opinión

Cory Monteith y el final de un loser

Finn Hudson, uno de los ídolos de Glee, murió de sobredosis. Un triste final para una vida que tenía todo.

El sábado 13 de julio el mundo se sacudía con la noticia de la muerte de Cory Monteith, una de las estrellas de la serie de televisión Glee, aclamada y seguida por millones de personas.

Este martes pasado se conoció que su muerte fue por una mezcla mortal de heroína y alcohol.

No es fácil entender como un chico de 31 años con el éxito asegurado y el mundo a sus pies termina muerto en una habitación de hotel.

He visto varios capítulos de Glee. Creo que le viene muy bien a nuestros chicos. Allí, los perdedores son los exitosos. Los que se sienten discriminados, los que sufren persecuciones, los que sufren bullyng son los que mejor se sienten con la serie, porque vemos que estos problemas se sufren en todo el mundo y los sufre todo el mundo. Y la música y el baile son los elementos para enfrentar esa realidad. El arte mantiene vivo el corazón y envalentona a las masas.

Allí, Cory era un ídolo.

Finn era el chico popular, todos le tenían envidia, era el mariscal de campo del equipo de fútbol americano, su novia era la más linda del colegio, y… simplemente todos querían ser él. Pero un día, después de un entrenamiento, se puso a cantar en la ducha, el profesor Schuester lo escucha y lo “amenaza” diciéndole que si él no se une al Glee Club le dirá a los directivos que encontró droga en su casillero. Finn decide por unirse al club de los perdedores, sus amigos se sienten traicionados ya que el gran Finn Hudson se reúne a cantar con 4 losers del colegio. Sin embargo Finn nunca deja el club. De ahí en más pierde todo el “respeto” que se le tenía y a sus amigos, pero nadie lo detiene a seguir su sueño.

¿Quién era para los televidentes?

Finn era la muestra clara de que no importa en qué grupo social estés para hacer lo que te gusta, o no importa como sos físicamente, solo importa tener el valor y las ganas de decirse a sí mismo “lo voy a hacer”, y también nos enseñó que si tus amigos no te apoyan en tus decisiones, no son verdaderos amigos.

Finn nos demuestra que no importan los comentarios de los que te juzgan, ellos no te conocen, y tampoco tienen intenciones de hacerlo; se guían por rumores y lo único que quieren es verte caer. Todos somos losers y tendríamos que estar orgullosos de serlos.

“¿No lo entiendes, hombre? Todos somos perdedores. ¡Todos en esta escuela!... No tengo miedo de ser llamado un perdedor porque puedo aceptar que es lo que soy. Pero tengo miedo de darle la espalda a algo que realmente me hizo feliz por primera vez en mi vida”. Finn Hudson – 1x01 Piloto

La muerte de Cory Monteith

Como fan todavía no puedo creerlo, ¡era nuestro Finn Hudson! El chico que cantaba y tocaba la batería, que a veces era un poco tonto en la serie, y que ahora no esté más, es fuerte.

El año pasado habló por primera vez sobre las drogas. Las consumía desde los 13 años. No lo podía creer… esa persona con cara de inocente y tan simpático consumía una sustancia que era mortal. En marzo, todos recibimos la noticia de que Cory se internó voluntariamente en un centro de rehabilitación para dejar esta adicción, todos lo apoyaron desde las fans hasta su novia Lea Michele. En abril salió de rehabilitación y todo iba bien. En Glee su personaje era de mucha importancia, se iba a casar y era como si nada hubiera pasado.

Me enteré de la noticia cuando vi una foto de Cory y Lea. Me pregunté “¿cómo andarán?” ¿Qué habrá pasado en sus vidas? Busqué “Cory Monteith” en Internet, y el resultado me dejó en total shock: había fallecido en un hotel en Vancouver. Inmediatamente empecé a ver muchos videos y fotos recordando a Cory y entendí que de ahora en más Glee no va a ser lo mismo, no solo para mí, también para todos los fans y para los actores.

Ver todas las frases, las fotos, los videos, las declaraciones de los actores, las noticias, todo lo que mostraron en estos últimos días me hizo caer en la realidad de que era cierto, de que Cory Monteith, o para muchos Finn Hudson, había fallecido el 13 de Julio del 2013 por sobredosis de drogas, una adicción que acabó con su vida de loser”.

Al final, Cory Monteith fue un ganador que optó por ser un loser para cumplir con su sueño. Y terminó con su vida como un verdadero perdedor, a pesar de tenerlo todo.

El mundo mira esta situación y en pocos meses más seguramente comenzará la nueva temporada de Glee. Si los guionistas siguen sorprendiendo, tomarán como ejemplo lo que le pasó a Cory para mostrarle al mundo que hay muchos en problemas.

Opiniones (0)
13 de diciembre de 2017 | 10:36
1
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 10:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California