opinión

Facebook, ideología y política

La ideología como espacio de constitución de sujetos no circula de manera ingenua o pura.

Facebook, ideología y política

Hace unos años asistíamos a una explosión en el uso de las redes sociales. Entre las más importantes, Facebook pasó a ganar la partida frente a los blogs que proliferaban entre escritores y artistas. La aparición de la red social Facebook le imprimió tal vez un carácter más confesional a los usuarios que allí se registraban, y el lazo que empezó a establecerse allí asumía un carácter más íntimo: se buscaba amigos que hace años uno no veía o antiguas novias o compañeros del colegio. La ola creció a tal punto que ya no solo cuentan aquellas amistades buscadas para recuperar nostálgicamente un pasado que ya no ha de volver, pero que se reviven en el recuerdo de una foto o una conversación.

Hace un tiempo que se observa otro fenómeno, no menos importante que el anterior pero mucho más ideológico si se me permite la expresión. Cuando hablamos de ideológico no podemos dejar de referirnos a lo que implica todo fenómeno ideológico, esto es, la circulación de ideas, posicionamientos políticos, que se vehiculizan y circulan a través de lo que el teórico francés Louis Althusser llamó “aparatos ideológicos”. En ellos, y a través de ellos –decía el autor- “se realiza la ideología.” No obstante, la ideología como espacio de interpelación y constitución de sujetos, no circula de manera ingenua o pura, es decir, sin contradicciones ni conflictos.

Por el contrario. En todo aparato ideológico se produce también una “lucha de clases” a nivel ideológico. Y por supuesto que el aparato ideológico en cuestión (sindicatos, escuela, iglesia, medios de comunicación) comprende en su interior situaciones de dominación o subordinación, posiciones dominantes y subalternas. Traducido al mundo Facebook esto sería más o menos así: la mayoría hace uso de esta red social para establecer lazos de familiaridad y socialidad con amigos o parientes.

Sin embargo, atravesado todo aparato ideológico por contradicciones internas en sus usos, Facebook hoy no se usa solo para esa idea primigenia. Hoy pueden encontrarse discusiones políticas, difusiones de ideas y archivos de información que en términos gramscianos podríamos definir como “contrahegemónicos”, o “contraculturales”. Toda vez que la conflictividad social y política aumenta en la sociedad, ésta tiende a expresarse, mediada, en los aparatos ideológicos en términos de lucha, de “batallas ideológicas”. Y eso es lo que está ocurriendo en Facebook por estos días. Una herramienta que posiciona a los usuarios en determinada ubicación en el territorio de la ideología y la política.

Opiniones (0)
18 de noviembre de 2017 | 22:55
1
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 22:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia