implicaría entonces embanderarse tras movimientos nacionales o frentes populares “con pueblo”, y no con consignas internacionalistas que un tipo de Mataderos, de Las Heras o de Rosario, nunca tomarán como propias.

Para ser de izquierda a veces no hace falta ni decirlo, sino tomar posiciones de acuerdo a nuestra historia y experiencia política. De hecho, ninguna revolución popular en América Latina la llevó adelante un partido de izquierda.

Opiniones (8)
16 de diciembre de 2017 | 16:15
9
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 16:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Este es un momento bello y lujoso momento para debatir. Lo que Propone Padilla, me parece, es abrir el abanico ideológico para izar banderas hacia una ARGENTINA mejor. Es facil pegar desde el anonimato. Es facil pasar por el gran baden que divide el barrio San Martin para ingresar al Barrio Soberania....es el camino que hace un pequebu para cortar camino e ir a la Facu de Ciencias Políticas y Sociales. LO digo yo, que hago eso. Pero también propongo. Libertad, Igualdad y fraternidad fueron las consignas de la Revolución Francesa. A grandes rasgo, casi siempre se estudió y se llevo a la praxis, las dos primeras...Que paso con la fraternidad? y no hablo del termino masón, sino de aquel que hermana con el que menos tiene. Se puede teorizar sobre la fraternidad? Yo digo que Si. Hay estudios y sobre todo acciones tendientes hacia ese rumbo....pero se necesitan de los otro componentes....igualdad y libertad. La clave, utilizar las tres juntas.Una triada en constante movimiento, tesis, antítesis, sintesis y volver a empezar. Para ello se necesita no de liderazgos unipersonales, sino de posturas consensuadas, alimentadas por el disenso.
    8
  2. Estimado FueraBicho, esta vez tenemos algo común, más lo inquieto con un detalle que viene a la cosa peronista, y son los radicales(que desde Irigoyen, es lo que menos tienen -Pinti dixit): en el '30, quienes más buscaron sacar al "Peludo", fueron los mismos radicales (alvearistas por supus - ya lo habían hecho en el '18 cuando eligieron a Alvear para presidente, que vivía en Europa - una persona como uno...¿viste?... como Cobos...). El futuro "general" era un teniente que participaba de "lo que se mueve se saluda, lo que está quieto se pinta", ayudo en esto, a las órdenes de "Von Pepe". Evidentemente luego aprendió y bastante con el facismo y el nazismo como para apropiarse de banderas que había enarbolado Irigoyen, denostado por sus propios ¿compañeros? y otras tantas que eran común en el mundo de la posguerra... a eso le llamó "izquierda". Cuando recordaba su pasado, volvìa a èl y a esto, graciosamente le llamó "movimiento pendular".... solo del lado derecho por supuesto Padilla... (pero tienes razón en algo: ser de izquierda no es seguir ciegamente los dictados de ninguna "Internacional" si no esta llevado a la idiosincracia, geografìa, historia de cada pueblo - pero esto no es ser peronista como tratas de hacerlo ver)
    7
  3. Viste Padilla lo difícil que se hace cuando no quieren entender, no quieren aprender y no quieren discutir. Por eso no pueden gobernar más de 2 o 3 años, porque no entienden de qué se trata el mundo y piensan que su ombligo lo es todo. Para colmo se piensan que con las ideas que tienen podrán gobernar más de 2 meses. Cuando el país les estalle a la segunda medida neoliberal que implementen, le echan la culpa al peronismo y se van a su casa a seguir creyendo que tienen razón. Así son y seguirán siéndolo. Nada mejor que ganen ahora y en el 2015, ya que con las ideas que andan tirando al voleo, en el 2016 la gente solita va a pedir por favor que vuelva Cristina.
    6
  4. ...masticando la bronca de manual...jajajjajaj
    5
  5. Y si el grupo K con todo su poder de "clientelismo" creado durante 10 años mas el uso actual de la estructura del estado solo sacó el 26% y segundo puesto cómodo, no parece loco pensar que hay mas gente de izquierda que no pudo expresarse por estar atada a una extorsión de puntero no?
    4
  6. Hoy cabe más hablar desde la sensatez que desde las posturas de uno u otro lado. Es lo que acaba de hacer la sociedad nacional en las PASO.
    3
  7. Padilla, tu rumbo es construirte un mundo propio, tuyo, exclusivo, donde podás negar o apoyar todo lo que se te ocurra desde una columna , que no está realmente dirigida a que la lean, sino a ejercitar tu ego "sociológico". Cuando la realidad te obliga a comentarla, buscás tantos caminos intrincados para explicar lo que explicás que al final no explicás nada. La primera revolución argentina con sentido social la protagonizó te guste o no el radicalismo. Ese radicalismo al que tu entonces militar ampliamente fascista ayudó en 1930 a derrocar. Cuando vino el fraude institucional (tan parecido al de hoy), ayudó en otro golpe y luego a un golpe dentro del golpe, siempre por DERECHA como lo fue siempre Juan Domingo. Cuando otro golpe tan de derecha como EL LO BAJÓ, se refugió siempre con dictadores de amplia derecha, que la izquierda la usaban solo para caminar (Stroesner, Trujillo, Franco). El día que creyó poder usar en su provecho la izquierda, terminó haciendo mierda este país al echarlos de la Plaza y provocar lo mas sangriento de la historia. Hoy esas izquierdas se dividen en idealistas hasta el momento de ejercer el poder como el chico del Caño, y otras que en realidad nunca lo fueron, todos disfrutan de la condición de haber sido perseguidos en algún momento como condición sin ecuanom, y aprovechan sus oportunidades de llenarse, en Techos Compartidos, en las Seychelles, en el Calafate, en Futbol para locales o para socios o para neutrales, en el congreso y se confunden tanto que consiguieron que por fin el pueblo se harte de tanta mentira usada en beneficio propio. Y te aviso que en Argentina puede haber burguesía nacional tan digna como la de Canadá o Vietnam o EEUU, lo que hay terminar es con el afano.
    2
  8. Padisha, asi que las banderas de soberanía política, independencia económica y la justicia social son banderas de izquierda ? que raro,..... yo siempre pense que eran peronistas.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho