opinión

Las operaciones de “contado con liquidación” y los sumarios penales cambiarios del BCRA

El "contado con liqui”, considerado ilícito por algunos jueces bajo determinadas circunstancias.

Las operaciones de “contado con liquidación” y los sumarios penales cambiarios del BCRA

Por Marcela Ruiz Díaz*

Tras la grave crisis financiera que azotó al país en 2001 y del restablecimiento de controles cambiarios por parte del Estado, los operadores del mercado han tratado de sortear las normas de restricción diseñando operaciones que les permitiesen hacerse de dólares.

Entre ellas, la operación de “contado con liquidación” –en el lenguaje financiero “contado con liqui” o “ blue chip swap” parece haberse convertido en la transacción “estrella” que lograría vencer los obstáculos legales y así obtener la moneda estadounidense (técnicamente fondos de libre disponibilidad) sin pasar por el MULC (Mercado Único y Libre de Cambios).

Sin embargo y apelando a un criterio profesional prudente, cabe advertir que pese a su utilización extendida en el mercado -sobre todo por los grandes operadores- y la “buena prensa” recibida por algunos periódicos especializados, no puede considerarse esta transacción como absolutamente exenta de reproches en cuanto a su licitud ni portadora de un “bill de indemnidad”. Si bien existen opiniones dispares en la materia por parte de la jurisprudencia y la doctrina debe tenerse presente que “el contado con liqui” ha sido considerado ilícito por algunos jueces bajo determinadas circunstancias y el Banco Central de la República Argentina ha cuestionado su conformidad con la conducta debida en torno a la ley 19.359 de Régimen Penal Cambiario.

El “contado con liqui”, básicamente, consiste en el siguiente esquema: 1) un residente local compra bonos en dólares estadounidenses, contra pesos en el Mercado de Valores a través de su agente de bolsa; 2) tales títulos son acreditados en una cuenta o subcuenta de una sociedad de bolsa autorizada del exterior mediante un depositario o agente de los bonos en el exterior (Vbg. Euroclear, DTC); 3) la sociedad de bolsa del exterior vende los títulos contra dólares billete en el exterior y los dólares son transferidos a una cuenta bancaria de titularidad del beneficiario en el exterior. El tipo de cambio del “contado con liqui” ha oscilado conforme la cotización del dólar “blue” o “marginal”, registrándose mayores valores en proporción a las mayores restricciones dictadas para la compra de la moneda estadounidense.

En los primeros años de vigencia, este tipo de operaciones contaba con un plazo de liquidación prácticamente simultáneo a la adquisición de los títulos. Quien había adquirido los títulos con pesos, podía obtener acreditados los dólares estadounidenses sin pasar por el MULC en un brevísimo lapso de tiempo. Posteriormente, el plazo fue extendiéndose por la autoridad de aplicación; el Banco Central mediante la Comunicación A 4864 del 31/11/08 estableció un plazo mínimo de 72 horas hábiles para la tenencia de los títulos. La Comisión Nacional de Valores hizo lo propio a través de la Resolución General 543/2008.

Sin embargo, ante la creciente fuga de dólares registrada en el país, y como un método para desalentar su utilización, el BCRA fue aumentando a través de diversas Comunicaciones el plazo mínimo de permanencia de los títulos en la cuenta del comprador, quitándoles de este modo la liquidez casi inmediata de la que gozaban hasta entonces. Según datos de la CNV en junio pasado se negociaron unos u$s127 millones en “contado con liqui” en el Merval, y aproximadamente unos u$s6 millones en el MAE. En la actualidad, el Gobierno estudia medidas tendientes a ampliar nuevamente dicho plazo, a fin que los recursos ociosos se encausen más a la adquisición de los títulos creados por la ley 26.860 de blanqueo (CEDIN- BAADE) que a este tipo de operaciones.

Algunos jueces y sectores de la doctrina han considerado que en los hechos el denominado “ contado con liqui” o “dólar bono” no sería contrario a las disposiciones que integran el régimen penal cambiario, en tanto no se trata de una operación de canje de una moneda por otra, sino una transacción bursátil de compra y venta de títulos. Al no existir tipicidad y por imperio del principio de legalidad consagrado por el artículo 18 de la Constitución Nacional, no existiría delito cambiario. Por el contrario, la misma operación fue duramente cuestionada en cuanto su licitud y genuinidad por la Justicia en lo Penal Económico, la cual impuso una cuantiosa multa a un importante banco extranjero con operaciones en el país. En tal caso, se valoró que ateniéndose a la realidad económica subyacente al negocio, la transacción podía ser considerada como un mero instrumento para hacerse de moneda estadounidense eludiendo los controles cambiarios. Si bien en segunda instancia el fallo fue anulado, debe advertirse que sólo lo fue por cuestiones procesales, ordenándose la reanudación del trámite de la causa en orden a dictar una nueva sentencia. Hasta el momento no se conoce este nuevo pronunciamiento de la justicia.

Por otra parte, cabe prevenir que el “contado con liqui” no ha sido considerado inocuo por la autoridad de aplicación en materia cambiaria (BCRA), dado que ateniéndose a la realidad económica y a los efectos prácticos de la operatoria permite a un residente argentino que cuenta con pesos en el país obtener dólares en el exterior, sin cursar la operación a través del MULC (Mercado Único y Libre de Cambios). Esto ha motivado la instrucción de sumarios penales cambiarios por elevados montos contra algunas entidades financieras, agentes de bolsa y particulares que hubiesen intervenido en este tipo de operatoria. Asimismo, a través de sucesivas Comunicaciones - incluso de tipo informativo - el BCRA expresamente manifestó ciertos reparos a la realización de éstas. La semana pasada se solicitó en forma expresa a las bolsas del país y agentes abstenerse de realizar operaciones de este tipo o bien reducirlas al mínimo posible.

La advertencia no es menor, dado que vale recordar que en el hipotético caso en que por sus características la operación de “contado con liqui” fuera cuestionada por el BCRA, y en consecuencia estimara que existe en el caso concreto una infracción al Régimen Penal Cambiario, los sujetos involucrados podrían verse alcanzados por medidas cautelares tomadas por el organismo en el marco de un sumario por infracción a la ley penal cambiaria y luego sancionados por la justicia penal con importantes sanciones pecuniarias (multa de hasta diez veces el monto operación en infracción la primera vez). Estas sanciones condenan solidariamente tanto a las personas físicas como jurídicas y a directores, síndicos y consejo de vigilancia de las mismas, haciéndose efectivas incluso sobre sus patrimonios personales.

*Abogada. Miembro del Comité de Bancos de la República Argentina. Asesora en Régimen Penal Cambiario

Opiniones (1)
17 de diciembre de 2017 | 00:38
2
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 00:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. El gobernador insiste con reformar la Constitucion. En dos oportunidades la ciudadanía dijo NO. Nos esta empujando a salir a la calle con algo mas que banderas y pancartas. PACO, dedícate a cumplir la constitución porque ahí esta el secreto del progreso y bienestar del pueblo. 8 DE AGOSTO, TODOS A LA CALLE a decir BASTA.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho